Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Referéndum ilegal del 1 de octubre

La pasividad de los Mossos provoca la entrada forzosa de Policía y Guardia Civil en los colegios electorales para intervenir las urnas

Los agentes del cuerpo autonómico solo “levantaron acta” de la llegada del material electoral, sin impedir su entrada. Puigdemont improvisó una nueva ordenanza para poder votar en cualquier centro y depositó su papeleta en un pueblo a las afueras de Girona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El peor escenario para Policía y Guardia Civil se ha cumplido. Los Mossos d´Esquadra no han impedido ni la llegada de urnas a los colegios electorales ni que en algunos de ellos se llegara a votar. Los agentes de ambos cuerpos, eso sí, recibieron por parte del cuerpo autonómico la petición de “refuerzo” para que fueran ellos los que intervinieran y requisaran las urnas, provocando una imagen que la Generalitat buscaba desde hace semanas.

La Guardia Civil, en el centro donde iba a votar Puigdemont. La Guardia Civil, en el centro donde iba a votar Puigdemont.

Según explican a El Confidencial Digital desde la Policía y la Guardia Civil, la estrategia de los Mossos d´Esquadra ha sido ceñirse a lo dictado en la orden del mayor Trapero y pedir enseguida refuerzos de los cuerpos nacionales para no ser ellos los que intervinieran las urnas.

En ese sentido, afirman que los agentes de la policía autonómica, desplegados en los colegios electorales desde primera hora de la mañana, únicamente han pedido identificación a aquellos que han introducido las urnas en los colegios electorales, pero sin impedírselo:  “Levantaron acta y luego nos informaron de lo que estaba pasando para que fuéramos nosotros los que actuáramos”.

Operativo especial en el colegio de Puigdemont

La pasividad de los Mossos ha provocado que la Policía y la Gurdia Civil haya tenido que actuar con contundencia para desalojar colegios electorales e intervenir las urnas para evitar la votación. Una imagen que se ha repetido en diferenes puntos de Cataluña, aunque ha sido en el pabellón deportivo Sant Julià de Ramis de Girona, donde tenía previsto votar Puigdemont, donde ha habido más disturbios.

La Guardia Civil logró entrar en las instalaciones a las 9.20 de la mañana después de tener que retirar un tractor que bloqueaba el acceso y romper las puertas de cristal de la entrada. Una acción, dentro de un operativo especial, que tenía como objetivo que el presidente de la Generalitat no pudiera votar en el referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

Según las fuentes consultadas, ha habido operativos similares en los colegios donde tenían previsto votar Artur Mas, Carme Forcadell y Oriol Junqueras.

El president improvisó un censo único

Ante estas medidas de la Policía y la Guardia Civil, Carles Puigdemont improvisó una modificación en la 'legislación' del propio referéndum, anunciando que se creaba un censo único y que, por lo tanto, cualquier catalán podría votar en cualquier colegio electoral, sin necesidad de depositar la papeleta en el centro asignado previamente.

El propio president aprovechó esa nueva disposición para acudir a Cornellà de Terri, un pueblo a las afueras de Girona y de unos 2.000 habitantes, para poder depositar allí su voto.

Una estrategia que han seguido otros cargos de la Generalitat, entre ellos Oriol Junqueras, y que está logrando evitar la vigilancia especial de los cuerpos del Estado en los centros electorales en los que éstos tenían programado votar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··