Defensa

Los generales del Ejército de Tierra utilizarán coches eléctricos e híbridos de alta potencia

Estarán capacitados para reaccionar y realizar maniobras de evasión ante amenazas contra los altos mandos

Margarita Robles, y la izquierda el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), Amador Enseñat.
photo_camera Margarita Robles, y la izquierda el Jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), Amador Enseñat.

Los fondos europeos NextGenerationEU y el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia que se financia con esos fondos va a permitir al Ejército de Tierra modernizar la flota de coches que destinan a funciones de representación y a trasladar a altos mandos.

La Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra ha abierto un proceso para adquirir 70 turismos, tipo berlina, que destinará a generales de División y de Brigada.

La compra se enmarca en un proyecto más amplio del Gobierno, que supone adquirir para diferentes ministerios “1.717 vehículos con etiquetado oficial cero/bajas emisiones, en sustitución de vehículos antiguos más contaminantes (que serán posteriormente achatarrados)”.

El Ejército de Tierra va a incorporar “vehículos turismo de representación tipo berlina media para su uso por parte de autoridades del Ejército de Tierra de nivel General de División y General de Brigada en el desempeño de sus funciones de Mando y Dirección de Grandes Unidades o de aquellos Órganos de Dirección y Cuarteles Generales de ese Nivel de Mando”, según se indica en la documentación consultada por Confidencial Digital.

Explica el Ejército que “estas Autoridades en sus desplazamientos pueden estar expuestos a distintas amenazas para lo cual van generalmente acompañados por escoltas militares con vehículos de altas prestaciones”.

Por ello se ha considerado que “para reducir los riesgos y las consecuencias en caso de amenaza, los vehículos de representación objeto de este expediente deben poseer también unas altas prestaciones para así tener una elevada capacidad de reacción y evasión”.

Esas altas prestaciones “se obtienen maximizando la relación peso/potencia, lo cual tratándose de vehículos de dimensiones considerables se consigue con una potencia lo más elevada posible, siendo este el factor más diferenciador ya que aporta una ventaja sustancial frente a otros vehículos que potencialmente puedan plantear un riesgo, y conseguir así una superioridad técnica y táctica a la hora de escapar de ellos”.

Es decir, que la compra de 70 vehículos para trasladar a generales de División y generales de Brigada con mando en grandes unidades y en cuarteles generales del Ejército de Tierra se va a enfocar primando la potencia de los coches para que puedan escapar ante un posible incidente.

Cabe señalar que la amenaza a los altos mandos militares, y especialmente en sus desplazamientos desde sus domicilios a pie o en coche, fue constante y muy real durante décadas.

Los terroristas de ETA asesinaron a decenas de oficiales y oficiales generales de las Fuerzas Armadas tiroteando o ametrallando (en ocasiones también con explosivos) los coches en los que se movían.

Pese a haber desaparecido la amenaza de ETA, el Ejército de Tierra ”ha considerado necesario valorar de manera muy importante, con una ponderación de 70 puntos, el concepto de potencia teniendo en cuenta lo expresado” sobre la posibilidad de tener que realizar alguna maniobra de evasión ante una emergencia.

 

Los vehículos a adquirir serán híbridos, es decir, con motorización que combina un motor de combustión con uno eléctrico. El Ejército de Tierra establece que deberán tener unas emisiones de CO2 menores o iguales a 50 g/km.

Entre otras prestaciones, incluirán pintura metalizada, cristales oscurecidos y cambio automático de luces por carretera.

En la línea de otras administraciones, las Fuerzas Armadas están adoptando medidas para reducir las emisiones contaminantes y utilizar fuentes de energía renovables, tanto en lo que se refiere a vehículos eléctricos (tanto militares como turismos normales) e incluso a buques de la Armada, como también introduciendo cambios en bases del Ejército de Tierra y del Ejército del Aire.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?