Judicial

El cambio de estrategia del chófer de Bárcenas coincide con el fichaje de un letrado cercano al ex juez Garzón

Ha empezado a colaborar con la justicia tras fichar al abogado de Francisco Granados

Francisco Granados, en la Audiencia Nacional.
photo_camera Francisco Granados, en la Audiencia Nacional.

El que fuera chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, ha dado un giro de volante en su estrategia de defensa en el marco de la pieza ‘Kitchen’ por la que está siendo investigado en la Audiencia Nacional. Ríos, que hasta el momento no había aportado detalles en sus anteriores declaraciones judiciales, contrató hace algo más de dos meses a un nuevo abogado: José Javier Vasallo. Fuentes del caso explican que este letrado, que defiende a Francisco Granados en el caso ‘Gürtel’, es cercano al exjuez Baltasar Garzón, quien también lleva la defensa de varios comisarios imputados, por lo que relacionan este cambio de rumbo  en línea con la defensa del ex juez. 

Vasallo se encuentra en los grandes casos de corrupción que afectan al partido popular, además de ‘Kitchen’ y ‘Gürtel’ también defiende a acusados en el caso ‘Púnica’ y ‘Lezo’, por lo que tiene una visión muy panorámica de la corrupción que afecta al partido. 

En esta pieza separada, la número siete de la ‘Operación Tándem’ se investiga precisamente el operativo policial que presuntamente se montó desde el Ministerio del Interior para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas y sustraer información sensible. Sergio Ríos es una de las piezas claves porque fue él la persona más cercana a la familia Bárcenas y quien, supuestamente, consiguió los dispositivos móviles del extesorero para realizar un volcado de la información. 

Fue imputado en enero de 2019 y con su entonces abogada Paloma López adquirió una estrategia diferente: en una primera declaración se acogió a su derecho a no declarar y la segunda vez que fue llamado por el juez Manuel García-Castellón no aportó muchos detalles. 

Esta tercera vez ha sido diferente. El pasado 24 de noviembre declaró de manera voluntaria en una declaración a puerta cerrada tan extensa que se prolongó dos días consecutivos, porque en el primero no dio tiempo a terminar las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción. 

En este sentido, fuentes de la causa apuntan a un claro cambio de estrategia a raíz del nuevo letrado que coincide con la estrategia de colaboración con la justicia que llevan los representados por el despacho del ex juez Baltasar Garzón. 

Se trata de los ex comisario Enrique García Castaño y Carlos Salamanca y, antes también, el exdirector adjunto operativo Eugenio Pino, aunque este último ha cambiado de despacho recientemente.  Esta nueva línea ha pillado con el pie cambiado a algunos de los investigados en la causa, como la defensa del exministro de Interior Jorge Fernández Díaz, o su ‘ex número’ dos Francisco Martínez, quienes no pudieron además acceder a la declaración del ex chófer. 

Un abogado con grandes honorarios 

José Javier Vasallo asumió en 2017 la defensa del que fuera secretario general del PP madrileño, Francisco Granados. Pero no solo, también es el defensor de uno de los pesos de la trama Álvaro Pérez, conocido como ‘El Bigotes. Se convirtió así en un enlace directo entre el sumario de ‘Púnica’ y  el de ‘Gürtel’.  

Cabe recordar que Sergio Ríos fue chófer de Granados. Como se escucha en algunas conversaciones aportadas en el sumario del caso ‘Kitchen’, Ríos confiesa al ex comisario José Manuel Villarejo cómo llevaba regalos de Granados a María Dolores de Cospedal. En esta línea, las fuentes consultadas explican que Vasallo es un letrado de "peso" con unos grandes honorarios, por lo que cuestionan la motivación de este cambio de defensa. 

El vídeo del día

Araceli Hidalgo ya cuenta con la 2ª dosis de la vacuna contra Covid
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable