Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Espera sellar un acuerdo de gobierno en un mes

Pedro Sánchez se ve presidente antes del 8 de mayo

Aceptó celebrar en esa fecha las primarias para la secretaría general como exigía Susana Díaz, pero cree que la militancia la dejará sola en su resistencia a un pacto con Podemos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez se marcó un objetivo claro para el Comité Federal del PSOE celebrado ayer: allanarse el camino para intentar formar Gobierno. Lo consiguió con la oposición de Susana Díaz y teniendo que aceptar la fecha propuesta por la andaluza para el congreso nacional. No obstante, el apoyo de la mayoría de barones y la consulta a los militantes dan vía libre al secretario general para negociar con otros partidos.

Pedro Sánchez, durante el Comité Federal. Pedro Sánchez, durante el Comité Federal.

“Todo se ha puesto en marcha hoy”. Así resume un alto cargo de Ferraz, consultado por El Confidencial Digital, el Comité Federal celebrado el sábado.

En él, Sánchez ha logrado el visto bueno de la gran mayoría de los dirigentes para iniciar contactos con otras formaciones, y ha anunciado una consulta a la militancia de esos posibles pactos que deja sin margen de maniobra a aquellos que, como Susana Díaz, se oponen a hablar con Podemos.

Habrá congreso en mayo…

El primer debate tenso que se produjo ayer en la sede de Ferraz tuvo lugar sobre las diez y media de la mañana, cuando Susana Díaz puso sobre la mesa la necesidad de fijar ya una fecha de celebración para el congreso nacional del PSOE.

De inicio, había dos planteamientos bien diferenciados: el de la andaluza, que lo pedía para mayo, y la de Ferraz e importantes barones regionales, que apostaban por posponerlo a junio hasta que se aclarase la actual situación política en España.

Las tesis de la presidenta de la Junta se impusieron: el 8 de mayo se celebrarán primarias para elegir nuevo secretario general –a las que se presentará Pedro Sánchez-, y el fin de semana del 21 y 22 de ese mismo mes tendrá lugar el congreso que ratificará a la nueva dirección.

Esa decisión, que a priori podía parecer una cesión de Ferraz a Susana Díaz, le sirvió a Sánchez para ir forjando ya el apoyo del resto de barones a unas negociaciones del PSOE con Podemos y Ciudadanos para formar Gobierno: “Si hubieran rechazado eso, nos pilla el Congreso en mitad de las elecciones”.

…pero para entonces Sánchez “ya será presidente”

Con el “permiso” de la mayoría de los barones para iniciar negociaciones en busca de un pacto de Gobierno, Pedro Sánchez anunció que cualquier acuerdo con otros partidos para lograr su investidura será sometido a una consulta a la militancia. Una maniobra que persigue dejar sin argumentos a los dirigentes críticos ante un pacto con Podemos y que se llevaba planeando desde el inicio de esta semana.

Altos cargos de Ferraz explican a ECD que “la consulta no es vinculante orgánicamente, pero sí compromete políticamente”. Es decir, que si los militantes votan a favor de un pacto de gobierno con Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida, “el Comité Federal que se celebre después deberá ratificar lo dispuesto por las bases”.

Las mismas fuentes advierten, sin embargo, que todavía no hay un calendario de actuación. Aseguran que “los técnicos de Ferraz ya están trabajando en las bases reguladoras para el congreso nacional: elección de delegados, presentación de avales, etc. Esa hoja de ruta será aprobada entre el lunes y el martes y, en base a ella, se empezará a pensar en la consulta a la militancia”.

No obstante, añaden, “lo primero es llegar a esos acuerdos”. El cálculo que los hacen cargos del PSOE consultados es que Sánchez consiga, para finales de febrero o principios de marzo, un acuerdo por escrito con Podemos, Ciudadanos, e IU.  Ese documento es el que se presentará ante los militantes para que voten a favor o en contra del pacto.

Y, si éstos lo apoyan, será ratificado en un nuevo Comité Federal en marzo. De esta forma, Pedro Sánchez podría ser investido presidente en abril, un mes antes de las primarias para la secretaría general del PSOE y el congreso nacional.

Este escenario es al que se agarra el secretario general para, primero, formar gobierno y, después, asegurarse la permanencia al frente del partido. En ese sentido, personas de su equipo más próximo no tienen dudas: “Pedro Sánchez será presidente del Gobierno antes del 8 de mayo”.

Posible coalición con Podemos

En relación a un posible pacto de Gobierno entre Iglesias y Sánchez, dirigentes del PSOE aseguran que “no es sorprendente que un partido con 69 escaños proponga a otro de 90 unirse”.  

Lo que no quiere decir, añaden, que la propuesta deba ser aceptada a cualquier precio: “Pablo Iglesias no es Dios. Él tiene todo el derecho a proponer, otra cosa es que luego el PSOE acepte o no sus propuestas. Primero hay que sentarse a hablar”.

En ese sentido, explican, Sánchez no debe aceptar la creación de “ministerios raros con gente rara”, en referencia, quizá, al ministerio de “plurinacionalidad” propuesto por Pablo Iglesias.  

Susana Díaz y Javier Fernández, los más críticos

Después del discurso de Pedro Sánchez, hubo 40 peticiones de palabra, entre las que se encontraban los principales barones regionales del partido. Comenzó ese turno Susana Díaz, y la siguieron, en este orden: Javier Fernández (Asturias), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Javier Lambán (Aragón), Ximo Puig (Comunidad Valenciana), Miquel Iceta (Cataluña), Idoia Mendía (País Vasco), Sara Hernández (Madrid), Rafael García Tovar (Murcia) y Luis Tudanca (Castilla y León).

La presidenta de la Junta de Andalucía afirmó que estaba “cansada” de los “insultos” de Pablo Iglesias, tal y como había asegurado a su entrada en Ferraz. Y, a pesar de dejar claro su rechazo a negociar con Podemos, declaró estar a favor de la consulta a la militancia sobre los posibles pactos: “Es una buena medida”.

Javier Fernández también alzó el tono contra Pablo Iglesias, al que acusó de “perdonavidas” y de “ir en contra de nosotros por lo que somos, no por lo que hacemos”. Además, recordó que el PSOE aprobó, en el anterior Comité Federal, no pactar con “partidos que quieran romper España”.

Guillermo Fernández Vara, por su parte, advirtió de las exigencias de Podemos y, a pesar de no oponerse frontalmente a un acuerdo con la formación morada, dejó claro que “nosotros seremos responsables de lo que hagamos nosotros y de lo que hagan ellos” si hay gobierno de coalición.

Más afines a las tesis de Pedro Sánchez se mostraron Javier Lambán, Ximo Puig y Miquel Iceta. El aragonés, además, reprochó la insistencia de algunos, en referencia a Susana Díaz, a fijar ya una fecha para el congreso nacional del PSOE. El valenciano y el catalán, por su parte, avalaron el intento de Sánchez de intentar formar gobierno y la consulta de ese posible pacto a la militancia.

·Publicidad·
·Publicidad·