Judicial

Cuatro años de cárcel para el acosador que envió más de 20.000 mensajes a una procuradora del turno de oficio

Cumplirá condena por delitos de acoso, quebrantamiento de medidas cautelares y amenazas. Además, tendrá que pagar 12.000 euros a la víctima

Cárcel de Alcalá de Henares (Meco).
photo_cameraCárcel de Alcalá de Henares (Meco).

El hombre que ha acosado a una procuradora del turno de oficio con más de 20.000 mensajes ha sido condenado a cuatro años de cárcel por un delito continuado de acoso, amenazas graves y quebrantamiento de medidas cautelares. Además, no podrá acercarse a menos de 500 metros de la víctima y deberá indemnizarla con 12.000 euros por perjuicios morales causados.

Un Juzgado de lo Penal de Madrid ha considerado probado que la procuradora dejó su carrera a consecuencia de esta situación, además de que ha visto “alterada su vida normal, teniendo que adoptar medidas preventivas inusuales en su actividad profesional”. El acusado se acogió a su derecho a no declarar.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Confidencial Digital, se explica que el hombre comenzó a enviar mensajes diarios a la víctima, sometiéndola a “un hostigamiento constante durante varios meses”.

El caso se inició cuando a este hombre de 49 años le asignan en un proceso judicial a la procuradora con la que él contacta. A partir de este momento la víctima comienza a vivir un año y medio de acoso mediante todo tipo de mensajes de Whatsapp, sms, llamadas e incluso, llegando a personarse en su casa.

La testigo declaró con biombo 

La mujer, que según el informe psicológico presenta secuelas graves, explicó a través de un biombo y apoyada por centenares de abogados del turno de oficio cómo había vivido la situación.

Cuando comenzó a recibir mensajes pensó que eran un error y los borró, pero la alarma vino un día que su marido había visto a una persona extraña en el rellano de la casa. Ella pensó que podía ser él porque en la designación viene su domicilio, que es donde tiene el despacho. Fue entonces cuando se lo contó a su cónyuje e interpuso la primera denuncia.

Los mensajes

Desde septiembre de 2018 la víctima ha recibido más de 20.000 mensajes de todo tipo. Los mensajes, de contenido “ofensivo e intimidatorio”, también quedan reflejados en el fallo, como “quiero hacerte el amor hoy por todo tu cuerpo”, “no puedo hacer nada sin ti”, “quiero verte”, “solo me importas tú”, etc.

Estas comunicaciones, según la sentencia, provocaban en ella “una sensación de temor e intranquilidad con grave alteración del estado anímico de la vida personal y familiar de la referida”. 

“La inmensidad de mensajes de textos aportados a las actuaciones -tanto de whatsapp como sms y pantallazos- son suficientes para poder determinar en primer lugar de forma clara la concurrencia del delito de quebrantamiento de medida cautelar”, explica el fallo. 

No se puede comunicar con ella

La prohibición no queda solo en acercarse a la víctima, tampoco puede permanecer a menos de 500 metros de su domicilio, su lugar de trabajo o cualquier otro sitio que frecuente así como comunicarse con ella por cualquier vía por el término de cinco años. Todavía quedan pendientes otros dos juicios.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?