Dinero

Están pendientes de cobro 200 millones

El contencioso de Iberia con Venezuela se enquista: sólo le quiere pagar el 50% de la deuda

El Gobierno de Maduro propone abonarle la mitad del dinero que le adeuda y la aerolínea considera insuficiente esa oferta

Avión de Iberia.
photo_camera Avión de Iberia.

Iberia no está dispuesta a perder dinero con los 200 millones de euros que tiene retenidos en Venezuela. Algunas aerolíneas han comenzado a cobrar los casi 3.000 millones que les adeuda el Gobierno de Maduro. Pero lo están recibiendo con quitas cercanas al 50%. Un escenario que la compañía española no está dispuesta a aceptar.

El Gobierno de Venezuela debe casi 3.000 millones a 18 aerolíneas de todo el mundo. Se están viendo afectadas, por tanto, la mayoría de las compañías internacionales que operan en el país. Entre ellas, también la española Iberia.

Sin embargo, algunas compañías como Avianca, Lacsa-Taca, Aeroméxico, Aruba Airlines, Insel Air y TAME Ecuador ya han cobrado.

Cobrar la deuda con quitas cercanas al 50%

Pero en la mayoría de los casos han conseguido repatriar el dinero con importantes quitas, cercanas al 50%. Una propuesta que, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del sector, no convence a la cúpula de Iberia y ha enquistado el contencioso con el Gobierno de Maduro.

La aerolínea que preside Luis Gallego opera cinco vuelos semanales a Caracas. Fuentes del sector elevan hasta casi los 200 millones de euros la deuda que las administraciones venezolanas tienen contraída con la empresa española.

Abandonar Venezuela como medida extrema

Tal y cómo se contó en ECD, una de las medidas que tiene la dirección de Iberia encima de la mesa es dejar de operar con Venezuela si resulta imposible el cobro de esa deuda.

Una decisión que ya han tomado otras compañías en la misma situación, como Lufthansa, Air Canadá y Alitalia.

No obstante, fuentes oficiales de Iberia aclaran a este confidencial que la compañía continúa volando a Venezuela con total normalidad y mantiene conversaciones con el Gobierno de Nicolas Maduro para repatriar los fondos retenidos en el país.

En la aerolínea española prefieren apurar al máximo las negociaciones. Solo se decantarán por la opción de abandonar Venezuela cuando se confirme la imposibilidad de repatriar el dinero, los 200 millones que tienen retenidos en el país.

Hasta ese momento, consideran que es más conveniente esperar a como acaban las negociaciones de Iata por las posibles represalias que puede emprender el Ejecutivo venezolano.

 

Raphael, apoteósico en Starlite

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?