Phishing Car
photo_cameraPhishing Car

Motor

Evita el phishing Car

¿En qué consiste el phishing Car?

A la hora de vender o comprar un vehículo debemos extremar precauciones. Las estafas están al orden del día y el mercado de compraventa de vehículos de segunda mano no es una excepción. Para cubrirnos las espaldas, si nos encontramos en la parte compradora debemos solicitar un informe DGT, a través de plataformas de confianza. En este documento viene reflejado todos los datos referentes al coche y a su propietario, así como su historial. De igual modo, si somos propietarios de un vehículo y procedemos a su venta, inmediatamente después, debemos notificar ese traspaso a la DGT a través de una notificación de venta. En esta notificación aparecen los datos del comprador y a su vez nuevo propietario del vehículo.

¿En qué consiste el phishing Car?

El phishing Car es una variedad del propio phising. Un ciberdelito a través del cual los ciberdelincuentes intentan embaucar a los usuarios con el objetivo de obtener información privada o dinero de manera deshonesta. Esta estafa cibernética se halla presente en diferentes mercados; ya sean de moda, sector inmobiliario o vehículos usados, entre muchos otros.

De este modo, el phishing car es una modalidad más de phishing enfocada al mercado de vehículos de segunda mano. La manera de proceder de los ciberdelincuentes es la siguiente:

Anuncian un vehículo en Internet

El gancho es anunciar un vehículo de segunda mano en perfectas condiciones y excelentes características, cuyo precio está por debajo del mercado. Previamente, los ciberdelincuentes, se han interesado en un anuncio real; para recopilar información, documentación y fotografías. De este modo, pueden demostrar al futuro comprador que coche y documentación coindicen y sus datos son verídicos.

El comprador contacta con el ciberdelincuente

En esta primera conversación el ciberdelincuente se excusa por encontrarse fuera del país por motivos laborales. Asimismo, explica que el motivo de vender el coche es por lo complicado que le resulta rematricular el vehículo en el país donde se encuentra. Por lo que enseñarle el vehículo físicamente le resulta imposible y mediante presiones y técnicas psicológicas convence al comprador de que es una auténtica ganga, incitándole a la compra.

Modo de entrega

El primer contratiempo llega al no poder desplazarse a España y la entrega se hará a través de una empresa de transportes. El propio estafador se hace pasar por alguien vinculado a dicha empresa, dotando de valor y credibilidad a la situación. El comprador queda satisfecho por las explicaciones y el estafador se compromete a enviarle la documentación del vehículo. Una vez arreglado este inconveniente deberá abonar la mitad del vehículo y la otra mitad a la entrega.

Problemas en la Aduana

 No obstante, aparece un segundo contratiempo en la aduana y debe abonar la totalidad del coche para poder seguir adelante. Mediante conversación telefónica el estafador dice que va a devolver la cantidad inicial y de este modo, el estafado pueda realizar la segunda transferencia. Este hecho no se produce nunca. Llegados a este punto es cuando el comprador duda de la veracidad de la operación e intenta paralizarla, amenazando al estafador con denunciarle ante las autoridades. En ese momento, el ciberdelincuente, desaparece y no se vuelve a saber de él.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?