Miércoles 18/10/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El secretario general ya no tiene el apoyo total de Andalucía

La posición del PSOE contra Podemos rompe el ‘idilio’ entre Pedro Sánchez y Susana Díaz

La presidenta de la Junta pide rebajar las críticas porque no descarta un pacto con Pablo Iglesias en la región. Critica a Ferraz por no defender a Chaves y Griñán en el ‘caso de los ERE’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez creía tener en Susana Díaz a su aliada incondicional dentro del PSOE. De hecho, debe a la andaluza gran parte de su éxito en el congreso extraordinario en el que se impuso a Eduardo Madina. Sin embargo, la sintonía del madrileño con la presidenta de la Junta empieza a tener vías de agua: no coinciden en su postura sobre Podemos ni en la estrategia a seguir en el caso de los ERE.

Pedro Sánchez y Susana Díaz. Pedro Sánchez y Susana Díaz.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Ferraz y también en el PSOE andaluz, el principal punto de desencuentro entre Sánchez y Díaz tiene que ver con la postura del actual secretario general con el partido de Pablo Iglesias.

El diferente discurso sobre Podemos se hizo evidente durante el Comité Federal del pasado fin de semana, cuando el secretario general del PSOE cargó contra la nueva formación, mientras el número dos de la presidenta andaluza, Francisco Conejo, afirmaba que había que respetar y escuchar a un “movimiento ciudadano”.

No obstante, y según dirigentes nacionales y regionales del PSOE, el debate lleva abierto desde el pasado congreso extraordinario del partido. El equipo y los asesores de Sánchez le han recomendado que huya de cualquier acercamiento con Podemos. También se lo ha pedido Felipe González.

Sin embargo, Susana Díaz lleva varias semanas dejando caer que ella apostaría por “pactos estratégicos” con el partido de Pablo Iglesias.

Díaz prefiere pactar con Podemos que con IU

Podemos ya es tercera fuerza política en Andalucía

La insistencia de Susana Díaz en no “cerrar la puerta” a posibles alianzas puntuales con Podemos viene de lejos. Desde Sevilla, ha seguido de cerca la evolución del nuevo partido, y considera que es posible llegar a acuerdos ya con la formación que dirige Pablo Iglesias en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

La presidenta andaluza, como otros dirigentes del PSOE, solo ponían una condición a esos pactos: que Iglesias dejara fuera de su proyecto a los radicales de Izquierda Anticapitalista, que colaboraron de forma activa con Podemos, sobre todo en Andalucía, durante la campaña para las europeas.

Ahora, en la llamada Asamblea Ciudadana del nuevo partido, parece claro que ese sector quedará fuera de la formación, por lo que Susana Díaz se mantiene firme en su apuesta de acercarse a Pablo Iglesias a pesar de la postura de Pedro Sánchez.

En ese empecinamiento de la andaluza tiene que ver con sus planes de realizar un adelanto electoral en Andalucía y con las encuestas sobre intención de voto en la región. La última, realizada por MyWorld y hecha pública hace dos semanas, sitúa al PSOE como vencedor de esos comicios, pero con tan solo el 31,2% de los votos. Podemos sería la tercera fuerza política, con el 18,1% de las papeletas.

Ante este escenario, desde el PSOE andaluz reconocen que Susana Díaz intentaría “pactar con Podemos” antes de volver a depender de Izquierda Unida para gobernar. Los duros enfrentamientos con Valderas, de hecho, ya han provocado que la presidenta haya amenazado ya con romper el pacto de Gobierno con IU.

El caso de los ERE, otro motivo de debate

La postura del PSOE sobre Podemos no es, sin embargo, la única grieta que se ha abierto en las relaciones entre Ferraz y Madrid. Según las fuentes consultadas, la reacción de la nueva ejecutiva del PSOE a la llegada al Supremo del  ‘caso de los ERE’ también ha molestado a la presidenta de la Junta Susana Díaz.

Y es que, ante la posibilidad de que Manuel Chaves y José Antonio Griñán sean llamados a declarar por el tribunal, las reacciones de Sevilla y Madrid han sido muy diferentes.

Dirigentes socialistas andaluces aseguran que Díaz considera que declaraciones como la de Sánchez “solo sirven para generar dudas acerca de la gestión de la Junta”. Esas dudas, añaden, “afectan también al actual gobierno que ella dirige”.

Además, las mismas fuentes avisan que si Manuel Chaves -que nunca ha apoyado de forma explícita a Díaz- se siente atacado por la actual ejecutiva. “puede intentar contraatacar yendo contra Susana”, algo que “no solo nos perjudicaría en Andalucía, sino al PSOE a nivel nacional”.

El apoyo de Andalucía a Sánchez “no es incondicional”

Las primeras diferencias entre Pedro Sánchez y Susana Díaz no hacen peligrar, de momento, la colaboración entre ambos dirigentes.

No obstante, desde el PSOE andaluz advierten a Ferraz que el apoyo de la federación a Pedro Sánchez “no es incondicional”. En ese sentido, añaden que si el secretario general no consigue enderezar el rumbo del partido, “Susana Díaz no va a quedarse impasible”.

Por ese motivo, explican, las próximas elecciones municipales y autonómicas, así como los sondeos del CIS, serán claves: “Susana Díaz solo apuesta por caballo ganador. Si Pedro no lo es, dejará de apoyarle para preparar su asalto a Ferraz en el congreso del PSOE de 2016”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·