Deportes

La exclusiva vida de CR7, Casillas, Bale… en la residencia del Real Madrid

Piscina climatizada, simulador de Fórmula 1, habitaciones de 42 metros cuadrados, sala de cine, consolas con el Pro Evolution Soccer 2013...

La exclusiva residencia del Real Madrid en Valdebebas.
photo_camera La exclusiva residencia del Real Madrid en Valdebebas.

Los jugadores del Real Madrid disfrutan en Valdebebas de una exclusiva residencia en la que cuentan con todo tipo de lujos. El club ha sustituido las concentraciones en hoteles de la capital por este recinto, totalmente aislado y situado en pleno centro de la ciudad deportiva merengue. Conozca todas y cada una de sus características.

El Confidencial Digital pudo visitar la nueva residencia del Real Madrid en persona y conocer uno por uno todos los secretos que guarda el edificio, cuya construcción terminó este verano y en el que ya han pasado varias noches los futbolistas del equipo blanco.

Este nuevo hogar evita que el club tenga que alojarse en un hotel ajeno en las concentraciones previas a los partidos en el Santiago Bernabéu. No son necesarios desplazamientos ni dispositivos de seguridad, los jugadores terminan de entrenar y pernoctan en Valdebebas.

La residencia está completamente blindada. Para acceder a ella hay que superar varios controles de seguridad en Valdebebas. Una vez dentro, las visitas deben de esperar en recepción a que el futbolista o miembro del cuerpo técnico al que desean ver les reciba. Lo hacen en unas pequeñas salas situadas en la entrada del recinto, lo que evita que ningún extraño pueda entrar ni tan siquiera en la sala de estar, que es lo primero que ve uno nada más cruzar el hall.

En este particular salón, los futbolistas disfrutan de una sala de estudio equipada con varios ordenadores Mac e impresoras, numerosos sofás con vistas a los campos de entrenamiento, un espacio para disfrutar de juegos de mesa y dos pequeñas barras para servirse refrigerios (sin gas ni alcohol).

Todo decorado con una enorme estantería que recorre toda la sala, y en la que se pueden ver todo tipo de artículos históricos, como reproducciones de Copas de Europa, de Balones de Oro, fichas de futbolistas legendarios del club o incluso la emisión de obligaciones otorgada al Real Madrid por el estadio Santiago Bernabéu.

Contiguas a esta sala de estar, se encuentran dos de las joyas de la residencia. Por un lado, un cine de 42 butacas en el que la plantilla puede disfrutar al completo. Según cuentan a ECD, es usado casi de forma exclusiva para ver partidos de fútbol.

Junto a él se sitúa la sala de juegos, repleta de distracciones. Los futbolistas pueden optar por jugar a los videojuegos Pro Evolution Soccer 2013 o FIFA 11 en una PlayStation 3, jugar al pin pon, al billar, al futbolín, a los dardos, al baloncesto o incluso probar suerte en dos simuladores de Fórmula 1 con volantes profesionales, proporcionados por Audi.

[OBJECT]

La última habitación de la planta baja es la más amplia de todas, ya que en ella se encuentra la piscina climatizada de la residencia. De 10 metros de ancho y 20 de largo, con profundidad de hasta 1,8 metros, es utilizada tanto para ocio como incluso para la recuperación de lesiones. Junto a ella hay varias tumbonas para que los jugadores puedan relajarse como si de un spa se tratase.

 

Habitaciones de 42 metros cuadrados con terraza compartida

En el piso superior, la primera planta, se encuentran las habitaciones de los futbolistas. En total son 33 suites, de las que hasta ahora solo hay habitadas 23. Todas ellas cuentan con las mismas prestaciones, suman 42 metros cuadrados en total, cuentan con una Smart TV, sofá, cama de matrimonio, caja fuerte, minibar y un amplio baño. Además, disponen de una terraza de 10 metros cuadrados compartida con el vecino con vistas a los campos de entrenamientos o a la futura residencia del Castilla, dependiendo del lado al que esté situada cada habitación.

Aunque en julio se repartieron las habitaciones según el dorsal de cada futbolista, tras los primeros días de convivencia los futbolistas han alternado el orden y muchos han cambiado de ‘hogar’. Casillas mantiene la 101, aunque su vecino es Sergio Ramos, el segundo capitán. Les acompañan Pepe, otro de los capitanes, y Casemiro, al que le correspondía la 116. Tras ellos, conviven Nacho, Khedira, Isco (que ocupa la original de Cristiano, la 107) y Carvajal.

Los delanteros del equipo han decidido hacer piña y viven todos juntos. Así, Benzema y Jesé comparten terraza con Morata de vecino. Inmediatamente después están las habitaciones de Xabi Alonso, Varane, Diego López y Jesús Fernández.

Para encontrar la ‘suite’ de Cristiano hay que ir hasta la 118, que comparte terraza con su compatriota Fabio Coentrao. En frente tienen a Marcelo y Arbeloa, los dos laterales titulares del equipo. Por último, los más ‘alejados’ son Di María, Modric, Illarramendi y Bale, estos dos últimos sin vecinos.

Carlo Ancelotti y el resto del cuerpo técnico viven una planta más arriba, en la segunda, donde hay 23 habitaciones. Todas son iguales a las de los futbolistas, salvo la del entrenador, que es el doble de grande (suma 90 metros cuadrados), tal y como la diseñó su antecesor, José Mourinho.

Las 56 habitaciones cuentan con un sistema de seguridad que reconoce la huella dactilar de los futbolistas, por lo que solo pueden ser visitadas por ellos y el servicio de la residencia. No disponen de servicio de habitaciones.

Un amplio comedor y aulas para clases particulares

Junto a las habitaciones de los futbolistas, en la primera planta, se encuentra el comedor de la residencia. Allí disfrutan de desayuno, almuerzo, merienda y cena, todos servidos a horas concretas. La plantilla dispone de dos mesas de 26 asientos cada una, así como de una terraza contigua con música ambiental.

Tras el comedor están las tres aulas de estudio de la residencia, para las clases particulares de los futbolistas. Allí, los extranjeros aprenden castellano con varias sesiones, siempre los días de diario tras los entrenamientos, nunca cuando están concentrados o en día de partido. Los futbolistas españoles también pueden pedir clases de inglés, aunque confiesan a El Confidencial Digital los empleados de la residencia que son utilizadas casi exclusivamente por los futbolistas de otros países.

Como dato curioso, tras estas aulas se encuentra un salón con televisor, futbolín, varios sofás y una puerta, la cual lleva directamente a la sala de prensa desde la que comparecen Ancelotti y sus jugadores ante los medios de comunicación. En esa habitación fue donde José Mourinho y su cuerpo técnico discutieron con Antón Meana la pasada temporada.

La vida en Valdebebas de los futbolistas del Real Madrid

Los encargados de la residencia explicaron a El Confidencial Digital que los futbolistas del Real Madrid pernoctan allí no solo en las concentraciones, sino también cuando vienen de viaje tras jugar fuera de casa.

Los jugadores que viven más lejos de Valdebebas, por ejemplo Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, Iker Casillas o Gareth Bale que tienen su casa en La Finca, optan por pasar la noche en la ciudad deportiva. Es lo que ocurrió recientemente tras llegar de Xàtiva el pasado sábado 7 de diciembre, o tras aterrizar desde Estambul el 17 de septiembre, después ganar 1 – 6 al Galatasaray en Turquía.

Los días de entrenamiento entre semana los jugadores comen en la residencia y casi siempre pasan por la sala de juegos para relajarse, así como por la sala de estar. Sin embargo, aseguran a ECD que es raro verles en sus habitaciones los días de diario.

Vea a continuación imágenes de la residencia del Real Madrid en Valdebebas:


El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable