Dinero

La CEOE está dispuesta a subir el salario mínimo en 2022 en función del IPC

De aplicarse el tipo actual la subida sería de 29 euros, frente a los 15 que ultima el Gobierno

Yolanda Díaz en el Congreso
photo_camera Yolanda Díaz, ministra de Trabajo

El Gobierno selló ayer un acuerdo con los sindicatos (UGT y CCOO) para subir el salario mínimo interprofesional (SMI) 15 euros a partir de septiembre. Sin embargo, el pacto no cuenta con el apoyo de la patronal mayoritaria CEOE.

Fuentes de la asociación presentes en la negociación consultadas por El Confidencial Digital explican que los empresarios no se oponen a una subida del SMI, pero piden que esta no sea ahora, cuando la economía se está recuperando de la recesión pandémica, y “lo que se necesita es crear empleo”.

“Nos oponemos por una cuestión de oportunidad, estamos hablando de esperar tres meses y en diciembre ver cómo evoluciona la recuperación y sentarse a hablar” explican las mismas fuentes consultadas, que hubieran preferido “negociar la subida para dos años (2021-2022)” y fijar la cantidad de acuerdo a la inflación que marque el IPC.

De haber fructificado la propuesta de los empresarios, la subida lograda en el periodo de 2022-2023 hubiera alcanzado los 29 euros; si se tiene en cuenta el IPC a fecha de septiembre situado en un 3,3%. El aumento pactado por los sindicatos y el Ejecutivo de coalición asienta el salario mínimo en 965 euros divididos en 14 pagas.

Con todo, el Gobierno ha mostrado su disposición a subir más el SMI el próximo año. Los sindicatos esperan que durante 2022 el salario mínimo se sitúe en los 1.000 euros y para 2023 piden que este suponga un 60% del salario medio en España.

Durante las negociaciones con los agentes sociales. que la pasada semana parecían abocadas a no llegar a un consenso, el Gobierno se movió en una horquilla entre los 12 y 19 euros pero no convenció a los empresarios. En el caso de la revisión del SMI, no es necesario una acuerdo con patronal y sindicatos, su cuantía es una competencia exclusiva del Ejecutivo y “así se marca  en la Constitución”, explican los empresarios preguntados por este diario, y añaden que "sólo es obligada la consulta".

Amenaza de movilizaciones

Los empresarios revelan que durante el diálogo “los sindicatos, de manera velada, amenazaron con movilizaciones”, y exigían en la negociación “subidas importantes” debido a lo que se ha encarecido el coste de la vida. El precio de la electricidad y los carburantes ha disparado el IPC, frente a los números negativos del mismo indicador que se llegaron a registrar durante 2020.

Con la subida de 15 euros pactada, los asociados a la CEOE piensan que el aumento del SMI no ayudaría a muchos trabajadores; especialmente en los sectores en los que será más difícil asumir el coste, por pequeño que sea. La agricultura cuenta con márgenes muy reducidos y cada vez resulta menos rentable y competitiva. Por otra parte, las firmas que operan subcontratadas por el sector público no podrán ajustar los ingresos y perderán dinero porque los contratos ya están firmados con un monto total que tenía en cuenta el anterior SMI.

También, los empresarios recuerdan las declaraciones que hizo el Banco de España al respecto de los trabajos perdidos por la anterior subida del SMI en 2019. El organismo señaló que durante ese año la creación de empleo dejó de crecer entre 0,6 y 1,1 puntos; con especial incidencia entre los jóvenes y los mayores de 45 años.

Para evitar esa pérdida de oportunidades, desde la CEOE piden “tres meses para seguir creando empleo y en diciembre hablar a dos años vista” y recuerdan que “no se han levantado de la mesa de diálogo”.

Otegi pide perdón a las víctimas de ETA

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?