Dinero

Crece el consumo de agua embotellada en los hogares, especialmente en Canarias

Desde abril se ha registrado un aumento de la demanda pese al coste de más de 160 euros frente a los dos euros al año de la del grifo

La compra de agua embotellada creció un 10,8% según los últimos datos publicados por el Ministerio de Consumo, que confirman que cada vez invertimos más en agua envasada.

De hecho, como cuentan desde la Asociación de Aguas Minerales (ANEABE) a Confidencial Digital, desde abril se ha notado un nuevo aumento en la demanda, lo que augura “un buen verano en términos de producción y consumo”.

Sin embargo, añaden que este será un año duro para el sector a causa de “la altísima inflación y los costes de las materias primas, la energía y los combustibles que pueden lastrar la actividad industrial”.

El sabor, un factor clave

Actualmente, el litro de agua envasada cuesta unos 0,22 euros. Es decir, consumiendo los 2 litros diarios recomendados, tendría un coste de más de 160 euros al año. Por otro lado, el agua del grifo cuesta 0,002 el litro, lo que hace un precio total de menos de 2 euros anuales.

Estas cifras, sin embargo, no frenan el consumo de agua mineral. El principal motivo, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona, es que la mayoría de consumidores consideran que el sabor y olor son mejores (51%). La salud también juega un papel importante en esta decisión, pues un 34% de los encuestados reconocían que no les gusta beber agua del grifo por este motivo. De hecho, un tercio de los hogares que participaron en el estudio tienen sistemas de filtrado de agua, como por ejemplo jarras de carbono activo.

Hay que tener en cuenta que esto solo son percepciones del consumidor. En realidad beber agua del grifo no acarrea ningún problema de salud en España, como explican desde la Organización del Consumidor y Usuario (OCU). El suministro a los hogares pasa por controles estrictos que garantizan que es apto para el consumo. De hecho, la ley obliga a realizar revisiones diarias de hasta 53 parámetros en el agua. 

Grifo vs. Embotellada

Varios organismos recomiendan el consumo de agua del grifo, entre ellos la OCU, que afirma que esta agua "es la mejor opción” por cuestiones de calidad y de ahorro. Sin embargo, en zonas en las que es más dura por su elevado contenido de cal y magnesio el agua embotellada es líder. 

Destaca el caso de Canarias, donde se consume 144 litros por persona al año, doblando a los segundos en la lista, las Islas Baleares. Murcia, Cataluña y la Comunidad Valenciana también lideran el ranking. Por otro lado, Madrid, País Vasco y Navarra prefieren el agua del grifo. 

¿Riesgo en el suministro?

A pesar de la sequía y la bajada de agua en los pantanos, el suministro de agua embotellada está garantizado. Como explican desde ANEABE a Confidencial Digital el agua envasada tiene un origen subterráneo. Por ello, las causas meteorológicas no suelen tener un efecto inmediato en los acuíferos. Estas reservas naturales se recargan con el paso de los años, por lo que un momento de escasez puntual no afecta gravemente al abastecimiento.

 

Además, las empresas de agua mineral trabajan con una cuotas máximas. Es decir, desde las autoridades mineras se establece la cantidad de litros que pueden extraer anualmente y su producción en ningún caso puede exceder esta cifra. Así se garantiza que haya recursos suficientes y no se sobreexploten. De hecho, según el Instituto Geológico Minero, solo se usan el 0,03% de recursos hídricos subterráneos.

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable