Medios

El Debate de Bieito Rubido tiene financiación garantizada para cinco años

El periódico estará centrado en Política y Economía, ha fichado un corresponsal para el Vaticano y tendrá secciones de Familia, Religión e Historia

Bieito Rubido | Europa Press
photo_camera Bieito Rubido | Europa Press

El año 2021 se va a caracterizar por el gran número de medios de comunicación que van a ver la luz. Este jueves, 1 de octubre, se estrena El Debate, el periódico digital creado por Bieito Rubido con financiación de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP). El exdirector de ABC comienza así una nueva aventura en los medios de comunicación retomando, 111 años después, el diario que en su día creó el periodista Ángel Herrera Oria.

Un proyecto distinto

Cuando Rubido decidió dejar la dirección del ABC, la ACdP vio en su figura una persona que podría ayudar a marcar el rumbo del diario que se estaba gestando. Contactaron con él para ofrecerle un puesto como consultor y comenzó el intercambio de análisis e informes. Con el paso de los meses, la asociación decidió dar un paso más y proponerle el puesto de director de El Debate.

La razón que llevó a Rubido a aceptar el cargo, como ha explicado él mismo a Confidencial Digital, es la situación actual del mercado de la prensa española: “El mercado de los medios está totalmente saturado, pero el enfoque que tienen el 70% de las cabeceras sobre la sociedad española es de izquierdas”.

Por eso, explica Bieito, hay espacio para el nuevo periódico: “hay hueco para medios que ofrezcan unos contenidos con las ideas de, por lo menos, el 50% de la sociedad española, con una defensa de la unidad de España, del orden constitucional, de la familia y la monarquía”.

Centrado en su redacción

Además, El Debate también pretende desmarcarse del resto de medios con una redacción que sea el centro de los esfuerzos del diario: “No puedes seguir concibiendo los grupos de comunicación como hace 20 años. La clave de este negocio está en la redacción. Aquí no hay una superestructura, un director general, una asesoría jurídica… Aquí hay un gerente y un director comercial. El resto es redacción”. El Debate contará con 60 periodistas, que estarán, explica el director, en el centro del proyecto.

El punto central del diario será la sección de España. “Creemos que la sección de información política y de España tiene que ser la más relevante. Será la sección estrella”. Por eso es el área que contará con el mayor número de redactores. Dentro de ella, estará la sección de Política. Habrá un periodista para seguir a cada uno de los partidos: “Vamos a tener un redactor por cada partido, un redactor para el gobierno, un redactor para el Congreso…”.

Las dos caras más conocidas de la sección serán Ana Martín, subdirectora de EsDiario, y Mayte Alcaraz. Pero también forman parte del equipo Raquel Tejero, Patricia Sanz

La segunda sección más importante del diario digital será la de Economía. María Jamardo estará al frente de la sección de Tribunales. David Vicente Casado es el redactor jefe de Deportes. Julio Pomar coordinará la estrategia digital.

Además, como cabe esperar en un diario financiado por la ACdP, El Debate contará con una sección humanística, subdividida en tres apartados: Familia, Religión e Historia. Por otro lado, habrá secciones de Cultura y Actualidad, que será un cajón de sastre para noticias de última hora de diversa temática.

 

El Debate pretende cubrir la información durante las 24 horas del día: “Lo que más nos costó fue fichar a los portadistas de la noche. Habrá turnos para informar las 24 horas, los 7 días de la semana. Vamos a hacer tres cierres: uno a las dos del mediodía, otro por la tarde y otro sobre las seis de la mañana”.

Los nombres más conocidos, en la sección de Opinión

Además, la sección de Opinión será una de las más destacadas. Esta se compondrá de cuatro columnas diarias, más El Astrolabio: la sección del propio Bieito Rubido. “Fijos –explica el director- están Luis Ventoso, Ramón Pérez-Maura y Alfonso Ussía. Luego tenemos grandes invitados. Yo creo que la opinión va a ser muy importante dentro de nuestro periódico”.

Entre las firmas confirmadas se encuentran Ignacio Sánchez Cámara, Antonio Naranjo, Carmen Martínez Castro, Florentino Portero, Antonio Jiménez y Ana Samboal.

Los impulsores del proyecto entienden que esta sección, con los grandes nombres fijos ya anunciados, será una de las que más visitas generen: “Ventoso era el columnista más leído en ABC. Lo bueno que tiene internet es que te ayuda a medir, y te mide. La sorpresa con internet es que a quien tú creías que leían no lo leen y leen a otro”, explica Rubido.

Cinco años de seguridad financiera para asentar el medio

La financiación de El Debate correrá a cargo, al igual que en su primera etapa entre 1910 y 1934, de la ACdP. Esta asociación ha asegurado una estabilidad económica para el medio, y ha apostado por un proyecto que se desarrolle “con tranquilidad y con firmeza”. Concretamente se ha garantizado la viabilidad del periódico por cinco años: “Durante cinco años tenemos garantizada la financiación incluso en el caso de que no ingresáramos ni un euro. Como vamos a ingresar, yo creo que vamos a ser viables, si Dios quiere, durante mucho tiempo”.

Su apuesta es resucitar la gran cabecera de ACdP de la mano de los mismos promotores que un día la crearon: “No son las mismas personas, pero sí tienen el mismo halo ideológico que tenían entonces. Es un proyecto sólido, solvente, a futuro, con 60 periodistas… Aspira al liderazgo y a la excelencia, y tiene la responsabilidad de la cabecera. Esto no es la pataleta del que se marchó”, asegura el director.

Ahora la consolidación del medio depende de los lectores. El Debate cuenta con un estudio que confía en comenzar con 150.000 lectores diarios: “Nacemos con pretensiones humildes, estamos hablando de 150.000 al principio”. A finales de 2022 los promotores esperan estar en el medio millón de usuarios. Después, su objetivo es situarse entre los diez medios más leídos de España a los tres años de lanzar el proyecto, es decir, en octubre de 2024.

Con las bases puestas, pero elementos por añadir

El periódico se ha estrenado este 1 de octubre, pero le quedan cosas por añadir: “Este es un proyecto que sale ahora, esta es la botadura. A partir de ahora empezaremos a ponerle cosas encima. De lo que sale, a lo que se verá en unos meses, se percibirán cambios significativos. Hemos querido forzar la máquina para salir, primero vamos a salir y luego ya veremos”.

Por ejemplo, aunque aún no estén asignadas, El Debate contará con corresponsalías en ciudades españolas como Barcelona, Sevilla, Valencia y Galicia. Pero la corresponsalía estrella será la que lleve Antonio Olivié, CEO de Rome Report, que será el encargado de cubrir las noticias de El Vaticano para El Debate.

Rubido no se muestra reticente a contar con más periodistas en plantilla informando desde el extranjero, pero entiende que actualmente, con el presupuesto que manejan, es imposible: “Fuera tendremos la corresponsalía en Roma y ninguna más. Ya nos gustaría, pero los corresponsales son muy costosos. El ABC lo defendía como seña de identidad pero es muy costoso”.

El director también suspira por lanzar una edición en papel, pero asegura que, por el momento, no se lo han planteado. El motivo es, de nuevo, el coste que tiene sacar una edición impresa: “De momento no vamos a tener nada en papel. A mí me gustaría. Pero el papel es muy caro, el 60% del coste de un periódico de papel es el papel. Te queda el 40% para todo lo demás, y desgraciadamente la gente ha dejado de comprar el papel”.

Hay planes para impulsar un departamento audiovisual en el medio. Diego Moreno Bermejo será de hecho el redactor jefe de Audiovisual.: “Vamos a tener un canal de podcast importante y una pequeña plataforma de vídeo. Pero estamos todavía trabajando en ello. Dijimos: vamos a salir aún sin ello, tengamos el contraste de la calle y a partir de ahí…”.

Las críticas de “poco católico” no le preocupan

Por último, Bieito Rubido no se muestra preocupado con las voces que aventuran la posibilidad de que El Debate sea un periódico “poco católico”: “Que yo soy periodista está claro, que soy católico también”. “Angel Herrera Oria siempre decía: primero periódico, después católico. ¿Qué quiero decir con esto? No que pongamos el “apellido” católico en segundo lugar, sino que es muy importante que sea un periódico bien hecho y profesional”.

Y para que tenga sentido que sea católico, antes ha de ser relevante: “Primero que sea un producto que lea la gente. ¿Quieres dar tu mensaje católico? Tienes que tener un gran medio, porque como no tengas un gran medio, tu mensaje católico no va a llegar. A continuación, cuando ya lleguemos a cientos de miles de lectores, les hablaremos del humanismo católico”.

Biden advierte de que Putin "no bromea" sobre una guerra nuclear

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?