Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Los tres son de nacionalidad marroquí, pero llevan años en España

Los yihadistas detenidos en Madrid simulaban llevar una vida normal

El más radical residía habitualmente en casa de sus suegros, aunque tenía una vivienda propia en la Cañada Real para adquirir armas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los tres yihadistas detenidos este martes en Madrid por la Policía Nacional llevaba años haciéndose pasar por ciudadanos corrientes, sin ningún interés en el terrorismo islamista. Uno de ellos, incluso, residía de forma habitual con sus suegros, mientras que utilizaba su vasa de la Cañada Real para la adquisición de armas.

La Policía Nacional detiene a uno de los yihadistas. La Policía Nacional detiene a uno de los yihadistas.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes policiales, las pesquisas contra los tres terroristas se iniciaron después de interceptar una serie de conversaciones que intercambiaron a través de Internet. Hasta entonces, ninguno de ellos estaba bajo la lupa de la Policía, ya que llevaban una doble vida en la que intentaban tapar sus vínculos con el yihadismo radical.

Los detenidos, de nacionalidad marroquí, llevaban residiendo en España 15, 7 y 5 años. En todo este tiempo “han intentado hacerse pasar por ciudadanos corrientes, entablando relaciones de amistad e incluso familiares”.

En ese sentido, desde la Policía Nacional explican que uno de los tres yihadistas, el más radical, residía habitualmente en casa de sus suegros donde, de hecho, fue detenido la pasada madrugada. No obstante, añaden, “tenía su vivienda habitual en La Cañada Real, donde tenía acceso a la compra de armas y al mercado de las drogas”.

Objetivo: atentar en España

Las fuentes consultadas por ECD explican que el perfil de los tres yihadistas detenidos es absolutamente diferente a los arrestados en otras operaciones: “Estos no eran captadores del ISIS. Eran terroristas ya formados y decididos a atentar en España”.

Sus edades -de 26 a 29 años- “demuestran que ya tienen una trayectoria de aprendizaje”, por lo que eran una amenaza real, y por supuesto más peligrosos que los captadores detenidos hasta la fecha.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·