Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los últimos atentados de Turquía confirman un cambio de estrategia

Aviso de antiterrorismo: el Daesh pone el turismo como su nuevo objetivo

España va a implementar este verano la seguridad en playas, puertos, zonas costeras y lugares de vacaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los servicios de inteligencia antiterrorista van a reforzar este verano la vigilancia sobre los principales enclaves e infraestructuras del sector turístico en España. La razón: el Estado Islámico busca ahora golpear las economías de sus enemigos debilitando una de sus principales fuentes de ingresos, el turismo.

Imagen captada del terrorista que atacó una playa de Susa (Túnez) matando a 38 personas. Imagen captada del terrorista que atacó una playa de Susa (Túnez) matando a 38 personas.

Según ha conocido El Confidencial Digital de fuentes de la lucha antiyihadista, este verano habrá más vigilancia policial en zonas costeras y en lugares de afluencia masiva de turistas, como puertos, aeropuertos, centros comerciales y áreas de ocio.

Estas fuentes confirman que existe una alerta generalizada en los servicios de inteligencia europeos. En ella se detalla que el sector turístico es ahora objetivo prioritario de los activistas que el Daesh tiene por toda Europa.

“Suicidas disfrazados de vendedores ambulantes”

El pasado mes de abril, el Bild alemán publicó un reportaje sobre la detención de un integrante del Estado Islámico en la isla de Mallorca. La repercusión de esa operación en España fue menor que la proyección internacional que tuvo la noticia. Fue entonces cuando comenzó a hablarse de peligro para el turismo en toda Europa.

Según la prensa alemana, investigadores del Bundesnachrichtendienst (BND), los servicios de Inteligencia alemana, tienen constancia de “una advertencia de ataques en las zonas turísticas” en este año 2016.

A su vez, información, conseguida por el servicio secreto italiano, en fuentes de un país africano, asegura incluso que los ataques podrían realizarse mediante “comandos suicidas disfrazados de vendedores ambulantes”.

El turismo, objetivo del Daesh

Esta semana, el Daesh atacó con un comando suicida el aeropuerto internacional Ataturk de Estambul, dejando un balance de 43 muertos y más de un centenar de heridos.

A través de ese aeropuerto entran en Turquía buena parte de los 40 millones de turistas extranjeros que el país registra cada año. El Gobierno turco se ha apresurado a restar importancia al atentado y a asegurar que el país es seguro para los visitantes.

Túnez y Bruselas

El pasado mes de marzo, en plenas vacaciones de Semana Santa, otro aeropuerto fue objetivo de atentado terrorista. El ataque al Bruselas-Zaventem se saldó con 32 víctimas mortales. Y supuso un severo revés económico para el sector turístico.

Justo un año antes,  terroristas del Estado Islámico perpetraron una cadena de ataques contra enclaves turísticos en Túnez: toma de rehenes en el Museo Nacional del Bardo -23 víctimas mortales- en marzo, y un asalto a resorts costeros en Susa en junio –con 38 muertos-.

Pese a los refuerzos de seguridad y vigilancia anunciados posteriormente por el Gobierno tunecino, el sector turístico –el más importante del país- aún no se ha recuperado.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·