Judicial

Un juez investiga a una diplomática de la Embajada de Irak en Madrid por revelación de secretos

El denunciante la acusa de difundir imágenes y vídeos privados obtenidos de forma fraudulenta y sin su consentimiento

Personas entran por la puerta de los Juzgados de Instrucción ubicados en la Plaza de Castilla de Madrid.
photo_camera Personas entran por la puerta de los Juzgados de Instrucción ubicados en la Plaza de Castilla de Madrid.

El Juzgado de Instrucción Nº 19 de Madrid ha abierto una causa judicial tras denunciar un antiguo trabajador de le Embajada de Iraq en España a un miembro de la representación y otro ciudadano iraquí por revelación de secretos y chantaje.

Confidencial Digital ha accedido a la ficha de las diligencias policiales donde se acusa a la diplomática y a otro ciudadano de la misma nacionalidad.

Los vídeos y el “chantaje”

El denunciante alega la publicación de unos vídeos de contenido sexual en el que únicamente sale él en un perfil de Facebook llamado Ali Ahmed, defendiendo que él nunca ha compartido estas imágenes de forma voluntaria. Piensa que se han captado de forma fraudulenta a través de un software.

Acusa a la segunda secretaria encargada del departamento cultural de la Embajada al haber dicho esta, supuestamente, que ella es quien tiene los vídeos y fotografías en su teléfono móvil y que se los iba a enseñar al resto de trabajadores y que los iba a difundir.

“Quiero que le despidan” habría dicho la iraquí tratando de ridiculizarle y perjudicarle en su tranquilidad diaria y estabilidad laboral.

Estos hechos supuestamente tuvieron lugar entre 2018 y 2019, cuando el denunciante trabajaba como traductor en la sección consular.

Además, denuncia a otro ciudadano iraquí puesto que le ha chantajeado con los vídeos, que cayeron en su poder.

Este le pidió dinero alegando estar pasando por una mala situación económica a cambio de ayudarle a solucionar el asunto.

Según el atestado judicial, el denunciante habría pagado esta cantidad hasta en 10 ocasiones. El total de la cantidad abonada asciende a 500 euros. Para demostrar la veracidad de este chantaje el denunciante cuenta con varios mensajes en árabe en los que se habla del asunto.

Despido improcedente

El denunciante entró a trabajar en la Embajada en 2013 y habría ocupado el puesto de intérprete y administrativo en la sección consular, habiéndose encargado, entre otros temas, de gestionar los visados de los efectivos españoles desplegados en Iraq.

El traductor, que ha recibido varios premios a lo largo de su carrera, cuenta a ECD el cómo vivió la situación.

En 2017 habría llegado la denunciada y tuvieron una buena relación de amistad hasta que ella quiso ir un paso más allá. Al recibir la negativa de este inició una “campaña de acoso”.

Supuestamente, en julio de 2018 empezó a crearle perfiles falsos en redes sociales, publicando fotos y acusándole de homosexual, corrupto e inmoral. Cabe recordar que la homosexualidad sigue siendo un delito en Iraq.

La “campaña” se intensificó hablando este y mostrando fotos privadas de este en el lugar en que ambos trabajaban.

Después de una intensa “campaña de acoso” la diplomática habría conseguido que el traductor fuera despedido, de forma improcedente. Tras una ardua batalla legal, el traductor consiguió que se condenase a la Embajada a pagarle una indemnización y actualmente se encuentra en los tribunales buscando justicia por la situación a la que ha tenido que enfrentarse, ya que el denunciante, que no solo ha perdido su trabajo, sino que ha visto atacada su privacidad.

ECD trató de contactar con la Embajada sin obtener respuesta por su parte.

Aumenta la actividad explosiva del volcán de La Palma

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?