Medios

La corresponsal de ABC en Cuba ya puede salir de casa tras diez meses de arresto domiciliario

Camila Acosta llegó a ser encarcelada por cubrir unas protestas contra el régimen de Díaz Canel

Camila Acosta
photo_camera Camila Acosta

Diez meses después, la corresponsal de ABC en Cuba ve cerca el final de su encierro doméstico. Este viernes, Camilia Acosta recuperará parte de su libertad tras ser obligada a estar recluida en su casa desde julio del año pasado tras una cobertura crítica con el Gobierno de Díaz Canel.

Hace una semana, la colaboradora del medio de Vocento fue citada en una oficina de policía tras meses esperando a conocer cuál era exactamente su situación procesal. En ese momento, su abogada aplicó un concepto llamado ‘criterio de oportunidad’. Este procedimiento permite una negociación entre ambas partes.

A partir de estas conversaciones se decretó que se llegaría a un acuerdo este viernes. Camila Acosta tendrá que pagar una multa de mil pesos. A cambio, el régimen cubano le va a devolver alguna de sus pertinencias, como equipos de trabajo y otros enseres personales que le confiscaron el día de su detención, en julio del año pasado.

Acosta admite que con el pago de la multa reconoce que “cometió un delito” sin “poder defenderse”. No obstante, prefiere pagar a enfrentarse a las posibles represalias que pudieran derivarse del desarrollo procesal de este caso.

Recuperación de la libertad

Gracias a esta decisión, Acosta podrá recuperar parte de su libertad y volver a salir a la calle después de más de diez meses de encierro desde que fue obligada a vivir en arresto domiciliario después de una breve estancia en la cárcel.

Su situación definitiva sé conocerá este viernes, cuando se dictaminará la resolución del caso. Ahí se podrá saber cuánto de su vida anterior podrá recuperar Camila Acosta. En estos meses de encierro, Acosta ha vivido vigilada, con uno o dos coches de policía y dos agentes en cada vehículo, apostados en la puerta de su casa. En ocasiones, también se ha divisado a uno o dos agentes vestidos de civiles en moto.

La periodista de ABC contó además a ECD hace meses que ha sufrido “amenazas de prisión” por parte del “aparato represivo” del Gobierno de Cuba. Acosta alude a detenciones de gente de su entorno y “amenazas de muerte” con choques de vehículos ante la puerta de su casa justo cuando la corresponsal salía de su domicilio.

Fuentes especializadas en política cubana aseguran que en los últimos años ha habido un endurecimiento de las penas que se aplican a la oposición contra el régimen. Por ejemplo, las penas máximas por desorden público han pasado de tres hasta los ocho años.

La periodista de ABC está vigilada en la actualidad por el régimen cubano, que le acusa de “desorden público y de instigación a delinquir”. Esta acusación está basada en que Acosta cubrió las manifestaciones organizadas por la oposición que se celebraron en Cuba en el año 2020 y 2021.

 

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?