Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Orden de ingreso para este miércoles

Condenado a cuatro meses de prisión un agente de la Guardia Civil por una disputa verbal con un sargento

El Supremo confirma la decisión adoptada por el Tribunal Militar Territorial Cuarto. Vea la sentencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un agente de la Guardia Civil ha sido condenado a cuatro meses de prisión por mantener una discusión verbal con su superior. Los hechos ocurrieron el 31 de diciembre de 2006 en el bar de la Sección Fiscal de la Comandancia de la Guardia Civil de Irún, en Gipuzcoa.

Comandancia de la Guardia Civil. Comandancia de la Guardia Civil.

El 12 de julio de 2006, el Tribunal Militar Territorial Cuarto dictó la sentencia, en la que se acusa al agente condenado de ser autor responsable de un delito consumado de insulto a un superior. Este comportamiento contempla penas de prisión según el Codigo Penal Militar, al que están sujetos los miembros de la Guardia Civil.

La sentencia ha sido confirmada por la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo. De esta forma, el agente acusado deberá ingresar en la prisión de Alcalá Meco este miércoles.

Una disputa verbal

Según se recoge en la sentencia del Tribunal Militar, los hechos probados fueron los siguientes: “Sobre las 21:30 horas del día 31 de diciembre de 2006, el Guardia Civil, (nombres ficticios para proteger la identidad) D.Adriano, se encontraba en el interior de la cocina de la Comandancia de Guipozcoa (…)”.

“En ese momento, el Sargento 1º Donato se disponía a entrar en el bar de la Unidad y desde el patio pudo observar al Guardia Adriano en el interior de la cocina. Pocos instantes más tarde, el Sargento 1º Donato requirió al Guardia Antón para que entrase y comunicase al Guardia Adriano que no podía permanecer en esas instalaciones porque no estaba permitido que el personal ajeno a la dependencia estuviese en su interior. El Guardia Antón cumplimentó lo interesado por el Sargento 1º Donato y le comunicó a su compañero Adriano que debía salir de la cocina.”

“Casi inmediatamente, el Guardia Adriano salió de las instalaciones de la cocina, (…) se presentó en el bar de la Unidad (…) donde se encontraba el Sargento 1º Donato y, en un estado alterado y nervioso y en un tono de voz alto, gesticulando con los brazos, profirió la siguiente frase: maricón, no tienes huevos, lo que me tengas que decir me lo dices a la cara, no mandes a nadie”.

Posteriormente, el agente fue trasladado al exterior del bar, mientras era cogido por los brazos por dos compañeros. Al mismo tiempo, le aconsejaban con frases como “tranquilo, tranquilo, no pasa nada” y “anda anda, que es Nochevieja”.

Protestas de la AUGC

La sentencia que condena a este agente ha provocado una fuerte protesta por parte de la AUGC. Consideran que “el Código Penal Militar es un sistema que actúa sobre los Guardias Civiles como un mecanismo represor en su relación laboral respecto a sus mandos, dado que les impide el acceso a una justicia independiente al proceder los dictámenes directamente desde el poder ejecutivo”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··