Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Báñez había anunciado el acuerdo para marzo

Las batalla interna en el PSOE bloquea el pacto de las pensiones

El Grupo Socialista se niega a negociar nada con el PP hasta después de mayo, cuando se celebren las primarias del partido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tres meses han pasado ya desde la última retirada de dinero del fondo de las pensiones, que dejó la hucha en un mínimo histórico de 15.020 millones de euros. Una situación límite, que provocó que todos los partidos, especialmente el PSOE, se comprometieran a alcanzar con el Gobierno un gran pacto en el primer trimestre de 2017. Sin embargo, ese acuerdo no se va a producir.


Báñez, dirigiéndose a la bancada del Grupo Socialista. Báñez, dirigiéndose a la bancada del Grupo Socialista.

El pasado mes de noviembre, y apenas dos semanas antes de la retirada de más de 9.000 millones del fondo de reserva, Fátima Báñez anunció que todos los componentes del Pacto de Toledo habían acordado reunirse durante diciembre y en los meses posteriores para llegar a un acuerdo que garantizara las pensiones más allá de 2018.

La ministra de Empleo habló entonces de la necesidad de “un máximo consenso”, y de la voluntad de los partidos para lograrlo. De hecho, en las primeras conversaciones, llevadas a cabo 15 días después, tanto Gobierno como oposición coincidieron en señalar que habría una “solución pactada” para el actual sistema de pensiones.

El PSOE rompe las negociaciones

La situación, sin embargo, ha dado un giro de 180 grados desde mediados de febrero. Según explican a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales, el PSOE se ha negado a alcanzar un acuerdo previo a la presentación de Presupuestos este mes de marzo, y ha echado por tierra todas las propuestas para “blindar” la hucha de cara a los próximos dos ejercicios.

Así, y tal y como se adelantó en estas páginas, Empleo apostó por pactar una serie de créditos de Estado para costear el pago de las extras, tanto de verano como de la próxima Navidad, con el objetivo de evitar que la hucha de las pensiones se quedara a 0 a finales de este año. Una medida, el recurso a crédito del Estado, que ya se empleó en 1995 tras un pacto entre PP y PSOE.

Los socialistas, sin embargo, se han negado en redondo a aplicar ahora esta fórmula, ya que consideran que es “pan para hoy y hambre para mañana” porque no soluciona las deficiencias del sistema. Además, desde el PSOE sostienen que los créditos “endeudarían aún más” a la Seguridad Social, que ya tiene un agujero económico cercano a los 19.000 millones de euros.

La oposición del Grupo Socialista a esta medida “ya dificultó las negociaciones”, lo mismo que las exigencias procedentes de su sindicato afín, UGT. No obstante, lo que ha acabado por condenar el anunciado pacto por las pensiones ha sido la Proposición no de Ley presentada por el PSOE para eliminar la ley de 2013, en la que el Gobierno estableció un incremento mínimo de las pensiones del 0,25%.

Los socialistas consideraban incremento “irrisorio” el incremento, y por ese motivo llevaron a cabo, el pasado mes de febrero, a través de la PNL, esa propuesta de reforma que, además, apoyaron Podemos y Ciudadanos. Un voto en bloque que ha dejado a los representantes del PP en el Pacto de Toledo sin margen para la negociación.

Las primarias socialistas, clave

Las fuentes gubernamentales consultadas por ECD achacan la nueva actitud del Grupo Socialista a la “batalla interna” que vive el PSOE, con las primarias de mayo como telón de fondo y tres candidatos a la secretaría general. La irrupción de Sánchez, en concreto, ha provocado que tanto la gestora, como Susana Díaz, “hayan ordenado endurecer la oposición al PP y cerrarse a cualquier tipo de pactos”.

Así las cosas, desde Moncloa asumen que, hasta que el PSOE tenga nuevo secretario general, “será imposible alcanzar acuerdos de Estado con los socialistas”. Una circunstancia que consideran “peligrosa”, porque arrastra a otras formaciones y “pone en riesgo la gobernabilidad del país”, tal como ha quedado demostrado esta semana con el decreto de la estiba.

Dinero para la extra de verano

En este escenario, Empleo ha asumido que tendrá que volver a sacar dinero de la hucha de las pensiones para la extra de verano, lo que dejará al fondo de reserva en un mínimo histórico de tan solo 6.000 millones de euros.

Además, concluyen las fuentes consultadas por ECD, con tan poco dinero, “o hay acuerdo antes del último trimestre, o no va a quedar más remedio que acudir a créditos de Estado, quiera o no el PSOE, porque no va a haber fondo suficiente...”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·