Dirección de recursos humanos
photo_cameraDirección de recursos humanos

Cursos

Nuevas tendencias en la gestión de las personas: desafíos de las empresas digitalizadas

Las Escuelas de Negocios ofrecen máster y cursos especializados para hacer frente a los cambios de los Recursos Humanos

 

Uno de los desafíos más importantes de las empresas del siglo XXI es gestionar el talento de las personas para que se adapten a las nuevas necesidades de las compañías y del mercado. 

Cada vez son más las empresas que se han dado cuenta de que es necesario invertir en profesionales de Recursos Humanos. Ya no sólo es cuestión de multinacionales, sino que cada vez más compañías medianas invierten en este tipo de perfil para mejorar la productividad de la empresa  a través de las personas. 

En este sentido, es necesario que las empresas más pequeñas puedan llegar a entrar también en este modelo ya que sus negocios podrían mejorar mucho pero actualmente este tipo de compañías todavía les resulta complicado el acceso a este tipo de perfiles en ocasiones por desconocimiento y muchas otras por falta de presupuesto.

Adaptarse o desaparecer 

Muchas Escuelas de Negocios son conscientes de esta necesidad y ofrecen posgrados o máster para formar a empleados y directivos y capacitarles para hacer frente a estos desafíos en la gestión de las personas. 

Las nuevas tendencias en la gestión de las personas derivan de cambios del entorno donde las empresas tienen que ser capaces de adaptarse, puesto que, si no se adaptan, tienden a desaparecer. Los cambios tecnológicos de la última década son tan sumamente rápidos que estamos viviendo una época de constante adaptación al cambio. 

Estas circunstancias hacen que nazcan nuevas tendencias en las compañías y en especial en Recursos Humanos, que debe ser el líder del cambio dentro de las organizaciones. 

La diferencia entre este concepto de nuevas tendencias en la gestión de las personas y el clásico de RRHH radica principalmente en los nuevos procedimientos y nuevas políticas que nacen por esta necesidad de adaptarse al cambio. 

“En el concepto clásico de RRHH y entiendo aquí primera década del siglo XXI, la principal diferencia era que los cambios eran mucho más lentos tanto en las organizaciones como incluso en las necesidades de las personas y, por lo tanto, los plazos eran mucho más largos. Pensemos por ejemplo cuando en selección se publicaban las ofertas en prensa, la lentitud de ese proceso. Ahora, sin embargo tenemos herramientas de las cuales podemos atraer talento casi de forma inmediata”, explica a la Buena Vida Daniel Prieto, Socio Director de la empresa BTW Consultancy dedicada a la consultoría de RRHH y profesor del Máster Online de Recursos Humanos en la Escuela de Negocios y Dirección ENyD

Esta inmediatez, este acortar plazos hace que el perfil de RRHH varíe hacia competencias nuevas como la agilidad, la innovación, el liderazgo colaborativo y la capacidad de adaptación.

Inteligencia artificial y Big Data 

Los conceptos básicos de las nuevas tendencias en la gestión de las personas se centran en tres aspectos ligados a la digitalización:  

- Inteligencia artificial y Big data, por un lado, para conseguir talento: no sólo tendremos acceso a candidatos de forma online, también podremos filtrar qué talento es el que necesitamos. Pero también a nivel interno, dentro de la compañía nos va a permitir una rápida Gestión del Talento, optimizando el tiempo a la hora de encontrar perfiles que se ajusten a proyectos concretos. 

- Experiencia de empleado: la experiencia de empleado parte del estudio de la experiencia de cliente, donde las organizaciones se dan cuenta que para triunfar tienen que ser cliente-céntricas. “Lo que se busca son fans o embajadores de tu marca, pero claro, para transmitir esa experiencia de cliente es necesario que los empleados también sientan su organización como algo positivo. Se trata pues de mejorar las experiencias no sólo de los empleados también de los candidatos para averiguar cuáles son sus preferencias y qué áreas o “puntos de contacto” se pueden mejorar o rediseñar”, expone Daniel Prieto   

- Desarrollar a nuestros líderes en líderes 4.0, es decir, profesionales que sean capaces de desarrollar y guiar a sus equipos teniendo en cuenta los cambios tecnológicos para mejorar la productividad y eficiencia de una empresa y, por otro lado, que sean líderes colaborativos ya que las viejas estructuras jerárquicas tienden a desaparecer buscándose cada vez más estructuras colaborativas y en constante cambio en función del proyecto.

En definitiva, RRHH tiene que convertirse en el líder del cambio, con una visión innovadora, focalizado en la tecnología y como siempre con su eje central que son las personas.

Retribución y productividad 

Especializarse y formarse en el campo de los RRHH, por lo tanto, es algo imprescindible para las empresas y directivos. Ser un experto en relaciones laborales, administración de personal, gestión del recibo salarial, prevención de riesgos laborales, procesos de selección, formación y desarrollo de talento que actualmente se están dando. Por tanto, son campos que hay que conocer y es necesario esa especialización en gestión y dirección de RRHH.  

Otro de las variables que tiene que manejar el profesional de Recursos Humanos y Gestión de Personas es la retribución, un elemento más para la mejora de la satisfacción del empleado, pero debe conjugarse con otras políticas. Por ejemplo, que la persona sienta como suya la empresa, es decir, que haya un engagement real. 

“Este engagement lo podemos conseguir trabajando dos ejes fundamentales: comunicación y que la persona entienda la importancia de su trabajo y lo que aporta a la organización. También es necesario desarrollar y formar a las personas para que puedan crecer dentro de la organización y adoptar medidas de conciliación, como pueden ser la flexibilidad horaria y el teletrabajo si el negocio en concreto lo permite”, expone Prieto. 

Claves para retener el talento 

Este profesional de los Recursos Humanos enumera a la Buena Vida las claves para retener y desarrollar el talento de las personas.

  • Lo primero es conocer qué tipo de talento disponemos.
  • Desarrollar nuestra marca para que sea atractiva para trabajar.
  • Desarrollar el talento, facilitando la promoción y la movilidad horizontal.
  • Establecer una buena política de comunicación en la empresa.
  • Revisar periódicamente el clima laboral y establecer planes de acción para aquellos ítems que no son bien evaluados por los empleados.
  • Revisar nuestra política retributiva y hacer planes personalizados. 

Otra de las eternas asignaturas pendientes en la política de las empresas es la conciliación entre la vida personal y laboral, un asunto que ya no solo atañe a las mujeres, también a los hombres. Aunque se dan pasos en la conciliación de la vida personal y laboral todavía queda camino por recorrer. 

“En este sentido, adicionalmente a los pasos globales que se puedan dar en los próximos años, como pueda ser una adaptación a horarios más europeos, pienso que es necesario al realizar una política de conciliación segmentar, por ejemplo, por colectivos generacionales ya que nos son las mismas motivaciones las de los millennials que por ejemplo la generación X. En definitiva, el objetivo es intentar llegar a una “conciliación a la carta” que dependa de nuestra situación y motivaciones”, explica Daniel Prieto. 

Coaching en las organizaciones 

Otro de los términos muy en boga en las políticas de Recursos Humanos y Gestión de las personas es el coaching, un proceso en el que un coach es capaz de dotar de herramientas y cambiar determinados hábitos o conductas limitadoras en las personas a través de técnicas determinadas. 

“No debemos confundir el coaching con las figuras de tutor, de facilitador que no utilizan unas técnicas acreditadas. En esencia el coach debe ser una persona formada y certificada que domine las herramientas propias del proceso”, apunta el experto.

En definitiva, las personas son el eje principal en las empresas. Las personas nos movemos en tres dimensiones (intelectual que son los conocimientos y experiencias, técnica u operativa que son las habilidades y capacidades, y la emocional que son los afectos y motivaciones). 

Cuando dirigimos personas los hacemos en estos tres campos. Dirigir personas quizás sea el elemento más complejo al que un directivo se enfrenta y de ahí el profundizar y estudiar cuál es la importancia estratégica de las personas. 

Convertir la gestión del talento y de las personas en el motor del éxito de una organización y el objetivo del Máster Universitario en Dirección y Gestión de Personas de ENyD

Este máster se centra en la gestión del talento dado que es el gran reto al que se enfrentan las empresas en el siglo XXI. Cuestiones de recursos humanos como la motivación para la productividad y satisfacción del empleado, así como las estrategias para retención del talento, son elementos claves para el éxito empresarial.

 

 

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable