Miércoles 22/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Malestar por las filtraciones

Los servicios de información investigan si Coulibaly recibió órdenes en Madrid para el atentado

Sospechan que contactó con emisarios de Al Qaeda o del Estado Islámico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Amedy Coulibaly, el terrorista que secuestró el supermercado judio de París, pasó el fin de año en Madrid acompañado de su pareja Hayat Boumeddiene. Los servicios de información tratan de conocer todos sus pasos en la capital de España. Hay sospechas de que pudo reunirse con algún emisario del Estado Islámico o de Al Qaeda y, quizás, recibió las últimas órdenes antes del atentado.

Coulibaly en un fotograma de su vídeo de reivindicación. Coulibaly en un fotograma de su vídeo de reivindicación.

Fueron en total dos noches –la del 31 de diciembre y la del 1 de enero- las que la pareja Coulibaly- Boumeddiene pernoctó en Madrid. Fuentes de los servicios de información antierrrorista, consultadas por ECD, aseguran que la prioridad en estos momentos es conocer dónde durmieron y si mantuvieron algún encuentro con otras personas.

Según fuentes de la investigación, las pesquisas están resultando “complejas” debido a que la pareja “actuó de forma muy discreta” y no dejó casi pistas de su paso por la capital. En estos momentos, la prioridad del caso es “máxima”, y así lo ha trasladado a las unidades que trabajan en él el juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional.

Existen aún versiones contradictorias sobre la fecha de llegada de la pareja a España. Se ha llegado a hablar de que habrían llegado el 30 de diciembre, o incluso el mismo 1 de enero. Lo que sí se sabe es que el día 2, ambos abandonaron la ciudad. Hayat Boumeddiene cogió un vuelo de Barajas a Estambul –para luego viajar hasta Siria-. Coulibaly retornó a París en el coche recién adquirido con el que la pareja había viajado a Madrid.

Pero las 48 horas que trascurrieron entre su llegada y salida de Madrid son, de momento, una incógnita para los servicios de inteligencia antiterrorista. Sin embargo, fuentes de la investigación aseguran que existen serias dudas sobre la hipótesis de que Coulibaly tan sólo viajó a España para despedirse de su novia antes de que se fuera a Siria y él iniciase su plan terrorista junto a los hermanos Kouachi.

¿Recibió órdenes en Madrid?

Lo que sospechan las voces consultadas por ECD es que Coulibaly pudo haber concertado un encuentro con alguien en Madrid para recibir las últimas instrucciones –día y hora exactas, forma de proceder, cómo reivindicarlo…- antes del ataque u obtener cualquier tipo de ayuda.

Este sería un extremo que inquieta a Interior, ya que supondría la presencia de emisarios de alguna rama Al Qaeda –ya sea de Al Qaeda en la Península Arábiga o Al Qaeda del Magreb Islámico- o del Estado Islámico en España

En su vídeo de reivindicación, grabado tras la muerte de la mujer policía un día después del ataque a Charlie Hebdo, aseguró  estar bajo las órdenes del Estado Islámico. Sin embargo, a los investigadores les resulta “cuanto menos extraño que una rama de Al Qaeda –la de Yemen, concretamente- y el Estado Islámico hayan colaborado” para la realización del atentado cordinado.

Cabreo en Interior por la filtración

Por otra parte, la filtración al canal francés de televisión M6 –que cita fuentes de la policía gala- de la información sobre el paso de Coulibaly y su novia por Madrid ha molestado profundamente en el Ministerio del Interior.

El dato del viaje a España lo había trasladado días antes la Policía gala a la española a través de los cauces ordinarios de comunicación. El hecho de que se haya filtrado y publicado “ha podido acabar con la investigación, o por lo menos hacerla más difícil aún” aseguran las fuentes consultadas por ECD.

De hecho, preguntado ayer el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz sobre la estancia de Coulibaly en España, éste respondió visiblemente molesto que es la policía francesa la que debe pronunciarse sobre dichas revelaciones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·