Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los agentes se sientes ninguneados

Orden a la Guardia Civil en Navarra de abandonar los siniestros para evitar conflictos con la Policía Foral

Una patrulla tuvo que marcharse de un accidente en Lerín por indicación de sus mandos. La tensión entre ambos cuerpos se ha incrementado por la presencia de Bildu en la consejería de Interior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uxue Barkos ya ha anunciado que colocará al frente de la super consejería de Justicia e Interior a una abogada propuesta por Bildu, María José Beaumont. La noticia ha provocado un importante revuelo en la Guardia Civil, cuyos agentes de calle ya están sufriendo las consecuencias de esta decisión.

Comandancia de la Guarcia Civil de Pamplona. Comandancia de la Guarcia Civil de Pamplona.

Agentes de la Guardia Civil destinados en Navarra están recibiendo la orden de abandonar siniestros o sucesos para evitar choques con la Policía Foral.

Así ocurrió este lunes, con motivos de un accidente de tráfico ocurrido en la localidad de Lerín. Hasta ahora, existía una directriz entre ambos cuerpos que indicaba que la primera patrulla que se presentara en el lugar de los hechos se hacía cargo del suceso.

Sin embargo, después del anuncio de que Bildu se hará cargo de la consejería de Interior no se está cumpliendo esta orden de actuación.

En el suceso de Lerín, la primera en llegar al accidente fue una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil. Una vez en el lugar, los agentes solicitaron apoyo de la Agrupación de Tráfico.

Esperando la llegada de los compañeros, se presentó en el lugar una patrulla de la Policía Foral de Navarra, que se ofreció a prestar el apoyo necesario hasta la llegada de los profesionales de Tráfico.

En un momento determinado, los guardias civiles reciben la orden de la Central C.O.T.A. (Central de Operación de Tráfico) de que “abandonen el lugar, ya que hay orden de que la Policía Foral se hiciese cargo de la investigación de los hechos”. Es decir, los superiores exigieron que los agentes de la Guardia Civil se marcharan pese a que tenían que haber sido ellos quienes se encargaran de lo sucedido.

La decisión ha provocado malestar entre los agentes de la Benemérita. Hablan de “ninguneo” y “desprecio total” por la Guardia Civil. Critican también a los mandos del cuerpo en Navarra por no defender los derechos del cuerpo.

Afirman que la tensión entre ambos cuerpos, después del anuncio de que Bildu controlará la cartera de Interior, ha ido en aumento.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··