Bebé.
photo_camera Bebé.

Cuídate

La llegada de un recién nacido a casa, ¿cómo favorecer su descanso?

Es fundamental valorar y planificar la comodidad

Ante la llegada de un bebé recién nacido a casa es fundamental estar preparado con todo lo necesario para que pueda sentirse cómodo y confortable. Y es, en ese momento, donde muchos padres se preguntan qué pueden hacer para favorecer su descanso.

Aspectos que condicionan el descanso de un bebé

El descanso es indispensable para el crecimiento de los bebés, de allí que pasen la mayor parte del tiempo durmiendo cuando son pequeños.

Aún fuera del vientre materno, muchos de los sistemas en su organismo continúan formándose y adaptándose a una existencia independiente, por ello es indispensable ofrecerle los estímulos correctos y dar cobertura a sus necesidades básicas.

La mayoría de los padres se preguntan si pueden hacer algo para influir de forma positiva en esto y la respuesta es afirmativa, considerando los siguientes aspectos.

Establecer una rutina de descanso

Aunque sea pequeño, el bebé necesita cumplir una rutina diaria para identificar en qué momento del día se encuentra y la actividad que corresponde.

En este sentido, es conveniente que las siestas se hagan mucho antes de la hora de dormir y siempre en su cuna, de manera que pueda acostumbrarse.

Garantizar su comodidad

Evidentemente, un bebé incómodo se despertará con frecuencia y no conseguirá descansar correctamente. Esto no solo involucra aspectos como su alimentación e higiene, también tiene mucho que ver con la cuna donde se acueste.

Los padres deben garantizar una superficie cómoda y segura para acostarlo, de manera que pueda sentirse a gusto y sin riesgos de que se lastime.

La mejor opción para recién nacidos son las cuna colecho, porque además de lo anterior, se acopla fácilmente a la cama de los padres y cualquiera de ellos puede proporcionarle atención durante la noche, sin necesidad de levantarse.

Permitirle dormir el tiempo necesario

Inicialmente, los bebés duermen alrededor de 16 horas al día y solamente se despiertan cuando sienten hambre o requieren un cambio de pañal.

 

Conforme pase el tiempo, dormirá menos en el día y más durante la noche. Sin embargo, cada niño es único, los padres deben permitirle descansar las horas que necesite.

Proporcionarle una alimentación adecuada a su edad

Los bebés todavía están madurando su sistema gastrointestinal, requieren alimentarse con frecuencia y en pequeñas cantidades.

En algunos este proceso es más sencillo, pero otros requieren consumir proteína de fácil digestión para evitar molestias estomacales que perturben su sueño y extender el tiempo entre comidas para disminuir las interrupciones.

Esperar un tiempo prudencial para que se duerma después de comer

Con frecuencia, los bebés se duermen con mayor facilidad cuando acaban de comer, sin embargo es fundamental ayudarles a expulsar los gases que hayan podido generar durante la ingesta para evitar molestias en su descanso.

Adicionalmente, esperar un tiempo prudencial entre la comida y el sueño servirá para evitar crearle un hábito condicionante. Esto significa que el bebé podrá dormirse en cualquier momento y no exclusivamente después de comer.

Alargar los tiempos entre siestas, conforme va creciendo

A medida que el bebé crece, es capaz de mantenerse despierto durante más tiempo. Si lo acostumbras a dormir menos en el día, descansará toda la noche sin tantas interrupciones en su sueño.

Cabe destacar que esto no solamente favorece su desarrollo al obtener un descanso de mejor calidad, también es beneficioso para los padres, quienes sabrán apreciar una noche de sueño tranquilo.

Acostumbrarlo a dormirse por sí solo

En un principio los bebés suelen dormirse fácilmente pero a medida que van creciendo comienzan a necesitar nanas para conciliar el sueño.

Esta parte de su rutina será mucho más sencilla si los padres acostumbran a acostar al bebé en su cuna mientras está despierto, así sabrá que es momento de dormir y aprenderá a hacerlo solo.

Siempre es buena idea incluir un móvil o accesorio con música y colores capaces de tranquilizarlo e inducir el sueño, pero cuantos menos estímulos mejor, pues no necesitará ninguno de ellos para dormirse posteriormente.

Aplicar estos consejos seguro que te ayuda en tu día a día para garantizar el bienestar de los más pequeños de la casa.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?