Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los escáneres de latidos para detectar 'sin papeles' en los bajos de los vehículos que pasan por el Estrecho son un desastre: "Fallan el 90% de las veces"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La entrada de inmigrantes irregulares ocultos en camiones ha caído en la frontera de Algeciras (Cádiz) gracias a un dispositivo capaz de detectar las vibraciones que emiten los latidos del corazón. Aún así, la Guardia Civil advierte que estos aparatos fallan mucho ante las condiciones meteorológicas adversas de la zona.

El goteo continuo de inmigrantes clandestinos que hace unos años se escondían en los bajos de los camiones para cruzar la frontera por el puerto de Algeciras (Cádiz) se ha visto interrumpido. La herramienta que ha provocado el descenso es un escáner que la Guardia Civil implanta a estos vehículos para detectar los latidos cardiacos. Una vez que el conductor desciende del camión, los agentes de la Benemérita ponen en funcionamiento estos equipos que descubren cualquier presencia humana aunque el vehículo se encuentre totalmente cargado. Estos dispositivos inteligentes han llevado a los 'sin papeles' a abandonar los vehículos pesados para ocultarse en maleteros, motores, salpicaderos y dobles fondos de turismos. Un total de 72 inmigrantes, en su mayoría de nacionalidad marroquí, fueron detenidos en Ceuta la semana pasada en la denominada 'Operación Feriante', tras inspeccionar más de 300 vehículos de los feriantes que han participado en las fiestas patronales. Los 'sin papeles' se intentan camuflar entre el amasijo de hierros de las atracciones para conseguir su entrada en la Península. Pero estos escáneres de latidos no son del todo operativos ante condiciones meteorológicas desfavorables. Fuentes de la Guardia Civil de Cádiz a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital explican que estos aparatos son un "desastre" y "fallan un 90% de los días del año". La lluvia y el fuerte viento de Levante que sopla a menudo en la zona del Estrecho hacen que estos dispositivos dejen de ser eficaces. Las mismas fuentes consultadas añaden que en invierno tampoco es posible usar esta herramienta, ya que el frío también provoca que estos aparatos fallen con mucha facilidad. De esta manera, los agentes de la Guardia Civil se ven obligados a recurrir a los perros para detectar la presencia de inmigrantes ilegales en los bajos de los vehículos que cruzan el Estrecho como solución más efectiva.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··