Dinero

Correos calcula que ingresará 1000 millones de euros con más oficinas digitales en la España vaciada

El nuevo Plan Estratégico cuenta con el apoyo de CSIF, Sindicato Libre y CIG. CCOO y UGT se han desmarcado de la negociación

Oficina de Correos
photo_camera Oficina de Correos

Correos atraviesa una grave crisis política y económica. Esto es innegable. La grave situación que atraviesa ha hecho mella y se ha visto reflejada en la pérdida de calidad de sus servicios. También ha sido criticada por los propios trabajadores y sindicatos, secundando huelgas durante las Navidades. En la opinión pública, la empresa además se ha visto comprometida tras aumentar el precio de algunos de sus servicios básicos, como es el caso de los sellos para envíos de cartas y tarjetas postales.

Correos es conocedor de esto y afirma que “en el ámbito económico, el primer objetivo debe ser la reconducción de las tendencias observadas a lo largo de los últimos años de deterioro de los resultados del Grupo hasta alcanzar un crecimiento de ingresos y equilibrio en la cuenta de resultados, en un periodo de tres años”. Y en ello está trabajando la empresa, aseguran las fuentes consultadas. Para ello, Correos ha estado trabajando desde el inicio de 2021 en un nuevo Plan Estratégico, ya que el actual está “obsoleto”. Para hacernos una idea, “en los últimos 25 años solo se han desarrollado tres planes estratégicos”, cuya función es el cambio de concepto de empresa y reconducir su funcionamiento con el objetivo de conseguir mayores beneficios económicos e “inyectar más cantidad de dinero en sus arcas”.

Según fuentes consultadas, actualmente Correos tiene 400 millones de euros de pérdidas acumuladas desde 2019, “sin conocer todavía las cifras del resultado del último trimestre del 2021”. También, el presupuesto anual con el que cuenta la empresa “es inferior al necesario”, comentan organizaciones sindicales. “Se necesitarían 220 millones de euros al año, y tanto en 2022 como en 2021 el presupuesto se queda solo en 110 millones”.

Los sindicatos mayoritarios no solo critican que el presupuesto sea “ínfimo”, sino que también se muestran molestos con el “modelo de empresa” que quieren llevar a cabo, afirmando que el grupo “quiere desmantelar el servicio postal universal, para centrarse exclusivamente en la logística de paquetes”.

Correos se encarga “del 65% de la paquetería” que se envía en nuestro país, pero esto no se refleja en una gran recaudación. “Nos dedicamos a la paquetería de bajo coste, no a la que da dinero”, critican. “Deberíamos competir con las grandes empresas que se dedican al ‘e-Commerce’”. En cambio, aunque parezca que ya no se usa el correo postal, este todavía representa el 65% de la fuente de ingresos” de la empresa. En cambio, desde Correos aseguran que para 2023 se estima que el 49,7% de los ingresos proceda del negocio postal y el 32,2% se obtenga a través del sector de la paquetería.

Para solucionar todos estos problemas económicos, Correos ha decidido ponerse a trabajar en un nuevo concepto de empresa con el objetivo de conseguir rellenar sus arcas. Así, ha podido saber Confidencial Digital, a finales de diciembre Correos ha acordado su nuevo Plan Estratégico, con el que estima recaudar más de 1000 millones de euros, hasta 2024. El proyecto principalmente pretende reforzar y digitalizar las zonas rurales, a través de la vertebración del territorio nacional, ampliando y diversificando sus actividades.

El Plan Estratégico

A principios de 2021, el Grupo Correos convocó a Comisiones Obreras (CCOO), Unión General de Trabajadores (UGT), Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Sindicato Libre (SL), Confederación General del Trabajo (CGT), Confederación Intersindical Galega (CIG) y Solidaridad de los Trabajadores Vascos (ELA, por sus siglas en euskera) para, a través de distintos grupos de trabajo, acordar un nuevo Plan Estratégico.

Según explica Correos, se ha realizado un “análisis de las principales experiencias llevadas a cabo por ocho operadores internacionales”, con el que se han “identificado patrones a los que aproximarse” y ha servido para “constatar que los operadores con carteras de ingresos más estables son aquellos que han emprendido un modelo de actividad diversificada con servicios logísticos y de paquetería ‘express’”.

El Plan de Correos con el que Correos calcula ingresar más de 1000 millones de euros ha sido acordado con CSIF, Sindicato Libre y CIG, mientras que los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) se han desmarcado de la negociación por desavenencias políticas con el presidente de la compañía, calificando este acuerdo como meramente propagandístico: “estos proyectos modernos buscan más la imagen que la efectividad”, declara un representante de estos sindicatos disconformes.

 

Según ha podido saber Confidencial Digital, el acuerdo se ha logrado a finales de año y va a ser firmado en dos semanas entre la organización y los órganos sindicales. La empresa Deloitte está trabajando en ello. En el texto se acuerdan los siguientes conceptos: instalación de nuevas terminales de paquetería, oficinas móviles, digitalización de puntos rurales, quioscos multiservicios, así como la vertebración del mapa mediante el transporte ferroviario. A través de este Plan Estratégico, con el que se amplían y diversifican las actividades del grupo, se pretende principalmente reforzar y actualizar el servicio de Correos en las zonas rurales. No obstante, fuentes conocedoras del acuerdo afirman que todavía se pretende incluir algún que otro servicio más.

Terminales de paquetería y quioscos multiservicios

Correos sabe que el negocio de paquetería es un servicio con tendencia ascendente. En 2013, esta actividad apenas representaba el 6,1% del trabajo de la empresa, en cambio para 2023 estiman que va a suponer el 40,9% de la actividad total del grupo. Ante esta previsión, Correos ha decidido apostar por aumentar el número de terminales de paquetería que hay en la actualidad. Este servicio está formado por máquinas ‘homepaq’ y ‘citypaq’, con las que poder recoger, enviar o devolver paquetes a través de taquillas ‘inteligentes’.

Estas máquinas pueden instalarse en cualquier lugar de la ciudad: lugares de tránsito como supermercados, gasolineras o centros comerciales, cerca del domicilio, en el trabajo o en lugares públicos. Correos quiere apostar por incrementar especialmente en zonas rurales esta tecnología que ya lleva utilizándose desde hace años en nuestro país, con el objetivo de facilitar la recogida de un pedido, pues están disponibles a cualquier hora del día, sin necesidad de estar pendiente de estar en el domicilio en un momento concreto.

También en las zonas rurales Correos va a apostar por los quioscos multiservicios, donde se pueden adquirir cualquier tipo de producto “como si fuera una tienda o un bazar”, “por ejemplo artículos de papelería”, comentan fuentes consultadas. En locales como estos también se pueden realizar ingresos de dinero, pagar recibos o comprar, entre otras cosas, billetes de tren, avión o entradas de conciertos, explican.

Oficinas móviles y digitalización de puntos rurales

Correos cuenta con unas 2300 oficinas y 2200 puntos de atención rural distribuidos por todo el país”. A pesar de ello, hay muchas zonas de la España vaciada donde no hay ningún tipo de local al que asistir físicamente. Esta situación además cada vez se está agravando más, pues “han cerrado 240 oficinas en los últimos meses” y “se pretende clausurar todavía alguna más”, comentan fuentes consultadas. Ante esto, para sustituirlas, Correos va a tener que aumentar la flota de oficinas móviles. Así, cada cierto periodo de tiempo, “una especie de autobús equipado con los servicios de Correos” va a acudir a aquellas localidades rurales donde no haya oficinas físicas para que sus ciudadanos puedan realizar las actividades que ofrece la empresa.

La pérdida de población en las áreas rurales está provocando que los trabajadores de Correos en estas zonas sean muy escasos. Este hecho, “unido a la saturación administrativa” repleta de burocracia, trámites y tiempos de espera, provoca que el problema se intensifique para los ciudadanos que viven en localidades rurales y requieren de este tipo de servicios. Por ello, “para una mejor eficacia” y para tratar de “no saturar la red”, se va a dotar a los carteros de nuevos aparatos electrónicos (como las ‘PDAs’ recientemente entregadas) con las que cualquier trabajador de la entidad en una zona rural puede no solamente entregar cartas y paquetes, sino también dedicarse a servicios administrativos.

Según fuentes sindicales consultadas, “esta medida sí se considera positiva porque vertebra la red”, aunque critican dos problemas que deberán solucionarse: los empleados van a tener que recibir una formación técnica con la que estar cualificados para desarrollar este tipo de actividades y, al mismo tiempo, deberán dotar a todas estas localidades de servicios de Internet a través de fibra óptica. “Esto hoy en día es un problema”.

Correos Farma, Frío, Market y Sampling

Correos también tiene previsto ampliar y diversificar su actividad en zonas rurales a través de servicios concretos que tratan de acercar al ciudadano productos sectoriales que pueden ser difíciles de conseguir o transportar en la España vaciada.

Correos Farma va a permitir recibir “rápido y a diario” medicamentos a domicilio. Con este servicio las farmacias van a poder ofrecer entregar sus productos a los clientes que estén en su área rural de influencia. Según los representantes sindicales consultados, esta actividad va a requerir modernizar la flota de vehículos para garantizar el correcto transporte de los medicamentos que requieran conservar una cadena de frío, por ejemplo.

Algo parecido ocurre también con el servicio de Correos Frío, encargándose de transportar productos perecederos de alimentación. Este servicio también va a precisar de vehículos adaptados a este tipo de mercancía refrigerada.

Fuentes consultadas explican que algunos de estos servicios ya están en funcionamiento desde hace tiempo, pero a través del Plan Estratégico Correos pretende reforzar estas actividades y sobre todo acercarlas a todas las zonas rurales. Correos Frío es un servicio totalmente novedoso en la empresa. Ha sido presentado en 2022.

Correos Market es uno de los servicios que tiene más incidencia en las zonas de la España vaciada. Es un ‘marketplace’ con el que se pretende dar visibilidad a los productos artesanos de zonas rurales. Esta venta ‘online’ “apuesta por favorecer a emprendedores, agricultores y artesanos” con la venta de productos de calidad y proximidad. En cambio, las fuentes consultadas critican que este servicio “exige condiciones muy estrictas a quienes quieren vender sus productos allí” ya que “para que salga rentable” deben comercializar “mucha variedad y cantidad”. Actualmente, 1221 empresas españolas venden sus productos a través de este servicio. Tras la erupción del volcán de La Palma, productores de la isla han puesto sus productos locales a la venta en Correos Market para hacerlos llegar a cualquier parte del país.

Correos Sampling “es seguramente uno de los servicios menos necesarios que hay para la población” critican fuentes sindicales. En cambio, aseguran que esta actividad “sí que puede aportar gran cantidad de dinero al Grupo Correos”. Es un servicio de publicidad y propaganda de marcas, en el que te envían a casa muestras de los productos de su empresa, de manera gratuita para el consumidor. Algunas de las entidades que participan actualmente son: Lindt, Puerto de Indias, Krissia, Larome París, etc.

Vertebración por transporte ferroviario

Según ha podido saber Confidencial Digital, Correos ha decidido vertebrar el territorio a través de servicios ferroviarios que accedan también a zonas rurales y no sean altamente contaminantes. El servicio ferroviario ya se ha desarrollado en décadas anteriores en la empresa a través de los denominados trenes postales, pero desde 1993 esta actividad ha cesado. Actualmente, el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano, junto al director de Estrategia, Avelino Castro, han decidido volver a implantar esta medida. Hay que recordar que el propio Castro ha trabajado anteriormente en Renfe y “fue una de las personas que decidió dejar de operar los trenes postales”. “Ahora en cambio, cuando es directivo de Correos apuesta por ello”, critican fuentes sindicales, que sentencian: “llama la atención”.

Pero, además del transporte ferroviario, en los pocos días que todavía llevamos de 2022, Correos ha decidido apostar también por el transporte aéreo. Así, ha creado el servicio Correos Cargo, que se va a encargar de la paquetería y mercancía que proviene de lugares internacionales. El proyecto se va a llevar a cabo a través de Iberojet, la aerolínea de Ávoris, que va a destinar aeronaves Airbus A330 para realizar la ruta Madrid – Hong Kong. Asimismo, la idea de Correos es convertirse en un referente del eje logístico Latinoamérica – Europa – Asia.

Financiación internacional

A través de esta ampliación y diversificación de servicios, reforzando su presencia en zonas rurales principalmente, Correos estima recaudar más de 1000 millones de euros hasta 2024. Pero tal y como se ha ido explicando en el artículo, la puesta en marcha de estos servicios no va a ser del todo sencilla ya que va a requerir de una inversión previa en infraestructuras y digitalización.

Ante ello, sumidos en una crisis económica, con 400 millones de pérdidas acumuladas desde 2019 y un presupuesto “ínfimo” de 110 millones de euros para este año (“se necesitaría el doble”), “nos preguntamos de dónde va a sacar el dinero el presidente de Correos, Juan Manuel Serrano”, cuestionan desde los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT), que se han desmarcado de la negociación asegurando que este Plan Estratégico es “solo fachada” y va a ser un “fracaso”. Algunas fuentes consultadas calculan que para llevar a cabo este “megalómano proyecto” se necesitarían más de 2600 millones de euros de inversión y vaticinan que el Grupos Correos tendría que pedir un préstamo como mínimo del 75%, es decir, casi 2000 millones.

En cambio, otras fuentes consultadas explican que la financiación se pretende conseguir a través de la internacionalización de la empresa. Según afirma el propio grupo, “la expansión internacional de Correos ya ha comenzado”. Ahora “es necesario acotar bien cuáles son los mercados objetivo, para construir una estrategia de entrada fuerte e inteligente”. Así, la empresa presidida por Serrano ha analizado entrar a operar en países como Brasil, China, Colombia, Corea del Sur, Emiratos Árabes, Arabia Saudí, Kuwait, Bahréin, Qatar, Omán, México, Rusia, Tailandia, Polonia y Portugal.

De hecho, según ha podido saber ECD, Correos actualmente posee una participación del 35% en dos empresas chinas: KCG eCommerce Solutions y K Parcel. Asimismo, el Grupo Correos tiene una participación del 100% en las empresas filiales: Nexea Gestión Documental, Correos Telecom y Correos Express Paquetería Urgente. Esta última a su vez es propietaria del 51% de CEP - Correos Express Portugal, que cuenta a su vez con una participación del 100% de CEP II – Correos Express Portugal. Ante estos datos, fuentes consultadas explican que parte de la financiación necesaria se va a conseguir debido a la participación que Correos tiene en las empresas chinas y a través del mercado que opera en Portugal mediante Correos Express.

El mes pasado ha transcendido que la empresa española también había tratado de hacerse cargo del mercado brasileño a través de la privatización de la empresa de correos nacional, tras que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la sacara a subasta. También hay constancia de que la actual directiva del grupo tiene especial interés en el mercado mexicano.

Así, según fuentes conocedoras del acuerdo del Plan Estratégico, la internacionalización de Correos no solo obedece a la necesidad de adaptarse al siglo XXI, sino que también está relacionada con la búsqueda de nuevas vías de financiación para invertir en la ampliación y diversificación de los servicios explicados, que forman parte del Plan Estratégico, con el que Correos estima conseguir más de 1000 millones de euros hasta 2024.

Primeras imágenes del rey emérito Juan Carlos I al llegar a España

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes