Dinero

Beneficiarios de ayudas a la vivienda, becas y parados se quedarán sin esas prestaciones tras la subida del salario mínimo

Motivo: Trabajo ha congelado el índice IPREM (Indicador de Rentas) que determina el acceso y cuantía de la mayoría de subsidios

Recupera el dinero de los gastos de Constitución Hipotecaria
photo_camera Recupera el dinero de los gastos de Constitución Hipotecaria

El indicador del que dependen varias ayudas para miles de personas (IPREM), muchas de ellas en situaciones muy vulnerables, también ha quedado congelado para el inicio de 2020.

Así las cosas, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes oficiales, el decreto que el Gobierno aprobó el pasado viernes con medidas sociales y laborales no ha incluido una subida del IPREM (Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples).  

Se trata de un indicador que instauró el Gobierno de Zapatero en 2004 para sustituir al salario mínimo interprofesional (SMI) como referencia para calcular diferentes ayudas sociales, subsidios, becas y otras prestaciones, tanto a nivel estatal, autonómico y local.

El IPREM se queda congelado en 537,84 euros. Este baremo sirve para determinar también quiénes pueden acceder a ayudas a la vivienda o al desempleo y su cuantía, entre otros subsidios.

El objetivo era que las subidas importantes en el salario mínimo no tuvieran tanta repercusión en las cuentas públicas.

Cobrar el paro, becas y ayudas a la vivienda

En algunos casos, el IPREM marca el acceso a determinados subsidios, becas y prestaciones. Por ejemplo, en el Plan de Vivienda aprobado por el Gobierno de Rajoy en marzo de 2018, el IPREM sirve de referencia en los requisitos de acceso a las ayudas al alquiler y compra. También filtra el acceso a la asistencia jurídica gratuita.

En otras situaciones, establece las cuantías de las prestaciones, como el subsidio para parados mayores de 52 años o el de larga duración para personas que han agotado otras prestaciones de desempleo.

También se utiliza el IPREM como referencia para ayudas autonómicas para personas desfavorecidas, como la Renta Mínima de Inserción Social andaluza.

Congelación para los más desfavorecidos

Fuentes del Ministerio de Trabajo explican a Confidencial Digital que la actualización del IPREM se incluirá en la ley de Presupuestos Generales del Estado de 2020.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

Aunque es cierto que está previsto que la cuantía del IPREM se determine cada año en los Presupuestos, la dificultad del Gobierno para sacarlos adelante en las Cortes en los próximos meses ha generado cierta urgencia para descongelar este indicador, que se mantiene inalterado desde 2017.

El IPREM estuvo congelado del 2010 a 2017, cuando solo se incrementó un 1%. En 2018 volvió a quedar congelado pese a la recuperación económica y, por el momento, en enero de 2020 se mantendrá en los 537,84 euros mensuales, al menos hasta que haya nuevos Presupuestos.

“Esto contribuye a dejar cada vez más aislados de la recuperación a los colectivos dependientes de las prestaciones con regulación vinculada al IPREM”, alertan a ECD fuentes sindicales.

Quedan excluidas personas vulnerables

En cambio, el salario mínimo sí ha crecido en los últimos años y este año ha experimento el mayor incremento de la democracia, un 22%. Desde enero el SMI ha quedado fijado en los 900 euros mensuales en 14 pagas y se ha generado la mayor brecha hasta el momento respecto al IPREM.

La diferencia entre ambas partidas se ha ido incrementando en los últimos años. Si en 2004 eran datos muy similares, de 460,5 euros mensuales (IPREM) y 490,8 (SMI), en 2019 se han distanciado enormemente: 537,84 euros al mes y 900 euros al mes, respectivamente.

La brecha entre el IPREM y el salario mínimo tiene un efecto excluyente de posibles beneficiarios de ayudas y becas. “No es solo que se congelen los subsidios que cobran en función del IPREM, sino que el indicador sirve también como un tope a partir del cual no se tiene derecho a algunas prestaciones, viviendas de protección oficial... Si lo dejas congelado y la gente con el SMI gana cada vez más en relación con el IPREM es más fácil pasarte de ese tope”, denuncian los sindicatos.

Así, los perceptores del salario más bajo tienen demasiados ingresos para algunas de estas ayudas sociales que marcan su acceso con el IPREM. “Lo que acaba pasando es que tener derecho a un subsidio o ayuda está reservado a cuestiones de pobreza extrema”, sostienen. “Al final lo que generan es menos gasto social porque expulsan a gente con derecho a estas prestaciones”, concluyen.

Los sindicatos consideran una oportunidad perdida la ausencia del IPREM en este real decreto-ley de cierre de año e instan al Gobierno para que actúe si los Presupuestos no salen adelante. “No sabemos qué va a ocurrir con los Presupuestos,  si van a tener los apoyos de los grupos parlamentarios necesarios. El Gobierno sí tendría de tomar una determinación valiente en este tema”, avisan.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable