Dinero

La ‘vice’ Calviño tumba el control de los alquileres que ya negociaban Irene Montero y Ábalos

Ha avisado que la medida “espantaría a los fondos de inversión” y con ello ha provocado que Podemos rechace un Ministerio de Vivienda sin competencias para limitar los precios

José Luis Ábalos y Nadia Calviño.
photo_cameraJosé Luis Ábalos y Nadia Calviño.

Nadia Calviño ya ejerce como vicepresidenta económica del Gobierno. Como tal, ha dinamitado las negociaciones discretas que mantenían Irene Montero y José Luis Ábalos en Fomento para intervenir el mercado del alquiler desde un futuro Ministerio de Vivienda. La ministra de Economía ha impuesto su criterio, con el objetivo de frenar la amenaza de una fuga masiva de fondos.

Hasta ahora, Pedro Sánchez había defendido la recuperación de dos carteras: Vivienda e Igualdad, que no existen desde los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, y ofrecerlas a Unidas Podemos. La portavoz en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, ocuparía Vivienda.

Montero, activista y ex portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), siempre ha pensado que su papel en un Gobierno tenía que centrarse en los asuntos de vivienda.

Así lo manifestó pocas horas antes de la votación de investidura de Sánchez en julio, cuando rechazó la oferta de los socialistas por considerar que lo que proponían era un “cascarón vacío”.

Negociaciones discretas Ábalos-Irene Montero

Pues bien. El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, que en alguna ocasión había rechazado en público la medida, se había mostrado ahora abierto a negociar con Unidas Podemos poner límite a los precios del alquiler de vivienda. Así lo confirman a Confidencial Digital altos cargos, que conocen las conversaciones.

Lo hizo en el marco de unos contactos discretos que había comenzado a mantener con la número dos de la formación morada, Irene Montero. Las fuentes aseguran que Ábalos estaba de acuerdo en que el mercado se puede intervenir para generar mayor oferta, y que el alquiler tiene que ser asequible.

El titular de Fomento defendía que, dentro del propio mecanismo de mercado, se puede intervenir en el sentido de generar mayor oferta, ya que, si se estimula la oferta, se provoca que la demanda se pueda satisfacer y no encarecer el precio.

Calviño alerta de la fuga de fondos de inversión

Sin embargo, la futura vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha acabado por imponer su criterio. Ha alertado de los riesgos para España si se interviene el mercado, y ha convencido a Pedro Sánchez para tumbar el proyecto que había comenzado a negociar José Luis Ábalos con Irene Montero.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, Economía advirtió a Moncloa y a Fomento de una inmediata fuga masiva de grandes fondos de inversión internacionales si España intervenía los precios del alquiler.

Hay que recordar que el presidente de Blackstone en España, Claudio Boada, ya avisó hace unos meses que los planes de Podemos se observaban con preocupación desde la industria de los fondos de inversión.

En un desayuno organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Boada recordó, en presencia de la propia ministra Calviño, que Blackstone había invertido en los cinco últimos años 25.000 millones en el sector inmobiliario español, cuando nadie apostaba por él.

Y todavía no nos hemos ido”, lanzó también, a modo de reto, para después puntualizar que “su intención es seguir en España”, pero que, si el Gobierno aprobaba algunas de las reformas más intervencionistas planeadas en el mercado del alquiler, podrían retirar sus inversiones.

Reuniones en el Ministerio de Economía

En las últimas semanas, ECD ha podido confirmar también que, ante el secretismo de las negociaciones para formar Gobierno con Podemos, los grandes fondos de inversión inmobiliaria en España se han entrevistado con altos cargos del Ejecutivo para transmitirles este mismo mensaje, con el objetivo de introducir cambios en el proyecto.

Eso sí, las demandas han sido planteadas al equipo de Nadia Calviño, en el Ministerio de Economía, y no al de José Luis Ábalos, ministro de Fomento y de quien dependen las competencias de Vivienda.

Los representantes de los fondos saben que Calviño sería más receptiva a sus planteamientos, y que ahora cuenta con mayor poder en los asuntos económicos como futura vicepresidenta y presidenta de la Comisión Delegada, antesala del Consejo de Ministros.

Podemos rechaza el Ministerio de Vivienda

Por todo ello, según ha podido saber ECD por fuentes conocedoras de la situación, el Gobierno ha decidido negarse a fijar límites en el precio de los alquileres.

Ese plante ha provocado gran malestar en Podemos, cuyo líder, Pablo Iglesias, ha transmitido a Pedro Sánchez que, con esa línea roja, renuncia a gestionar las competencias de Vivienda.

Hasta hace unos días, Unidas Podemos desconocía qué competencias tendrían los nuevos Ministerios, después de casi una década de inexistencia.

Entonces, el PSOE comenzó a defender que Vivienda debía depender de Fomento, y ahí empezó otro de los principales escollos de las negociaciones. Después de las elecciones de abril, los socialistas ofrecieron esa cartera a Podemos, que la rechazó argumentando que no tendrían margen de maniobra suficiente para aplicar medidas de calado.

Hay que recordar que el partido morado ha colocado estas competencias como una de sus prioridades. En el debate de candidatos antes del 10-N, Pablo Iglesias aseguró que una de las iniciativas que llevaría a cabo desde el Gobierno sería “obligar” a la Sareb a sacar al mercado de alquiler todos los pisos vacíos que posee en propiedad.

Medidas en un proyecto de ley de Vivienda

Pese a la negativa del Gobierno, y al malestar en la formación de Pablo Iglesias, el ministro Ábalos ha confirmado a Irene Montero que el Ministerio de Fomento quiere cumplir el compromiso alcanzado con Unidas Podemos para regular el precio de los alquileres.

Pero ha considerado que lo más conveniente es llevarlo a cabo a través de los Presupuestos o mediante un proyecto de ley. Esta última opción es la que cobra ahora mayor fuerza en el Ejecutivo.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable