La guindilla

A Francisco de la Torre, alcalde de Málaga (PP), que permite cada fin de semana un ‘macrobotellón’ en pleno centro de la ciudad con la anuencia de la policía

La escena se repite cada fin de semana y cada víspera de festivo en la ciudad. Cientos de jóvenes se concentran en una avenida de la ciudad para organizar un gran ‘macrobotellón’. Las autoridades policiales cortan con vallas ambos lados de la avenida para despejarla del tráfico rodado y allí, con cuentagotas, se van instalando los jóvenes. La congregación alcanza su punto álgido en torno a las 2 de la madrugada y la policía sólo está para certificar que ningún vehículo accede a la zona habilitada. A una hora determinada, la policía desaloja a los jóvenes y los servicios de limpieza comienzan a recoger los restos de bebida, bolsas y demás. Es inaudito que las autoridades municipales permitan este tipo de actos. Los responsables del ayuntamiento malagueño deberían impulsar actividades para animar a los jóvenes a pasar de otra forma el tiempo libre los fines de semana. Después vendrán las campañas de la DGT exigiendo prudencia. Y a nuestros políticos, ¿quién se la reclama? Por lo pronto, guindilla al alcalde del de Málaga, el ‘popular’ Francisco de la Torre.

 

Aragonès convoca una reunión extraordinaria del Govern en plena crisis con Junts

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?