Medios

Cambio de estilo en la secretaría de Estado de Comunicación: protagonismo de Carmen Martínez Castro, instrucciones de ser más proactivos

El Gobierno ha inaugurado una nueva política de comunicación desde la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa. Los nuevos responsables de la secretaría de Estado han cambiado radicalmente el estilo de sus predecesores a la hora de trabajar.

Los cambios no han sido inmediatos, de un día para otro, pero sí que se pueden apreciar después de casi cinco meses en el Gobierno. El departamento que dirige Carmen Martínez Castro desde La Moncloa difiere del anterior equipo en cuanto a visibilidad pública. Estos son algunos ejemplos:

-- Mayor presencia fuera de La Moncloa. Los máximos responsables de la secretaría traspasan con mayor frecuencia los cuatro muros del palacio presidencial para salir a la calle y participar en actos de diversa índole. Por ejemplo, la propia Martínez Castro acudió a la corrida de la prensa en Las Ventas, algo que no habían hecho los anteriores secretarios de Estado.

-- Su número dos, Consuelo Sánchez Vicente, estuvo presente hace unos días en los premios del Club Internacional de Prensa. También ha asistido a algún desayuno informativo celebrado en Madrid.

-- La secretaría de Estado también ha transmitido la orden a todos los periodistas que trabajan en el departamento de ser más proactivos con los medios y ayudar a los periodistas que lo necesiten en la medida de sus posibilidades. Algunos de los afectados no recuerdan una consigna de este tipo en la etapa de Zapatero.

-- Moncloa también está enviando argumentarios a los periodistas explicándoles algunos puntos conflictivos de las diferentes medidas de ajuste que ha tomado el Ejecutivo de Rajoy.

-- Martínez Castro, que durante año siguió la actividad política en diferentes medios, también tiene una relación diferente con los periodistas que la que tenían Félix Monteira, Nieves Goicoechea o Miguel Barroso: en ocasiones ha decidido pasar a hablar con ellos en los pasillos del Congreso o en la propia tribuna de prensa.

Se trata, en definitiva, de una política de aperturismo que choca, según trabajadores que conocían de cerca la política de sus predecesores, con la que practicaba el equipo de Zapatero.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?