Productividad y descanso, ¿van de la mano?
photo_cameraProductividad y descanso, ¿van de la mano?

Cuídate

Productividad y descanso, ¿van de la mano?

Para desarrollar una jornada laboral satisfactoria tan importante es el trabajo realizado como un adecuado descanso entre tareas y sobre todo mantener una buena higiene del sueño

Constantemente se nos bombardea con el mensaje de que debemos ser productivos en el trabajo, ya que debemos enfrentarnos a numerosos desafíos y el éxito de muchos proyectos depende de nuestro rendimiento. No obstante, para desarrollar una jornada laboral satisfactoria tan importante es el trabajo realizado como un adecuado descanso entre tareas y sobre todo mantener una buena higiene del sueño por la noche. La marca de colchones Hypnia nos echa una mano para entender cómo hacerlo.

Cómo mantener una buena higiene del sueño

Adoptar unos hábitos de sueño adecuados no es tan complicado como puede parecer. Un elemento clave es descansar entre 6 y 8 horas todos los días respetando ciertas rutinas antes de ir a dormir, pues se necesita estar relajado para conciliar el sueño rápidamente y que este sea de calidad. Y es que en muchas ocasiones no descansamos lo suficiente debido a problemas de sueño relacionados con el estrés laboral, las preocupaciones familiares o los problemas de salud, lo cual afecta negativamente a nuestra productividad y a nuestra salud en general.

Para descansar correctamente por la noche y rendir mejor en nuestro puesto de trabajo, debemos seguir las siguientes pautas:

  • Elegir un colchón y una almohada adecuada resultan claves para nuestro descanso. Aunque pueda resultar una obviedad, son muchas las personas que no se preocupan demasiado por tener un colchón y una almohada que puedan adaptarse perfectamente a sus necesidades para disfrutar de un merecido reposo.
  • Tener buenos hábitos de sueño es además necesario. Procura respetar horarios para acostarte y levantarte, y no duermas más de 9 horas. Trata de permanecer relajado antes de meterte en la cama para disfrutar de un sueño reparador.
  • Si te cuesta conciliar el sueño, presta atención a estas medidas. Prácticas como evitar siestas prolongadas por la tarde o realizar ejercicio físico regular nos ayudan a dormir mejor por las noches. Igualmente, mantener una dieta adecuada y realizar una buena gestión de nuestras emociones se manifiestan como factores clave para nuestro descanso.

De acuerdo con la sociedad española de neurología, entre un 20 % y un 48 % de la población adulta tiene dificultad para iniciar o mantener el sueño. Esto se traduce en un déficit en la concentración y una pérdida de reflejos que podría desencadenar en accidentes laborales en algunos casos. Sin embargo, estos problemas tienen solución y han de tratarse cuanto antes para que ni la salud ni la productividad laboral se resientan de manera considerable.

Importancia de realizar descansos en el trabajo

Tan importante es el descanso nocturno como el reposo entre tareas durante la jornada laboral para alcanzar un mayor grado de efectividad. De este modo, para quienes trabajan muchas horas frente al ordenador sería recomendable, por ejemplo, realizar pausas de entre 10-15 minutos cada 3 horas para poder descansar la vista de la pantalla. Así se favorece una mayor concentración y se previenen dolores relacionados con las malas posturas.

Igualmente, aquellas personas que no trabajan frente a una pantalla o no tengan que realizar trabajos que requieran de un gran esfuerzo físico también deben tener sus momentos de pausa para recargar las pilas y enfrentarse a sus laborales con una mayor energía y diligencia.

Debe quedar claro que la productividad y el descanso no deben entenderse como dos elementos independientes, sino como dos factores que tienen una influencia directa el uno sobre el otro, e influyen directamente tanto en la calidad de nuestro trabajo como en nuestra calidad de vida.

Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?