photo_camera Ineos Grenadier.

Motor

Ineos Grenadier. Fruto de la pasión

En julio de 2022 empezará la producción del nuevo y esperado todoterreno Ineos Grenadier en la factoría de Hambach (Francia). Pero los clientes podrán realizar sus pedidos online o en su distribuidor local a partir del próximo mes de abril. Propulsado por motores BMW de 6 cilindros en línea con 3 litros de cilindrada, en gasolina (285 CV) y en diésel (249 CV), estará a la venta desde 60.000 euros.

En estos tiempos que corren en los que los todocamino o SUV acaparan las mayores cuotas del mercado, resulta sumamente gratificante comprobar que aún queda espacio para los todoterreno de verdad. Y si a sus cualidades off-road se suma un diseño evocador, con tintes retro (hoy tan de moda) entonces el producto no puede ser más apetecible. Es el caso del nuevo Ineos Grenadier, un todoterreno a la antigua usanza que nace con el firme propósito de convertirse en el más duro rival de los mejores TT del mercado mundial. Y la verdad es que atributos no le faltan, empezando por una estética de marcado carácter retro que ha tenido su fuente de inspiración en el clásico Land Rover Defender, mientras en el conjunto del frontal asimismo se encuentra alguna  reminiscencia con el Mercedes-Benz G, caso de los faros redondos o el capó tipo concha. Esta apariencia cautivará no solo a los amantes de los TT, sino también a los aficionados a los clásicos. En cualquier caso en su diseño ha primado la funcionalidad.

El tratamiento dado al interior aúna funcionalidad y robustez. El salpicadero transmite cierta sofisticación dentro de la un planteamiento eminentemente práctico, con abundante proliferación de botones físicos para el manejo de las distintas funciones. A este aire de sofisticación contribuye plenamente el panel situado en el techo, que alberga una serie de mandos y botones que operan los distintos dispositivos para la conducción todoterreno. Todo un guiño a la aeronáutica. Pero como no podía ser de otra forma no renuncia a elementos que no pueden faltar en un vehículo moderno, caso de la generosa pantalla (de 12,3 pulgadas) del sistema multimedia.

Ponen la guinda unos comodísimos asientos Recaro, que por añadidura sujetan muy bien el cuerpo.

En lo referente a su construcción la receta aplicada no puede ser más contundente, se ha echado mano de la más eficaz receta tradicional. Esto implica recurrir al empleo de un robusto chasis de largueros a la antigua usanza, de una suspensión a base de ejes rígidos (delante y detrás) con muelles helicoidales como elemento elástico, tracción integral permanente a través de un diferencial central de reparto con posibilidad de bloqueo mecánico y reductora. También pueden bloquearse eléctricamente tanto el diferencial delantero como el trasero. Con todo este arsenal al Ineos Grenadier no hay obstáculo que se le resista. Arsenal al que se suman unas envidiables cotas todoterreno, con unos ángulos de entrada, de salida y ventral de 35,5º; 36,1º y 28,2º, respectivamente, mientras la profundidad de vadeo es de 80 cm. Por último, la altura del piso al suelo o altura libre se cifra en 25,8 cm.

Para su propulsión se ha recurrido a BMW, que suministra sus afamados motores de gasolina y diésel de 6 cilindros en línea con tres litros de cilindrada. El motor de gasolina proporciona 285 CV, mientras el diésel desarrolla 249 CV. Ambos llevan acoplado un cambio automático ZF de tipo convertidor de par con 8 velocidades. Aunque el Grenadier solo esté disponible con motores de combustión en la marca tienen una gran visión de futuro. Ya se está trabajando para dotarlo con un propulsor de pila de combustible.

Poderosa capacidad todoterreno

Hemos tenido la ocasión de hacer unos exigentes recorridos camperos a bordo del Ineos Grenadier. Eso si, como pasajeros. Al volante un avezado  conductor de Ineos Automotive, puesto que nuestra unidad de pruebas era un prototipo de los que se están utilizando para el desarrollo final del coche. Ya habrá oportunidad de conducir el vehículo cuando a partir del próximo mes de julio de comienzo su fabricación en serie.  Nada más acomodarse en el puesto del copiloto se pone en evidencia la comodidad de los asientos Recaro, pudiéndose comprobar una vez en movimiento y, sobre todo, cuando el coche se agita como una coctelera lo bien que sujetan el cuerpo.

Ya sea en tramos embarrados, a la hora de sortear grandes pendientes, de vadear  una corriente de agua o de circular por zona de rocas, el Ineos Grenadier se muestra imbatible. No hay obstáculo que se le resista.

Ya sea el motor de gasolina o el diésel, los propulsores también aportan su granito de arena. Mueven el pesado conjunto (en torno a los 2.700 kg) con bastante agilidad. Muy eficaz se muestra asimismo el cambio automático ZF de 8 velocidades, totalmente en línea con la filosofía del vehículo. Los cambios entre las distintas marchas acontecen con prontitud y suavidad, resultando imperceptibles. Pero quizá uno de los puntos más sorprendentes en un vehículo de estas características, de aspecto robusto, sea la comodidad, el confort de marcha que ofrece a sus ocupantes, bien sea en campo o por carretera. Una comodidad a la que no es ajena la baja sonoridad de las mecánicas, pero que tiene como protagonista principal una magnífica puesta a punto de la suspensión. Resulta admirable comprobar como una suspensión convencional de muelles helicoidales dotada con amortiguadores Bilstein proporciona tan alto grado de confort. Absorbe los obstáculos con bastante suavidad a la vez que controla eficazmente los rebotes de la carrocería.

Práctico y para todo tipo de clientes

El Ineos Grenadier es como una caja de gratas sorpresas. Aporta un montón de detalles prácticos, acorde con su planteamiento. Si vadeando o por cualquier otra circunstancia entrara agua en el habitáculo hay previstos una serie de tapones en el piso para el drenar el líquido, las ventanas del techo se pueden desmontar, hay una escalera para acceder al techo y asimismo se agradece en un coche de estas dimensiones, con una longitud de 4,93 m, que el portón trasero incluya dos puertas de apertura vertical y de distinto tamaño; de esta forma al tener que abrirse la puerta pequeña primero permite el acceso al maletero en espacios reducidos. Muy prácticas resultan las barras y tiras en el techo para poder colocar cargas, fijándolas de manera segura sin necesidad de recurrir a la baca, aunque es posible instalar este elemento si se desea. Además está previsto que Ineos desarrolle todo tipo de accesorios de fabricación propia.

Hay previstas versiones de pasajeros y comercial. En un primer momento se ofrecerá con un habitáculo configurado para cinco plazas, al que se sumará la variante de siete plazas a finales de 2023. La versión de pasajeros cuenta con cinco asientos Recaro, mientras la comercial brinda la posibilidad  de decantarse entre dos o cinco plazas. Por lo que respecta al tipo de usuario al que va dirigido el Grenadier cabe  apuntar que su espectro de clientela es amplio y variado. Incluye trabajo y ocio, además de cubrir un buen número de actividades: caza, pesca, hípica, etc., estando también en su punto de mira las grandes corporaciones, los agricultores y, por supuesto, todos los aficionados al mundo del todoterreno, sin dejar en el tintero a los caprichosos.

Los planes de Ineos Automotive contemplan fabricar en la factoría de Hambach (Francia) hasta 35.000 coches al año para todo el mundo. En España la distribución seguirá el modelo de Agencia no genuina, con posibilidad de comprar el vehículo en internet. Hasta el momento hay 15.000 reservas a nivel mundial. La fabricación del Ineos Grenadier dará comienzo el próximo mes de julio, y su precio en el mercado español partirá de 60.000 euros.

Una bonita historia

INEOS es una multinacional petroquímica británica cuya cifra de negocio la posiciona en tercer lugar del ranking de estas empresas. Es nueva en el sector de la automoción como fabricante, pero ni mucho menos ajena al mundo del automóvil. Cuenta con varias áreas de negocio, química, extracción de gas y petróleo, productos de consumo como fármacos, tejidos, pinturas, plásticos, etc. De una de estas áreas surgió INEOS Automotive con la vista puesta en construir un vehículo todoterreno a la antigua usanza inspirado en el clásico Land Rover Defender.

Esta es la empresa, pero detrás siempre tiene que haber un hombre que impulse las ideas. Y este hombre es James Ratcliffe, fundador, CEO y presidente de INEOS, además de un apasionado de los vehículos todoterreno. Todo empezó en 2017. James Ratcliffe estaba reunido con sus amigos en un famoso pub londinense, The Grenadier, siendo el epicentro de la conversación la creación de un vehículo TT totalmente nuevo. Este fue el embrión del proyecto Ineos Grenadier, cuyo concepto pasaba por el desarrollo de un 4x4 de máximo rendimiento, sin concesiones, cimentado en premisas como durabilidad y fiabilidad. Habría de fabricarse con el claro objetivo de durar sin problemas 20 o 30 años.

Al final esta gran gesta está a punto de concluir. Toda una gesta puesto que en tan solo 4 años una empresa de nueva creación ha sido capaz de desarrollar un vehículo de estas características, totalmente nuevo. Eso si, para embarcarse en un proyecto de semejante envergadura echaron mano de socios de primera. Para ingeniería contaron con el saber hacer de empresas como Magna Steyr, BMW para el suministro de motores, ZF para el cambio automático o Bilstein para los componentes de suspensión, mientras el diseño corrió a cargo de Ineos Automotive. Cabe reseñar que el Ineos Grenadier también lleva importantes elementos fabricados en España. El suministro de componentes de acero para la carrocería corre a cargo del Grupo Oran, mientras que Gestamp fabrica el chasis de largueros.

Para por rematar con éxito esta excitante aventura solo quedaba disponer de una fábrica de primer nivel donde producir el Ineos Grenadier. Así fue como en enero de 2021 INEOS Automotive adquirió a Mercedes-Benz la factoría de Hambach, en Francia, donde la marca germana fabricaba el Smart. De esta moderna planta de Hambach saldrán los primeros Ineos Grenadier el próximo mes de julio, con la experiencia acumulada de una meticulosa puesta a punto a cargo de 130 prototipos que recorrieron 1.800.000 km por los parajes más inhóspitos del planeta en las más diversas condiciones climatológicas.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?