El Chau-Chau

Los otros guardias civiles asesinados por De Juana Chaos se sienten olvidados

El homenaje popular a doce guardias civiles asesinados por De Juana Chaos, montado en el lugar del atentado, la plaza de la República Dominicana, está dejando en el olvido a otros cinco agentes de la Benemérita, asesinados unos meses antes, en abril de 1986, en la calle Juan Bravo, de Madrid. La bomba había sido colocada en la puerta de una maternidad, murieron un cabo y cuatro guardias, y sobrevivieron el conductor del Land Rover, de apellido Faucha, y un guardia civil auxiliar, de 17 años, llamado Juan Carlos Acosta Martín Gil, que quedó destrozado: le reventaron los dientes, los labios, un ojo, y le llenaron de metralla el cuerpo. Su memoria también debería ser conservada.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable