Medios

Fueron socios durante cuatro años

Mediaset y Prisa firman la paz tras un año de desencuentros

Se enfrentaron por Manu Carreño y Jesús Gallego, ‘Los Manolos’ y la Cadena COPE y la gala de los premios Ondas

Pepa Bueno en el chéster.
photo_cameraPepa Bueno en el chéster.

Dos de los principales grupos mediáticos que operan en España han firmado la paz tras varios meses de disputas. Se trata de Mediaset y el Grupo Prisa. Ambas compañías llegaron a ser socias y a sentarse en el mismo consejo de administración.

Mediaset y Prisa rompieron relaciones el año pasado, justo cuando el grupo que preside Juan Luis Cebrián vendía sus últimas acciones en el conglomerado televisivo tras cuatro años de feliz matrimonio.

Entre medias, Paolo Vasile se había quedado con la gestión de Cuatro y con parte de Canal+, mientras que Prisa había salvado un ‘match ball’, gracias a los 500 millones de euros que obtuvo de la operación, a los que se les añadieron otros tantos cuando vendió en varias fases el 18% de Mediaset España, el porcentaje que conservaba desde la fusión entre Telecinco y Cuatro.

Pero en el momento de la desinversión del Grupo Prisa, en el verano pasado, llegó el divorcio con Mediaset. Cebrián e Ignacio Polanco abandonaron el consejo de administración del grupo televisivo y hubo varios enfrentamientos que afectaron a algunos de los periodistas estrellas de ambos conglomerados.

Manu Carreño se vio obligado a dejar el ‘Carrusel deportivo’ y Jesús Gallego, el sustituto al frente del programa deportivo del fin de semana de la SER, tuvo que abandonar Mediaset. Y es que periodistas que compatibilizaban labores en Mediaset y la Cadena SER tuvieron que elegir una de las dos compañías ante la imposibilidad que les impusieron de compatibilizar ambos puestos.

La decisión tuvo consecuencias inmediatas. La primera fue un aumento de la promoción de los deportes de la Cadena COPE en el bloque de ‘Los Manolos’. Se incrementaron las referencias a las informaciones y a las entrevistas realizadas por el equipo de Paco González o en el programa de Joseba Larrañaga, ‘El partido de las 12’. Todo ello, en detrimento de lo que difundía la SER.

La segunda fue una consciente marginación de galas de las diferentes marcas del Grupo Prisa, como los premios Ondas, los premios Dial o la gala anual de Los 40 Principales dentro de canales como Divinity, que relegaron estos productos a altas horas de la madrugada. Esta decisión no sentó bien al equipo de Juan Luis Cebrián.

Pero ahora la guerra entre Prisa y Mediaset ha finalizado, según ha podido saber El Confidencial Digital. La llegada de Vicente Jiménez como nuevo director general de la SER ha supuesto un cambio en las relaciones con el grupo que dirige Paolo Vasile. Y es que el ex adjunto a la dirección de El País y ex tertuliano de Mediaset mantiene una política diferente que sus predecesores, lo que ha facilitado el acercamiento a Mediaset..

Ya se han producido algunos cambios en la relación entre ambas compañías. Por ejemplo, en ‘Hoy por hoy’, de Pepa Bueno (que conduce ‘Viajando con Chéster’) y Gemma Nierga, se ha abordado con especial atención la emisión de algunos formatos de Mediaset, como ‘La Voz’ o ‘El Príncipe’.

También ‘Los Manolos’ han vuelto a recuperar las entrevistas y emisiones de los deportes de la SER, explican fuentes cercanas a Mediaset.

Además, Joaquín Prat acaba de fichar como animador de ‘Carrusel Deportivo’. Continuará como copresentador de ‘El programa de Ana Rosa’.

No obstante, a pesar de que las relaciones se han normalizado, todavía algunos profesionales están sufriendo las consecuencias de la tensión que ha existido. Javier Ruiz, por ejemplo, no ha podido compatibilizar su trabajo en la Cadena SER con ‘Las mañanas de Cuatro’.

Tampoco Iker Jiménez, que ha tenido que poner punto y final a su histórico programa radiofónico, ‘Milenio 3’, para centrarse en su programa en Cuatro.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable