Defensa

A gritos en el Juzgado Togado Militar nº 11 por la actuación de la juez en un caso de abuso sexual

La abogada defensora de un sargento 1º se enfrentó a la comandante Patricia Moncada durante la toma de declaraciones de testigos, al entender que estaba condicionando los testimonios

Tribunal Militar Territorial Primero.
photo_camera Tribunal Militar Territorial Primero.

Las relaciones entre los jueces y los abogados suelen estar marcadas por los formalismos y actitudes que remarcan el respeto que deben mantener ambas partes, incluso cuando chocan frontalmente en algún proceso judicial.

Por eso llamó tanto la atención lo sucedido este lunes 14 de marzo en el Acuartelamiento Gobierno Militar, de Madrid, situado en el Paseo de la Reina Cristina. Allí se encuentran el Tribunal Militar Territorial Primero y los juzgados togados militares territoriales nº 11 y 12.

Confidencial Digital ha podido saber que el incidente en cuestión se convirtió en objeto de comentarios entre todo el personal allí destinado. El estupor y la sorpresa se extendió entre los militares y otros funcionarios que trabajan en el edificio, donde se habló del asunto durante todo el día.

Sucedió durante unas declaraciones de testigos ante la juez togado militar territorial nº 11, la comandante auditor Patricia Moncada. En un momento dado, la secretaria relator del Juzgado Togado Militar Territorial nº 11 fue llamada de urgencia para que acudiera a la sala en la que la juez estaba tomando declaración a unos testigos.

La función del secretario relator, en la justicia militar, consiste en “ordenar e impulsar los procedimientos judiciales”, y también ejercer la fe pública judicial. Precisamente para dar fe de lo que estaba pasando en la sala fue llamada a toda prisa esta secretaria relator.

La escena por la que había sido llamada la secretaria relator tenía como protagonistas a la juez togado y a la abogada defensora de un sargento 1º del Ejército de Tierra.

La juez Moncada estaba tomando declaración a varios testigos, civiles y militares, en el marco de la investigación que se sigue contra un sargento 1º, al que cuatro mujeres soldado acusan de haber abusado sexualmente de ellas mientras estudiaban en el Centro de Formación de Tropa (CEFOT) nº 1 de Cáceres.

Según ha podido escuchar ECD, el enfrentamiento se ha originado al considerar la abogada defensora del sargento 1º que la juez estaba condicionando en exceso a los testigos a la hora de declarar. Entendía que las preguntas y repreguntas de la comandante auditor coaccionaban la libre declaración de los testigos, y protestó por ello.

Ahí se desató un rifirrafe que en el que fueron subiendo el tono y el volumen de las palabras de la juez y la abogada. Esta última incluso llegó a levantarse de su silla, en sus protestas por el cariz que estaba tomando la toma de declaraciones.

 

El incidente circuló de inmediato en el edificio, y provocó un gran estupor entre los militares que trabajan allí. No están nada acostumbrados a que se produzcan enfrentamientos verbales con un juez militar, que no sólo es juez, sino además un oficial -en este caso, comandante-, lo que conlleva de deber de respeto que otros militares de empleo inferior deben guardar ante él.

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes