Dinero

Pedro Sánchez prohíbe a Nadia Calviño y Josep Borrell acudir al Club Bilderberg

Han sido sondeados, pero el Gobierno considera que sería “provocar” a Podemos y podría verse por la militancia del PSOE como una “derechización” en pleno acercamiento a Ciudadanos

Pedro Sánchez y la ministra de Economía, Nadia Calviño.
photo_cameraPedro Sánchez y la ministra de Economía, Nadia Calviño.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha quedado fuera de la reunión del Club Bilderberg, el cónclave del denominado “Gobierno del mundo en la sombra”. Ningún ministro figura en la representación española seleccionada por Ana Botín. Pero la decisión no ha sido de la presidenta del Santander. Forma parte de la estrategia del Ejecutivo.

El Club Bilderberg, que se reúne este fin de semana en Montreux (Suiza), es, por la importancia de sus participantes, uno de los foros políticos y económicos mundiales de más alto nivel. Y se rige por el máximo secretismo sobre los temas que allí se discuten.

En ediciones anteriores, la clase política española ha estado representada por miembros del Gobierno. Así, en 2014 asistió el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo; en 2013 y 2017, el de Economía, Luis de Guindos; en 2012 y 2017, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría; y en 2010 el entonces jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

No conviene ahora dar munición a Podemos

En cambio, según ha podido confirmar Confidencial Digital por personas que conocen los entresijos de la reunión, que se celebrará entre este jueves y el domingo, Pedro Sánchez ha rechazado que miembros de su Gobierno en funciones participen en esta edición.

El presidente ha expuesto sus razones. Considera inoportuno que el Ejecutivo asista a la cumbre del “Gobierno del mundo en la sombra” en Suiza porque su presencia da más munición a Podemos en medio de unas negociaciones en las que habrá que gestionar su reacción por quedar fuera del Gobierno. No conviene, por tanto, “provocar” ahora.

Otro escenario que busca evitar, en plena “operación mano tendida” del PSOE a Ciudadanos, es que la militancia socialista pudiera ver ese acercamiento como una “derechización” del partido, después de reclamarle a Sánchez en Ferraz la noche electoral de las generales que “con Rivera, no”.

Son los argumentos que ha trasladado a dos de los ministros que Botín había barajado como representantes españoles en el encuentro de este año: la titular de Economía, Nadia Calviño, y el de Exteriores, Josep Borrell.

Josep Borrell se juega un puesto en la UE

Las fuentes consultadas por ECD califican de “error” la negativa de Sánchez a que sus ministros participen en el cónclave. Los denominados también “amos del mundo” tratarán asuntos como un orden estratégico estable; ¿Qué sigue para Europa?; Cambio climático y sostenibilidad; China; Rusia; El futuro del capitalismo; el Brexit y las amenazas cibernéticas.

Pero destacan que otro de los temas que se discutirá, con toda seguridad, es la designación de puestos dirigentes de la UE. Unos nombramientos que deben cerrarse en las próximas semanas, y en los que España (y Borrell) se juegan mucho.

Los cargos a elegir son: la presidencia de la Comisión, la presidencia del Consejo Europeo, donde los países son representados por ministros; el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (AR), encargado de representar diplomáticamente a la UE; y el presidente del Banco Central Europeo, la institución responsable del manejo financiero del euro.

Hay que tener en cuenta que los asistentes, unos 130 este año, son del más alto nivel: jefes de Estado y de gobierno, ministros de economía, banqueros centrales, economistas, administradores delegados de las principales multinacionales, jefes de Estado Mayor, y directores de las redes televisivas y editoriales más importantes de Europa y América del Norte.

El apoyo de Ana Botín a la ministra Calviño

Tampoco se pasa por alto ahora que la presidenta del Banco Santander mostró su satisfacción por la elección de Nadia Calviño como ministra de Economía, en junio del año pasado. A través de su cuenta en la red social Twitter, la banquera aplaudió la elección de Pedro Sánchez.

“En un momento clave para la Unión Europea, tener a Nadia Calviño como nuestra nueva ministra de Economía es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas”, aseguró entonces Botín.

El malestar del Gobierno Rajoy con Cebrián

Esto contrasta con el empeño del Gobierno de Mariano Rajoy, que siempre se esforzó por tener un sitio en Bilderberg.

Hasta el punto de que el propio ex presidente reprochó personalmente a Juan Luis Cebrián que ningún miembro de su Ejecutivo pudiera defender en 2015 el nombramiento de Luis de Guindos como presidente del Eurogrupo ante los líderes mundiales, al no haber sido invitado ningún ministro.

Mientras tanto, el responsable de Finanzas de Holanda, Jeroen Dijsselbloem, rival del ministro español en esa carrera, sí estuvo presente en los debates. No fue el único representante holandés de alto nivel. En la delegación de este país figuraron personalidades tan relevantes como la reina Beatriz; el primer ministro, Mark Rutte; el Gobernador del Banco de los Países Bajos, Klaas Knot; y el presidente de la petrolera Royal Dutch Shell, Ben van Beurden.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes