Medios

Los directivos de Cinesa acusan a Paolo Vasile de no ayudar a la industria del cine

El consejero delegado de Mediaset ha dejado claro que no va a estrenar ninguna de las producciones de Telecinco Cinema hasta que no pase la pandemia

Cines Cinesa
photo_camera Cines Cinesa

El cine se enfrenta a un reto muy complicado derivado de la pandemia y las restricciones sanitarias por el Covid-19. Desde que se decretó el confinamiento más estricto, en marzo, las salas de cine de todo el país han permanecido cerradas. Durante meses. En ciertas poblaciones todavía lo están.

Los locales que permanecen abiertos lo hacen con grandes restricciones que no siempre son rentables para las empresas. Las duras limitaciones de aforo y los toques de queda amenazan con terminar de hundir al sector según relatan los empresarios.

A esto hay se sumar otro factor importante: la anulación de los grandes estrenos cinematográficos programados para este año.

El sector cinematográfico, al límite

Según los datos más recientes de la federación de cines, el porcentaje de salas abiertas en España ha pasado del 87% al casi 49%, como consecuencia de las distintas medidas adoptadas por los gobiernos autonómicos.

Aunque el sector quiere ser optimista y está haciendo todo lo posible para salvar el año, lo cierto es que los datos son cada vez más preocupantes.

Tanto es así que el año pasado la industria del cine recaudó más de 600 millones de euros, pero en el 2020 el sector calcula una caída de ingresos de más de un 55% y un 70% para el 2021.

Otro dato preocupante, relatan desde la industria, es que las medidas de distanciamiento e higiene han cambiado en cierta manera los hábitos de los espectadores. Se ha notado un incremento importante en el consumo de plataformas digitales que parecen estar ganando terreno a las salas de exhibiciones cinematográficas tradicionales.

Los directivos de Cinesa, una de las principales compañías del sector, han alzado la voz y han explicado cómo se encuentra el sector para intentar revertir la tendencia y evitar males mayores.

Renovarse o morir

Confidencial Digital se ha puesto en contacto con Tony Illa, director comercial de Cinesa, compañía líder de exhibición cinematográfica que cuenta con más de 40 cines y 500 pantallas en España. Explica que “el cine se encuentra actualmente en un momento clave, de reinvención” si quiere intentar paliar la situación.

Advertisement

El vídeo del día

ATA cree que prórroga de cese de actividad “mejora protección de autónomos”.

En este sentido, desde la cadena de cines han puesto en marcha el lanzamiento de múltiples propuestas de algún modo revolucionarias. Se trata de ofrecer a los espectadores nuevas fórmulas de consumir cine.

Dentro de esas propuestas que, asegura, están teniendo buena acogida por parte del público, está la programación de ciclos temáticos (Marvel, Musicales, Harry Potter, Comedia Española, Infantil), los packs reservados que ponen a disposición de los usuarios el alquiler de sus salas para la celebración de eventos privados o la cesión de sus recintos para realizar competiciones de gaming privadas.

Illa ha expresado a ECD que, inevitablemente, la pandemia ha cambiado las reglas del juego. No hay más remedio, asegura, “que intentar adaptarse lo mejor posible a esta nueva realidad”.

En medio de este paréntesis excepcional, sin precedentes, en el que se encuentra la cultura y el cine especialmente, como exhibidores de películas de cine, Illa detalla  que el principal problema con el que se encuentran es que no acaban de llegar los estrenos de Hollywood. “Si las películas de cine no llegan, la reinvención es más difícil y todo cuesta más”.

A ello no parece ayudar, asegura Illa, el distinto comportamiento de la pandemia por países. Los contagios no evolucionan igual en un sitio que en otro. Es completamente diferente la situación de Alemania y la de los Estados Unidos o Brasil. “Todo ello provoca incertidumbre y retrasos en los estrenos mundiales”.

Desde Cinesa reconocen que la situación es “bastante crítica y difícil” porque el problema más importante es no tener material que poner en las pantallas. Porque “cuando hay una película, el público acude”.

Impulsando el producto local

El responsable de Cinesa explica que “afortunadamente, el producto local que hay en España es lo suficientemente fuerte y atractivo para hacer que la gente salga del sofá de su casa y se desplace al cine para vivir la experiencia de ver una película en sus instalaciones”.

“Gracias a ese contenido local que tenemos y que estamos impulsando, sumado a las nuevas iniciativas que creemos interesantes para nuestros clientes, intentamos salir adelante”.

Con esta estrategia de reinvención, de nuevas propuestas, intentan complementar la oferta de estrenos que tienen actualmente y que, a día de hoy, es únicamente española y europea. Ésa es la razón por la que ahora en Cinesa se están proyectando muchas películas españolas.

Otro de los grandes responsables de esta compañía de exhibición cinematográfica, Tomás Junquera, director de Relaciones Institucionales. Lleva 45 años trabajando en la cadena de cines y habla con perspectiva. Asegura que “lo han pasado muy mal en muchas ocasiones pero como ésta, ninguna”.

Junquera entiende que “ahora que las superproducciones están paradas, es un buen momento para los productores españoles y europeos”.

Mediaset da la espalda al sector cinematográfico

En este sentido, Junquera relata que tuvieron una reunión con los principales productores del país y les dijeron que aprovechasen ahora. Luego vendrán las grandes producciones y las cadenas de cines empezaran a llenar con producto extranjero los huecos que ahora están libres.

Por eso les hicieron llegar a los productores su parecer: “ahora es el momento”. De hecho, muchos han aprovechado para poner sus películas en los cines “recibiendo una gran acogida”, advierten. Y pone ejemplos: así ha sucedido con películas como ‘No matarás’, ‘La voz de la rosa’, ‘Padre no hay más que uno’ o ‘Las niñas’.

Junquera entiende que son películas que, probablemente en su momento, hubiesen tenido más dificultades para destacar. Sin embargo ahora, los cines “las han cuidado como oro en paño”. “Esto es lo que les hemos dicho a los productores. Meteros a estrenar las películas que nosotros os vamos a ayudar y os vamos a apoyar”, revela Junquera.

El problema es que no todos se han atrevido, advierte Junquera. Es el caso del consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile. “Tuvimos una charla con Mediaset, con Paolo Vasile, y él nos lo dejó muy claro: no voy a estrenar –explicó- ninguna película hasta que la pandemia pase”, revela Junquera.

ECD se ha puesto en contacto con un portavoz oficial de Mediaset, para recabar su opinión sobre esta cuestión. Al momento de cerrar esta edición no se había recibido respuesta.

Con Atresmedia, sin embargo, les ha ocurrido todo lo contrario. “En Antena 3 nos han estado ayudando continuamente y en muchísimas cosas. Incluso apoyando a la industria con una campaña publicitaria en televisión: ‘Yo voy al cine’”.

Junquera manifiesta que, afortunadamente, “hay gente que sí cree que los cines pueden salir adelante. Nosotros, por supuesto. Y hay productores y distribuidoras que también. En caso contrario, estaríamos perdidos”.

Tomás Illa, por su parte, corrobora las palabras de Tomás Junquera sobre la negativa de Mediaset en el apoyo a la industria cinematográfica.

“A mí ese argumento, política y estratégicamente, me parece muy cortoplacista. Uno de los riesgos que se corren es que si no vas a estrenar hasta que las condiciones no estén normalizadas, para asegurarte que la gente vaya a ver tu contenido al cine, el día que lo quieras estrenar a lo mejor ya no existen ni la mitad de las salas de exhibición de toda España”.

Illa, al igual que Junquera, lamenta la decisión de Vasile y asegura que “en este momento en el que estamos, tendríamos que ser mucho más generosos entre todos e intentar ayudarnos para salir juntos de esta situación”.

El Gobierno y las Comunidades, cada uno por su lado

Desde Cinesa tampoco entienden la descoordinación de los diferentes gobiernos en sus decisiones sobre este sector, teniendo en cuenta que el cine está reconocido como un espacio seguro. Aun así, se decretan cierres en algunas comunidades autónomas.

“El índice de contagio es de 0,01%, no entendemos porque cada región hace una cosa y no hay consenso”, explican.

En este sentido, denuncian que no se hayan flexibilizado las condiciones, cuando este sector es el de menos incidencia de contagio según los propios datos del Ministerio de Sanidad que revelan que “son muy marginales: no hay prácticamente casos”.

Además, Illa argumenta que los protocolos de seguridad de los cines son muy exhaustivos. “Ha sido una prioridad absoluta para nosotros cuidar a nuestro personal, dotarles de todo el equipo de seguridad para que ellos y los clientes estén seguros y capacitarlos para ello”.

Los directivos de Cinesa no entienden cómo, con estos datos tan positivos para la seguridad del cliente, que se cierren las salas o se decreten unas condiciones inasumibles porque no permiten obtener una rentabilidad suficiente.

Illa pone el caso del País Vasco, Asturias y Andalucía, donde los cines están cerrados ya que, aunque los gobiernos autonómicos de estas comunidades no les han obligado a cerrar, han optado por esta decisión de negocio.

“Si no te obligan a cerrar pero las condiciones con las que te dejo operar son tan desfavorables y restrictivas, la operación no es viable”, revela Illa. En definitiva, tres comunidades en las que tienen los cines cerrados por decisión propia aunque está previsto que los vuelvan a abrir a partir de la próxima semana probablemente.

Junquera, por su parte, asegura que “la única que nos está salvando el pellejo es la Comunidad de Madrid, permitiendo el aforo al 75%, flexibilizando los horarios y con los bares abiertos”.

Cinesa mira al futuro con optimismo

Tony Illa explica que, a pesar de todo, el sector mira al futuro con una perspectiva positiva. Tienen claro, por las encuestas que han hecho y el feedback que les dan los clientes, que los ciudadanos no han perdido el interés por el cine.

“Es una actividad que les gusta y quieren continuar haciéndola”, asegura Illa. Por eso la industria está poniendo todas las medidas posibles para continuar y asegurar a los clientes que ir a los cines es una experiencia segura.

Lo único que falta es que el contenido empiece a llegar de una manera regular como estaba previsto. Por eso en este año de transición la cadena ha creado esas iniciativas alternativas y propuestas de reinvención.

“Somos un sector resiliente –explica Illa-, hemos aguantado mucho y de esta también saldremos”. En esa mirada optimista se cuenta con que, “cuando haya una vacuna, las cosas se irán recuperando”.

En busca del balance…

Mientras tanto, Cinesa toma medidas para ajustar costes a ingresos. Tony Illa asegura que la compañía están estudiando la posibilidad de no abrir todos los días de la semana y abrir solo los días en que haya una afluencia de público suficiente.

“En algunos de nuestros cines tenemos 24 salas. Probablemente no sea necesario tener las 24 salas abiertas con el contenido que hay actualmente. Igual con 12, la mitad, podemos tener el cine abierto e irlo trabajando”, revela.

Cinesa está actualmente realizando ese ejercicio de análisis para ver dónde están los costes más elevados y donde están los ingresos potenciales, conscientes de que “estamos en una situación complicada y tenemos que pensar en generar los máximos ingresos posibles y reducir los costes al máximo. En ese ejercicio diario nos encontramos”.

Las plataformas son compatibles con el cine

Illa explica que la competencia de las plataformas como Netflix, HBO, Amazon Prime Video o Filmin no les preocupa. “Son experiencias completamente diferentes”, asegura. “El cine va a continuar, haya plataformas o no. Nuestros datos confirman que nuestros clientes más fieles, que acuden con más asiduidad al cine, son, al mismo tiempo, los mayores consumidores de contenido en streaming. Son negocios totalmente compatibles”, asegura.

“Nunca lo hemos visto como una amenaza, son opciones realmente complementarias y los datos lo certifican. El año 2019 fue un año récord en venta de entradas y las plataformas ya estaban en auge”.

Pero deben respetar las reglas del juego

“Lo que no compartimos es que las plataformas se salten las reglas del juego. El que se quiera saltar las normas y luego quiera estrenar algún contenido en nuestras pantallas, si no se respetan las normas, no le proyectaremos”.

Además Illa comenta que este problema no está solo en las plataformas de streaming sino que pasa también en la distribución. “Hay distribuidores que tienen sus propias plataformas de consumo online y hay contenido que se lo están llevando directamente a sus plataformas sin pasar por las salas. O estrenos que pretenden que se hagan de forma simultánea, a la vez en su plataforma que en el cine. Ante eso, nuestra postura es insistir en que las ventanas hay que respetarlas”.

Illa hace referencia a algunos de los que se han saltado estas “ventanas”. Es el caso del director de cine Javier Fesser, que ha decidido estrenar su última película ‘Historias lamentables’ en Amazon Prime Video en lugar de hacerlo primero en el cine.

También es el caso de Disney que no quiso hacer un estreno simultáneo con la película Mulán. Se trataba de una de las novedades más esperadas y que auguraban una mayor taquilla en verano por el tirón del personaje. No lo hicieron: se lo llevaron directamente a su plataforma de streaming.

Illa dice que, en cualquier caso, “la exhibición y la distribución están condenadas a entenderse”. Si el cine acabara desapareciendo, algo que a Cinesa no ve viable, no se podrían rentabilizar las inversiones que hay detrás de las principales películas, algunas con inversiones muy millonarias.

“Toda esa cadena de pasar de una plataforma a otra, probablemente no sería rentable si te saltas el primer escalón, que somos nosotros”. Es decir, si se pasa por alto esa parte no se podrá rentabilizar la inversión que se ha hecho y se tendrán que hacer inversiones más pequeñas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?