Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Destinado en Málaga

Sancionado un Guardia Civil que se negó a realizar un control de carretera por considerarlo “peligroso”

Alegó que era un tramo de visibilidad reducida y estaba en riesgo su seguridad. El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 20 días por “falta de subordinación”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un agente de la Guardia Civil se negó a realizar un control de carretera en una autovía alegando que el punto establecido para la tarea carecía de la visibilidad necesaria. Le abrieron un expediente disciplinario por insubordinación. Ahora el Supremo ha confirmado la sanción.


Agentes de la Guardia Civil de Tráfico. Agentes de la Guardia Civil de Tráfico.

Pérdida de veinte días de haberes con suspensión de funciones como autor de una falta grave consistente en "la falta de subordinación", prevista en el apartado 5 del artículo 8 de la Ley Orgánica 12/2007, de 22 de octubre, del Régimen Disciplinario de la Guardia Civil.

Esa es la sanción que ha confirmado el Tribunal Supremo, desestimando el recurso interpuesto por el agente que se negó a realizar el control. Los hechos ocurrieron en agosto de 2014, cuando el guardia –destinado en la Comandancia de Tráfico de Málaga- acudió a realizar una vigilancia de tráfico en un punto de la autovía A-354.

Al llegar al lugar, acompañado de un Sargento Primero, el suboficial ordenó al agente que seleccionara los vehículos para su identificación  y verificación. Su respuesta fue que “este punto no reúne condiciones de seguridad y yo así no paro coches".

Según recoge la sentencia, el suboficial le dio una serie de explicaciones sobre la viabilidad de la ejecución de dicha labor sin riesgo para terceros ni para ellos mismos, y le repitió la orden. “De nuevo se negó el guardia , de palabra y con un movimiento de la cabeza de lado a lado”, y se introdujo en el coche patrulla.

Tras finalizar el control, realizado exclusivamente por el suboficial, el guardia y su superior tuvieron un forcejeo por la papeleta de servicio, en la que quedaba constancia de que el agente no había cumplido la orden dada.

La Dirección General de la Guardia Civil le abrió un expediente por falta grave de insubordinación, que ahora ha quedado confirmada por el Tribunal Supremo.



Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··