Dinero

Tres meses después de tomar el control de la entidad

BBVA desplaza a 400 empleados de Catalunya Caixa a sucursales de toda España

Ha decidido integrar en su red de oficinas a los trabajadores que sobredimensionan la plantilla en Cataluña para evitar más despidos

Sucursal de Catalunya Caixa.
photo_camera Sucursal de Catalunya Caixa.

BBVA absorberá en su red de sucursales a trabajadores de Catalunya Caixa. Lo planteó la semana pasada a los sindicatos como una de las medidas para rebajar el ERE inicial de 2.000 personas. Esta situación afectará, en su mayoría, a trabajadores de las oficinas en Cataluña. Algunos de ellos podrán ser destinados incluso a otras regiones de España.

La dirección del BBVA pactó la semana pasada con el comité de empresa de CatalunyaCaixa reducir las bajas a 1.557. Las últimas negociaciones han conseguido rebajar los 2.000 despidos que la entidad había planteado en un principio.

El BBVA pagará 30 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades. El grueso de las bajas recaerá en las prejubilaciones -631- para quienes tengan por lo menos 55 años en 2016.

Pendientes del nuevo destino y funciones

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes sindicales, la incertidumbre se ha apoderado estos días de algunos de los empleados en Cataluña de la antigua caja de ahorros.

Algunos de ellos reconocen encontrarse en un “sinvivir” porque están pendientes del nuevo destino y funciones que deberán asumir cuando aterricen en las sucursales de BBVA.

El banco ha decidido integrar en su plantilla a 400 trabajadores de Catalunya Caixa para rebajar el ERE inicial. Y se tiene en cuenta que la plantilla en Cataluña se encuentra más sobredimensionada que en otros territorios, lo que abre la puerta a traslados de trabajadores en esa región a oficinas del BBVA en el resto de España.

El acuerdo cumple los compromisos con Bruselas

La entidad que preside Francisco González sostiene, por su parte, que este acuerdo cumple los compromisos asumidos por BBVA con Bruselas, tras obtener la aprobación de la operación por parte de las autoridades competentes el pasado abril.

El expediente de regulación de empleo (ERE) planteado se ejecutará en dos fases. La primera será entre el 1 y el 21 de septiembre, cuando los empleados podrán adherirse a él de forma voluntaria. Si pasada esta fecha aún quedan cupos vacíos, se completarán de forma forzosa.

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable