Dinero

Mercedes-Benz denunciada por “publicidad engañosa” con el uso del catalán

La Agencia Catalana de Consumo investiga un anuncio de la marca en el que el sistema de reconocimiento de voz parece entender el idioma

Mercedes-Benz CLS
photo_cameraMercedes-Benz CLS

La Plataforma de la Llengua ha presentado recientemente una reclamación a la Agencia Catalana de Consumo contra Mercedes-Benz por “publicidad engañosa” en el uso del catalán. También ha denunciado a otra marca automovílística alemana, BMW, por incumplimiento de la normativa linguistica.

En el caso de Mercedes, argumenta que uno de los anuncios, que se viene emitiendo en la radio sobre el nuevo Mercedes Clase A, la publicidad está basada en el sistema de reconocimiento y habla de voz del vehículo.

La denuncia, a raíz de un anuncio en la radio

Así, en la cuña puede escucharse a un conductor hablando en catalán con el coche. El narrador inicia una conversación diciendo: “Llevas toda la vida hablando a tu coche” y luego dice: “Ahora, por primera vez, tu coche te responderá”.

El chófer pide en catalán al coche: “Eh, Mercedes! Pon música, por favor, que me estoy poniendo muy nervioso!”. Y el coche, con voz femenina, contesta: “Aquí tienes tu canción antiestrés”.

Finalmente el narrador dice: “El nuevo Mercedes Clase A te conocerá perfectamente porque, gracias a su inteligencia artificial, podrás activarlo con la voz y él aprenderá de ti”.

El sistema de Mercedes-Benz no reconoce el catalán

Sin embargo, según denuncia la Plataforma per la Llengua, el producto que se vende no cuenta con la prestaciones que ofrece.

El sistema no tiene capacidad de entender ni de responder en catalán. El vehículo lleva el sistema de reconocimiento y habla Mercedes-Benz User Experience Linguatronic, que está disponible en una quincena de lenguas, pero no en catalán.

Critican que los vehículos de Mercedes-Benz no disponen ni de un solo elemento del vehículo en catalán. Citan el manual de instrucciones y recuerdan que la Ley 22/2010 del Código de consumo de Cataluña obliga a que se encuentre también en catalán.

Mercedes-Benz tampoco ofrece una versión en catalán de la página web, aunque sí en otras lenguas menos utilizadas, como la danesa, la noruega o la finura.

De esta manera, las webs para Bélgica están disponibles en francés y neerlandés, y en el caso de Suiza, tambíén en francés, alemán e italiano.

La Plataforma por la Lengua ha llegado a dirigirse a Mercedes-Benz en Alemania para reclamarle que cumpla la normativa y que el consumidor de habla catalana sea tratado en las mismas condiciones que otros usuarios de mercados de dimensiones semejantes.

Otra denuncia contra BMW por marginar el catalán

La Plataforma por la Lengua también ha denunciado a la marca automovilística BMW ante la Agencia Catalana de Consumo.

Ha tramitado una denuncia a la Agencia Catalana de Consumo, quien ya ha comunicado a la entidad que se ha iniciado el expediente de diligencias previas y que, por tanto, “se iniciarán las actuaciones necesarias para aclarar los hechos y, en caso de que se compruebe la existencia de infracción administrativa en materia de consumo, se tomarán las medidas correctoras oportunas para defender los intereses generales de las personas consumidoras y usuarias”.

Por lo pronto, los coches de la firma se continúan distribuyendo sin los manuales de instrucciones en catalán, tal y cómo exige la Ley de consumo catalana.

Según la asociación en defensa del catalán, la multinacional alemana les ha respondido que tiene su sede social en Madrid y esa circunstancia le exime de cumplir la normativa catalana. Aseguran que les han dado a entener que la responsabilidad recae, en todo caso, sobre los concesionarios de Cataluña.

En cambio, la Plataforma per la Llengua afirma que la Ley del Código de consumo especifica que lo importante es donde se distribuye, no donde se encuentra la razón social o de donde es la empresa, incluso aunque sea fuera de España. También aclara que el responsable de los manuales es la empresa que figura en la identificación del producto, en este caso BMW, y no los establecimientos donde se venden.

Una sentencia del Tribunal Constitucional (TC 7/2018) este enero avala la normativa y establece que el cumplimiento de la ley catalana afecta a todos los operadores que actúen en Cataluña, independientemente de la procedencia.

BMW alega “razones económicas” y “operatividad”

En la respuesta enviada a la Plataforma por la Lengua, BMV asegura que la entidad debe “comprender que el uso de lenguas cooficiales de España supondría un incremento tanto de los costes como de los procesos de internos de gestión, contrario no sólo al principio de simplificación de procesos que sigue el Grupo BMW, sino a toda lógica económica en los tiempos actuales, marcados por la contención del gasto”.

La empresa alemana también se niega a adaptar la web y el sistema multimedia del coche al catalán. “Es criterio establecido por el Grupo BMW que las comunicaciones realizadas mediante cualquier sistema integrado en el vehículo se haga en la lengua oficial que sea común a todos los habitantes del país respectivo, con independencia del territorio en el que residan”, concluye.
 

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo