Defensa

El Gobierno explica por qué concedió una medalla a una teniente coronel justo antes de ascender

Relata la intervención de la jefa de Anestesiología del Hospital Gómez Ulla ante una emergencia médica en un viaje en AVE

Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.
photo_cameraHospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

El Gobierno de Pedro Sánchez da explicaciones sobre la concesión de una medalla al Mérito Aeronáutico a una teniente coronel días antes de que se cerrara el plazo para aportar méritos para el ascenso a coronel.

El caso se desveló en estas páginas: entre algunos oficiales había causado sorpresa que a dos días de acabar dicho plazo a mediados de enero de 2020, el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa (BOD) recogiera una resolución, firmada por el entonces subsecretario de Defensa Alejo de la Torre, de concesión de la Cruz al Mérito Aeronáutico para la teniente coronel Elvira Pelet, jefa de Anestesiología del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

Esa medalla sumaba cuatro puntos al proceso de evaluación para el ascenso. Finalmente Elvira Pelet fue propuesta como número uno para el ascenso, y fue promovida al empleo de coronel hace unos meses. Fuentes militares señalan que finalmente, tras la polémica suscitada, esta medalla no se sumó en la evaluación.

Batería de preguntas del PP

Diputados del Partido Popular en el Congreso se interesaron por el caso, y en una batería de preguntas parlamentarias sobre el Gómez Ulla, pidieron explicaciones al Ministerio de Defensa sobre esta condecoración, tal y como contó ECD.

Los populares querían conocer “los méritos objetivos que avalan dicha distinción”, así como “la lista de todos los integrantes de la Sanidad Militar que iban en dicho viaje”, ya que algunas fuentes señalaban que además de Pelet hubo otros militares sanitarios que intervinieron en esa asistencia, pero sólo ella fue condecorada.

Defensa relata la intervención en un AVE

Confidencial Digital ha podido consultar la respuesta dada por el Gobierno a esta pregunta parlamentaria presentada por el PP. Se basa sobre todo en explicar el episodio de una atención de emergencia en un viaje en tren en el que intervino la entonces teniente coronel Pelet.

“La Teniente Coronel objeto de la pregunta fue comisionada, el 16 de diciembre de 2019, con un grupo de especialistas del Hospital General de la Defensa como ROLE (nivel de apoyo sanitario) 2 de la e-NRF (Enhaced- NATO Response Force) para realizar la supervisión delas instalaciones en ROTA del Buque de Asalto Anfibio ‘CASTILLA’”, comienza explicando el Ejecutivo.

Según el relato del suceso que aporta el Gobierno, “durante el viaje realizado en ALVIA de Madrid al Puerto de Santa María, al poco de salir de la estación de Atocha, se requirió por la megafonía del tren los servicios de un médico para atender a un viajero que se encontraba indispuesto. El equipo al completo acudió inmediatamente al vagón donde se encontraba el Interventor de RENFE con un viajero que presentaba un cuadro vagal importante y solo respondía a estímulos profundos. El equipo médico colocó al paciente en posición de seguridad, encargándose de que no realizase ninguna aspiración bronquial y estimulándolo constantemente para que no progresase su cuadro”.

A continuación, “tras ser valorado y atendido por el equipo de especialistas y ante la falta de medicación apropiada y desfibrilador, la TCOL [teniente coronel Elvira Pelet], en su calidad de Jefa de expedición, transmitió al Interventor del tren de la necesidad de evacuar al pasajero a un centro hospitalario a la mayor brevedad. Para ello se contactó con el 112 para proceder a la evacuación del viajero al hospital más próximo, que era el de Ciudad Real, donde el tren tuvo que efectuar una parada imprevista”.

Ya en la estación, “el paciente fue recogido por una UVI móvil y trasladado al Hospital General Universitario de Ciudad Real, a donde llegó sin novedad gracias a la actuación de los médicos”.

En la respuesta se señala que todos los miembros de la expedición militar que participaron en esta intervención “fueron felicitados públicamente por el Subsecretario de Defensa durante una de sus visitas al Hospital Central de la Defensa”, y precisa que “los acontecimientos ocurridos en el AVE no fueron el motivo principal de la propuesta y posterior concesión de la Cruz al Mérito Aeronáutico con distintivo blanco a la mencionada Oficial”.

Sin embargo, en esa respuesta Defensa no llega a concretar, entonces, cuál fue el motivo principal que justificó la propuesta de concesión de esta medalla.

Sí dio algún dato más a propuestas de ECD: el trabajo llevado a cabo por la teniente coronel como jefa del Servicio de Anestesiología del Hospital Central de la Defensa. Precisamente sobre esa gestión también el PP preguntó al Gobierno PSOE-Podemos, a raíz de quejas que le llegaron al Grupo Popular.

Quejas y salidas de anestesistas

Los diputados populares se hicieron eco de quejas internas que denuncian que, con la teniente coronel Elvira Pelet como jefa del Servicio de Anestesiología, se ha producido un gran número de salidas, traslados de destino y peticiones de excedencias por parte de anestesistas militares que no querían trabajar con ella como responsable, lo que a su vez provocaba que otros anestesistas fueran enviados forzosos al Gómez Ulla.

En la pregunta escrita, el PP indicaba que “desde que tomó posesión como Jefa del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Central de la Defensa “Gómez Ulla” (HCDGU) la Teniente Coronel Dª Elvira Pelet dicho Servicio ha sufrido movimientos de personal poco comunes ya que más de 20 anestesistas han solicitado excedencia y se ha procedido a nombrar con carácter forzoso a personal de otras unidades para que fuesen al Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Central del HCDGU”.

También denunciaba el PP que eso “ha supuesto que las Unidades de los que han salido los forzosos hayan quedado tremendamente mermadas y, en algunos casos, inoperativas, lo que conlleva un grave perjuicio para la eficiencia y eficacia de la Sanidad Militar de nuestras Fuerzas Armadas”.

Los datos de Defensa: 8 excedencias

En este caso, el Gobierno -se entiende que el Ministerio de Defensa- afirma que “en el periodo en que la Teniente Coronel objeto de la pregunta ha sido Jefe de Servicio de Anestesiología no han existido ‘movimientos de personal poco comunes’”, según la expresión de la pregunta del Grupo Popular en el Congreso.

Pelet asumió el mando del Servicio de Anestesiología en mayo de 2016, se indica. No se aporta el dato de ese año, pero sí señala el Ejecutivo que “se han producido, de 2017 a 2020, un total de 16 solicitudes de excedencia de anestesiólogos militares en toda la Sanidad Militar, de los que 8 pertenecían al Hospital Central de la Defensa (HCD)”, es decir, estos últimos en el servicio que dirige esta coronel.

Las solicitudes de excedencia de anestesiólogos destinados en el Hospital Central de la Defensa responderían a los siguientes motivos: “6 por interés particular, 1 por cuidado de hijo y 1 por reagrupación familiar”.

“En referencia a que dicho Servicio sea el que más movimientos de Personal tenga en toda la Sanidad Pública de España, se indica que la Dirección del Hospital Central de la Defensa no tiene constancia de esa comparativa”, añade el Gobierno.

El PP quería saber a qué se debían esos movimientos de anestesistas, si se habían investigado, incluso si se iba a cesar a la jefa de Anestesiología. Defensa rebaja la cifra de salidas y además la compara con años anteriores, llegando en este caso a usar el término “éxodo”: “El éxodo de anestesiólogos militares desde el año 2000 hasta la actualidad ha sido de 89 efectivos, con un pico máximo de incidencia entre los años 2000 y 2011 en que pidieron la excedencia un total de 53 especialistas”.

En cuanto a los destinos forzosos, la respuesta oficial es que “para mantener la formación de los anestesiólogos en vistas a sus futuros despliegues y para dotar de plantilla suficiente a un servicio crítico hospitalario, como es el Servicio de Anestesiología del Hospital Central de la Defensa, han sido destinados forzosos entre los años 2017 a 2020 cinco anestesiólogos militares que estaban destinados en Unidades fuera de la red hospitalaria”.

Alabanzas a la gestión “acertada, eficaz y satisfactoria”

La respuesta es bastante extensa y se detiene en aportar datos, también adjetivos, con los que el Gobierno y el Ministerio de Defensa resaltan el trabajo de esta coronel -a la que en la respuesta se siguen refiriendo como teniente coronel-.

Por ejemplo, se indica que “en los últimos 3 años”, es decir, en la etapa de Elvira Pelet, “se ha incrementado la actividad del Servicio de Anestesia en un 26,7%, incorporando la actividad por la tarde y actividad asistencial que previamente no existía; para visualizar estas mejoras se efectúa una comparativa de intervenciones quirúrgicas del año 2016 con el año 2019 (la TCol. asumió la Jefatura del Servicio en mayo de 2016). En el año 2016 se realizaron 9.166 intervenciones con una plantilla de 25 anestesiólogos, mientras que en el 2019 se realizaron 11.362 intervenciones con una plantilla de 20 anestesiólogos”.

También se destaca que bajo el mando de esta coronel se ha creado “la Unidad de Reanimación a cargo del Servicio de Anestesia (requisito imprescindible para obtener la acreditación docente para formación de residentes) y se ha implementado la Unidad del Dolor y la Unidad de Fibromialgia (única en la Comunidad de Madrid)”.

Por todas las razones que expone en la respuesta, “el Gobierno, a través de la Dirección del Hospital Central de la Defensa y el Inspector General de Sanidad, considera acertada, eficaz y satisfactoria la gestión de la Teniente Coronel al frente del Servicio de Anestesiología y Reanimación de este Hospital”.

Remarca que la Dirección del Hospital Central de la Defensa “no ha realizado ninguna investigación sobre la gestión del Servicio de Anestesiología y Reanimación por no considerarla necesaria, ya que, tal como se ha señalado anteriormente, se considera correcta y acertada su gestión”, y que “ni la Inspección General de Sanidad, ni la Dirección del Hospital Central de la Defensa tienen previsto proponer el cese de la Teniente Coronel Médico”.

24 anestesistas

El PP había presentado otra pregunta similar para conocer los motivos de las “continuas y serias dificultades para cubrir la plantilla de especialistas de Anestesiología y Reanimación del Hospital Central de la Defensa”.

En la misma línea de la anterior respuesta, el Gobierno contesta que “no se tiene constancia que dicho servicio tenga continuas y serias dificultades para cubrir su plantilla”, y que “el Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Central de la Defensa (HCD) “Gómez Ulla”, tiene en la actualidad cubierta su plantilla de anestesistas con 24 efectivos entre personal militar y civil”.

Sí admite que “la elevada demanda de profesionales con esta especialidad y un aumento de la demanda asistencial, tanto en el ámbito público como en el ámbito privado donde se puede llegar a ofrecer mejores condiciones tanto económicas como laborales, limita la bolsa de especialistas que pueden ser contratados”.

Ante las acusaciones de que muchos anestesistas se marchan del Gómez Ulla, fuentes del hospital aseguran que el motivo de muchas excedencias es económico: en la sanidad no militar, y más en la privada, un anestesista puede ganar hasta 4.000 euros al mes, frente a los 2.300 que cobra de media en el Gómez Ulla, sobre todo por los problemas que existen para compatibilizar el destino militar con un trabajo civil como solicitan algunos.

Capacidad docente

Por último, otro aspecto que Defensa destaca de la labor de la coronel jefa de Anestesiología del Gómez Ulla es que en su etapa el hospital ha vuelto a tener la acreditación para formar a los anestesistas militares, que había perdido en 2014.

“En el ámbito de la docencia se ha conseguido que en el año 2019, a consecuencia del trabajo de 2 años de preparación por parte de la Teniente Coronel Médico, se hayan dado las circunstancias para que la Comisión Nacional de la Especialidad de Anestesiología y Reanimación acredite al Servicio de Anestesia del HCD como Unidad docente para formar especialistas en Anestesia así como para acreditar rotaciones de otras especialidades complementarias”, subraya la respuesta.

Durante el tiempo que no tuvo esa acreditación el Gómez Ulla, los médicos anestesistas militares salían de la Academia Central de la Defensa y se tenían que formar en la parte práctica en hospitales civiles. Ahora, según Defensa, “están realizando la especialidad Anestesia en el Hospital Central de la Defensa tres residentes, uno en segundo y dos en primero (los primeros en trece años)”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?