Judicial

Catorce demandas contra Barclays y Deutsche Bank en España abren la puerta a indemnizaciones por la manipulación del euribor

Un grupo de economistas ha elaborado un informe para establecer las cuantías que se deberían devolver a miles de afectados entre 2005 y 2008

EuropaPress_3194874_fachada_oficina_entidad_financiera_barclays_ubicada_calle_jose_abascal_51

La Comisión Europea concluyó en 2016 que tres grandes entidades financieras habían manipulado el euríbor y por tanto, todos los productos financieros referenciados a este índice. Las entidades pactaron los precios para las transacciones de productos derivados de este tipo de interés, para lucrarse provocando subidas o bajadas artificiales en los índices y ahora, cuatro años después, esto puede traer nuevas consecuencias económicas en España. Un grupo de seis doctores de economía y matemáticas ha elaborado un informe para cuantificar el perjuicio que esta operación pudo haber causado en hipotecas españolas y ya se han interpuesto 14 demandas contra Barclays y Deutsche Bank en España.  

Esta manipulación provocó subidas del euríbor y otros tipos de interés de referencia que se aplican también en ahorradores y empresas en todo el mundo a través de productos derivados, por lo que estos también pudieron verse afectados. El despacho Abam Abogados ha querido cuantificar el daño causado con un modelo econométrico elaborado por este grupo de expertos de la Universidad de Valladolid.

“Exactamente no se puede determinar, es imposible porque estás realizando una prospección al pasado, pero hay una serie de modelos matemáticos y estadísticos que establecen con una fiabilidad del 80-90% cuál es el perjuicio”, explica Antonio Vázquez, letrado socio del despacho. Para determinar cuáles fueron las variables del euribor establecieron que se el sobrecoste pagado por intereses entre 2005 y 2008 -tiempo en el que los bancos aplicaron esta manipulación- fue de entre un 15% y un 20% del precio que tendría que haber pagado cualquier préstamo referenciado al euribor. 

Este dato abre la puerta a los tribunales a establecer el ‘cuántum’ y que sean ellos los que determinen la cantidad de las indemnizaciones. El informe procede de estudiar un modelo econométrico explicativo del Euribor a 12 meses con el fin de evaluar el sobrecoste que para los tenedores de hipotecas referenciadas a dicho tipo implicó la manipulación. 

Seis profesores de la Universidad de Valladolid estuvieron trabajando meses sobre este documento que podría cambiar el panorama de los bancos. Estos expertos con nombre y apellido son el catedrático de matemáticas estadística José Luis Rojo García y cinco doctores en ciencia Económica y Empresarial: Hermenegildo Fernández-Abascal, Jorge Julio Maté, José Miguel Rodríguez Fernández, Araceli Rodríguez, José Luis rojo y José Antonio Sanz Gómez. 

Las demandas 

El despacho de abogados ha interpuesto ya un total de 14 demandas en varios juzgados mercantiles, según ha podido confirmar Confidencial Digital, y cinco de ellas están pendientes de juicio. El próximo 1 de febrero está fijada ya la primera audiencia previa. 

Dos de estas demandas son contra el Barclays y el Deutsche Bank. Se solicitan cantidades de entre 10.000 y 120.000 euros. 

Si las primeras sentencias fueran favorables, se acreditaría el valor del perjuicio avalado por el informe y supondría una amenaza para los bancos que realizaron esta manipulación. “Tendría una importante trascendencia económica porque estamos hablando de muchos créditos e hipotecas prolongadas durante mucho tiempo. Pueden ser particulares y empresas”, explica Vázquez.  

Una manipulación prolongada 

La comisaria de Competencia europea multó en 2016 con 485 millones de euros al banco estadounidense JP Morgan, al francés Crédit Agricole y al británico HSBC, si bien tres años antes había multado con otros 830 millones a Deutsche Bank, Barclays, Royal Bank of Scotland y Société Générale.

 

“¿Puedes decirle a tus chicos que rebajen el euríbor a 12 meses”. “Ok. Hecho (...) No dudes en decirme si necesitas cualquier cosa”, decía una de las comunicaciones interceptadas entre 2005 y 2008 que sirvieron para abrir el caso. La comisaria de Competencia en ese momento, la danesa Margrethe Vestager, fue contundente entonces: “los bancos, como todas las empresas, deben respetar las reglas de competencia”, dijo. “No pueden manipular los precios en su propio beneficio”.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?