Martes 22/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

El Gobierno ‘resucita’ el mayor atentado de ETA de la historia, que estaba sin investigar: sembró de goma-2 el tejado del cuartel de San Sebastián donde dormían 450 policías

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pudo haber causado más víctimas que el 11-M o el atentado de Hipercor, en Barcelona. ETA colocó en junio de 1983 un total de 25 kilos de goma-2 en el tejado del Hospital Militar de San Sebastián. Dentro dormían 450 policías, y la explosión podía haber derribado el edificio con todos ellos dentro. A día de hoy ni siquiera existen diligencias policiales.

Lo llaman “el atentado fantasma de ETA”. Tres compañías de la Reserva General (CRG's), lo que hoy en día son los ‘antidisturbios’, llegaron a San Sebastián procedentes de toda España para cubrir la seguridad en varias zonas de la provincia de Guipúzcoa. Cada compañía estaba compuesta por entre 140 y 160 miembros. Eran los tiempos más duros de la banda terrorista, y en cualquier momento podían sufrir un atentado.

Los 450 policías dormían en los bajos del antiguo hospital militar de la ciudad, reconvertido en cuartel para alojar a los agentes.

Que nadie salga

Una tranquila noche de principios de verano se dio la alarma: ETA había sembrado de explosivos el tejado del edificio. La tensión, según relata a El Confidencial Digital un agente que dormía aquella noche en el inmueble, fue máxima: no sabían la cantidad de explosivo, cuándo podría explosionar y si el edificio se vendría abajo.

El jefe del cuartel ordenó en ese momento que nadie se moviera. Prohibió a los agentes salir al exterior, porque en los edificios de alrededor podía haber tiradores, que tendrían un blanco fácil para disparar contra los policías. Los 450 agentes se agruparon en la zona baja del edificio a la espera de la llegada de los equipos de desactivación de explosivos.

Ya de madrugada, la expertos lograron localizar los explosivos en el tejado y desactivarlos.

ETA Militar se atribuyó la autoría de este atentado, que pudo provocar una gran masacre: se descubrieron 25 kilos de goma-2 repartidos por todo el tejado, una cantidad que podía haber derribado los cimientos del inmueble.

La Policía también liberó a los vecinos del bloque contiguo, que habían sido secuestrados por los terroristas y cuya vivienda usaron para acceder al tejado del cuartel.

Ni rastro del atentado

Esta acción terrorista pudo provocar lo que habría sido el mayor atentado de ETA de la historia, superando en número de víctimas al del 11-M, al de Hipercor o al de República Argentina. Sin embargo, paradójicamente no se abrió ninguna investigación sobre lo ocurrido.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, el ministerio del Interior ni siquiera tenía registrado ese atentado en su base de datos histórica. Tampoco existían diligencias policiales, ni en Guipúzcoa ni en Madrid, ni investigación judicial alguna.

La Fiscalía General del Estado también se encuentra en la misma situación: no tenía constancia del atentado.

La Audiencia Nacional se ha puesto en movimiento

Sin embargo, hace unas semanas el caso ha dado un giro radical. La Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas del Terrorismo (ACFSEVT) ha contactado con el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, así como con el presidente, Ángel Juanes, para que conozcan lo ocurrido aquella noche en San Sebastián. Y ya han reaccionado.

Según ha podido saber ECD, el ministerio del Interior, a través de la fiscalía, ha ordenado conocer qué pasó allí y quiénes fueron los terroristas que estuvieron a punto de provocar la masacre. El propio fiscal Zaragoza, que por entonces trabajaba en la ciudad donostiarra, se ha implicado personalmente en el caso.

La orden que ha dado la fiscalía es empezar a recoger pruebas y testimonios a través de testigos. Existen, además, numerosos de recortes de prensa, ya que los periódicos recogieron ampliamente lo sucedido: desde ABC, hasta Egin. Todos hablaron de una masacre evitada en el último momento.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··