Dinero

Los funcionarios no cobrarán hasta abril la subida de sueldo de 2020

Hacienda tiene decidido que no aplicará el incremento del 2% hasta que haya nuevos Presupuestos, a diferencia del alza a los pensionistas, que aprobará por decreto

Funcionarios de las oficinas de Empleo.
photo_cameraFuncionarios de las oficinas de Empleo.

Los funcionarios serán uno de los colectivos más perjudicados por la falta de Presupuestos y de un Gobierno “con funciones plenas” en el arranque de 2020. Hacienda ha descartado la aprobación por decreto en enero de la subida del 2% en el sueldo de los empleados públicos.

De esta manera, los funcionarios tendrán que esperar a que se constituya un nuevo Gobierno para tener la subida salarial comprometida para 2020.

Como se ha conocido en los últimos días, el presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha transmitido este mensaje a los sindicatos en una carta que respondía a una misiva previa enviada por UGT, CC OO y CSIF.

Al contrario de la decisión tomada con los pensionistas, el Gobierno condiciona aprobar la nueva subida salarial a estar “con funciones plenas”, por lo que todo indica que comenzarán el año con el sueldo congelado.

Con la actual coyuntura política, los sindicatos asumen que es más que probable que el 1 de enero el Ejecutivo todavía se encuentre en funciones.

Descartado aprobar la subida por decreto

Por si esto fuera poco, los funcionarios verán retrasado el aumento de sueldo pactado con los sindicatos para el próximo año, varios meses después de la formación de Gobierno.

Fuentes de la cúpula económica del Ejecutivo confirman a Confidencial Digital que Hacienda tiene decidido no aplicar el incremento hasta que no haya nuevos Presupuestos, y así se lo ha transmitido a Bruselas en el marco del plan presupuestario para 2020. Así, la vía del decreto para aprobar la subida ha sido por ahora descartada.

Las nóminas no se van a tocar hasta abril

Con los plazos que maneja el Gobierno para las nuevas cuentas, “las nóminas no se tocarán como pronto hasta abril”, pronostican altos cargos del departamento que dirige María Jesús Montero.

No obstante, el Gobierno si tiene claro que el incremento tenga carácter retroactivo, y por ello se comience a contabilizar desde enero.

Techo de gasto, en enero; Presupuestos, en marzo

Hay que recordar que Pedro Sánchez ha fijado la aprobación de los Presupuestos en marzo, después de sacar adelante el techo de gasto en el Congreso en enero.

Además, a pesar de autorizarse el incremento salarial en las cuentas, se tiene presente que las distintas administraciones tardan casi un mes en trasladarlo a las nóminas de sus trabajadores. Un horizonte temporal, por tanto, que aplaza la subida al mes de abril.

Subida del 2% más variable en función del PIB

El plan presupuestario que el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez acaba de remitir a la Comisión Europea con el nuevo cuadro macroeconómico para 2019 y 2020, incluye el incremento salarial para los funcionarios y empleados públicos pactado en el Acuerdo Sindical, que contempla para 2020 una subida salarial fija del 2% más una variable en función del incremento del PIB y que supondrá un coste de 3.264 millones.

El II Acuerdo para la mejora del empleo público recogía un incremento del salario de funcionarios del 1,7% para 2018, del 2,25% para 2019 y del 2% para 2020. Así, se esperaba que hubiese un incremento fijo en estos tres años del 6,12%.

Sin embargo, este año la subida fue finalmente del 2,5% por la suma adicional de un 0,25%, debido a que el PIB registró un incremento igual o superior al 2%, y para este año, el Ejecutivo ya asume que la subida de funcionarios será del 2,3% (subida fija del 2% más 0,3% de fondos adicionales)

Baza para el apoyo a los Presupuestos

El Gobierno trata también de retrasar el incremento salarial hasta que los partidos que en teoría deben dar luz verde a las nuevas cuentas, no aprueben el texto remitido por el Gobierno al Congreso de los Diputados.

Fuentes del Ejecutivo explican a ECD que Montero admite en privado que se guarda esta baza para presionar a sus potenciales aliados. Trata de que “se piensen dos veces” la devolución del proyecto de ley de Presupuestos, si valoran que el retraso estará afectando a las nóminas de tres millones de trabajadores públicos en España.

De entrada, el texto contará probablemente con la oposición de la mayor parte de los grupos parlamentarios, salvo Podemos y algunos partidos nacionalistas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?