Judicial

Los funcionarios de prisiones exigirán por ley ser considerados agentes de la autoridad

Van a presentar un anteproyecto en el Congreso en el que también reclaman más formación y un nuevo uniforme. Cuentan con el apoyo de PP, Vox y Ciudadanos

Funcionarios de prisiones
photo_cameraFuncionarios de prisiones

Una de las asociaciones mayoritarias de los funcionarios de prisiones ha elaborado un Anteproyecto de Ley del Estatuto de los Funcionarios de Instituciones Penitenciarias con sus reivindicaciones más históricas para modernizar la ley que les regula. Ser considerados agentes de autoridad, cambiar el uniforme o incrementar la formación son algunos de los puntos de este texto articulado en el que llevan trabajando un año

El documento de 77 páginas, se presentará este martes en Madrid y a la cita están confirmados políticos de la oposición como Pablo Montesinos o Adolfo Suárez del PP, Edmundo Ball de Ciudadanos y Ortega Smith de Vox. La Asociación “Tu abandono me puede matar” ha contratado a Flor Carrasco y Pedro Moreno, dos profesores de derecho de la Universidad de Málaga, para la elaboración del texto articulado.  

“Queremos que este texto llegue a fructificar en un Proyecto de Ley y estamos, claro, abiertos a modificaciones”, explica Javier Pérez, uno de los portavoces de la asociación.

Hasta ahora el marco normativo de los cuerpos penitenciarios está regulado por una norma preconstitucional (Ley 39/1970) y otra anterior a la promulgación de la Ley General Penitenciaria como es la Ley 36/1977 de ordenación de los Cuerpos Especiales Penitenciarios. 

“Igual que la policía o el CNI tiene una normativa propia, nosotros no queremos estar englobados en la que regula al resto de Administración General del Estado, porque no tenemos las mismas características que otros funcionarios”, explica Pérez. 

Ser agentes de la autoridad 

El Estatuto que han elaborado se divide en una exposición de motivos y una segunda parte con toda la normativa. Una de sus reivindicaciones más antiguas es la de ser considerados agentes de autoridad, para estar más protegidos en caso de agresión y para que, ante un problema en los tribunales, el testimonio del funcionario prevalezca sobre el del preso. 

Asimismo piden un cambio de denominación del cuerpo. Actualmente se habla de “ayudante de Instituciones Penitenciarias”, algo que para muchos de ellos no es correcto. El nombre que pretenden adoptar es el de “Cuerpo Nacional de Instituciones Penitenciarias”. 

Otro uniforme y más formación 

El grupo de funcionarios habla de que el actual uniforme de pantalón de pinza o camisa de poliéster “no es funcional”. Por eso, piden otro tipo de vestimenta, con calzado adecuado e identificación parecida a la que utiliza la policía. “Si ves una grabación no eres capaz de distinguir quién es el preso y quién es el funcionario”, dice Pérez. “Queremos algo funcional, estilo policía, con un polo con su distintivo, argollas para colgar el walkie...”.

Además, piden incrementar la formación. En la actualidad existen cursos para aprender a reducir a los internos o para apagar fuego, pero la asociación cree que es insuficiente. Pide formaciones específicas para entender sobre temas islamistas o saber cómo tratar a mafias del Este. 

La sectorización 

Este es uno de los puntos de más controversia. La asociación, que la conforman unos 4.000 afiliados de los cerca de 23.000 funcionarios de prisiones, no quiere estar englobado en una Ley que regule todos los funcionarios del Estado. 

El Ministerio de Interior, por su parte, ha comenzado con un grupo de trabajo en el que se incluyen los sindicatos, a elaborar la Ley de Cuerpos Penitenciarios. Ángel Luis Ortiz, secretario general de Instituciones Penitenciarias, se reunió por primera vez la pasada semana para modernizar la estructura corporativa penitenciaria.  

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?