Dinero

El Gobierno designa al italiano Antonio Tajani como su interlocutor de confianza ante Bruselas. El último desplante de Joaquín Almunia: no quiso recibir al sector naval español

El Gobierno se está cansando de los 'desplantes' de Joaquín Almunia. Está intentando tender puentes con el vicepresidente de la Comisión Europa, Antonio Tajani, para convertirlo en su nuevo interlocutor de confianza ante las altas instituciones de la UE.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes con acceso al Palacio de la Moncloa, Tajani es considerado como uno de los altos responsables europeos con más querencia por España.

Mariano Rajoy le condecoró la semana pasada con la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Es vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de industria y pequeñas y medianas empresas.

Incluso, Antonio Tajani, miembro del partido de Silvio Berlusconi, es considerado en el entorno de La Moncloa como el comisario europeo de más confianza del Gobierno español en contraste con el responsable de Competencia, el socialista Joaquín Almunia.

El último desplante de Almunia

El comisario de Competencia de la Unión Europea, el español Joaquín Almunia, se negó hace unos días a recibir a la delegación enviada a Bruselas por los representantes de los astilleros españoles.

Esta comitiva visitaba la capital belga con el objetivo de defender que no se devuelvan las ayudas concedidas por el anterior sistema de financiación del naval.

Los representantes de la entidad que agrupa a los constructores navales privados de España, Pequeños y Medianos Astilleros, Sociedad de Reconversión (Pymar), alertó de que el comisario tiene en sus manos el futuro del naval español, que da trabajo a casi 90.000 personas.

Este hecho, según las fuentes consultadas, ha enfadado enormemente a altos cargos del Gobierno.

Un malestar -admiten- que ha ido en aumento tras conocer que días después de plantar al sector naval español, si encontró un hueco en su agenda para recibir al primer secretario del PSC, Pere Navarro.

 

El rescate bancario no computaría como déficit

Pero ha habido otros desplantes de Almunia al Gobierno de Mariano Rajoy recientes que han colmado la paciencia del Ejecutivo. Tal y cómo se contó en estas páginas, el presidente y su equipo le echan en cara que en verano les prometiera que el rescate bancario no se incluiría en el informe de Eurostat, como finalmente ha ocurrido.

Almunia aseguró personalmente al Gobierno que ese dinero no computaría como déficit, ni entonces ni a finales de año.

Sin embargo, el lunes 22 de abril, el informe del Eurostat recogía textualmente la cifra del 10,6% de déficit en España en 2012, un dato que fue ratificado ese mismo día, y de forma pública por Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, que explicó que ese dato recogía el rescate bancario.

Ayuso: “La Corona ha sido la principal garantía de nuestra Democracia”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable