Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Orden del ministro del Interior a los generales de la Guardia Civil: hay que llevarse bien con la Policía. En la reunión en Quintos de Mora se expusieron graves encontronazos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ministro del Interior ha pacificado las relaciones entre el Cuerpo Nacional de Policías y la Guardia Civil. Durante las últimas semanas se han producido graves disputas entre ambos puertos, ante lo que Jorge Fernández Díaz ha tenido que intervenir.

Son encontronazos serios entre ambos cuerpos, continuados en el tiempo durante varias semanas y que habían encendido la luz de alarma en la cúpula del Ministerio. Según explican a El Confidencial Digital fuentes del número cinco del Paseo de la Castellana, la situación entre los principales mandos de ambos cuerpos era “bastante tensa”.

Comisarios y generales venían manteniendo una guerra soterrada. Desde la Guardia Civil se acusaba a la Policía de no disponer de mecanismos de control para evitar filtraciones. “Ignacio Cosidó no pone orden”, se comentaba en el Instituto Armado.

Por su parte, desde el Cuerpo Nacional de Policía se acusaba a sus compañeros de la Benemérita de “una campaña de acoso y derribo” contra ellos.

Reunión clave en Quintos de Mora

La cúpula de Interior se encerró hace justo una semana en la finca de Quintos de Mora para mantener una reunión de alto nivel. Allí se sentaron Jorge Fernández Díaz, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; el director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

El objetivo era hablar, en privado, sobre la situación del Ministerio del Interior, abordar los problemas existentes y realizar una ‘tormenta de ideas’ sobre nuevos proyectos.

En un momento de la reunión, los allí presentes aludieron a los últimos encontronazos existentes entre ambos cuerpos, según explican a ECD fuentes conocedoras del encuentro.

Cuatro disputas

Concretamente, los mandos de la Policía se quejan de cuatro hechos en los que la Guardia Civil ha invadido sus cuestiones competenciales:

-- Envío de un sobre sospechoso en la embajada de Francia en Madrid. La Guardia Civil llegó a acorralar el vehículo policial.

-- Felicitación de un general. En el CNP también critican que el general Quílez, jefe de la primera zona de la Guardia Civil de Madrid, felicitara públicamente a sus agentes por la actuación en el edificio diplomático francés.

-- Tiroteo en Badajoz. Un vehículo procedente de Portugal pasó la frontera y se dirigió a la ciudad extremeña. Le perseguía una patrilla lusa. En la Policía se quejan de que la Guardia Civil, conocedora de esta persecución, no les informó. Todo acabó en un tiroteo.

-- Continuos roces. En la Policía también denuncian encontronazos constantes y casi diarios entre patrullas operativas de ambos cuerpos.

La mediación del ministro

Una vez escuchada la situación, las fuentes consultadas por ECD aseguran que el ministro del Interior se dirigió a los principales mandos de la Guardia Civil para instarles a que terminaran estos encontronazos.

Jorge Fernández habló de la necesidad de que ambos cuerpos se llevaran bien, “por el bien del país”. Explicó que el deber de Policía y de Benemérita es trabajar para que los españoles se sientan seguros y tranquilos. Y pidió a los máximos responsables de ambos cuerpos que pusieran fin a cualquier enfrentamiento interno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·