Coche eléctrico con la batería agotada
photo_cameraCoche eléctrico con la batería agotada

Motor

Disponible por 115€ para clientes sin contrato

Nuevo servicio para los coches eléctricos que se queden "tirados" en la carretera: Emovili Help

El servicio ofrece una recarga rápida que permite recorrer hasta un máximo de 30 kilómetros

El servicio Emovili Help está dirigido principalmente a clientes de Emovili, pero también a usuarios de vehículos eléctricos en general, dentro de la Comunidad de Madrid, que se queden sin batería y necesiten una recarga para llegar hasta el punto de carga más próximo.

Se trata de un servicio en carretera exclusivo e innovador para conductores y usuarios de coche eléctrico en la CCAA Madrid (dentro del cinturón de la M40, fuera de ella se cobra 0.25€ por Km. que se hayan quedado sin batería en el coche.

El servicio ofrece una recarga que permite recorrer hasta un máximo de 30 kilómetros, para lo cual acude con un vehículo dotado de un sistema de recarga que incorpora una batería de 9 kwh portátil y ecológica (recargada con energías renovables). Mientras se recarga el vehículo, al cliente se le ofrecen servicios adicionales como internet y agua para que pueda aprovechar el tiempo de espera.

Emovili Help será gratuito con asistencia 24/7 para clientes Emovili con contrato de mantenimiento Premium (99€/año);

Aquellos usuarios que no sean clientes de Emovili y quieran disponer del servicio, podrán contratarlo por 115€ por asistencia.

La Comunidad de Madrid es la que más vehículos eléctricos matricula en España. En los seis primeros meses de 2019, en dicha comunidad hay 2.742 turismos, 581 furgonetas, 618 ciclomotores y 1.687 motocicletas matriculados.

Cabe destacar que el servicio de recarga en España no está solucionado y obliga a operadores privados a ofertar este tipo de nuevos servicios. A pesar de los múltiples intentos de incrementar el parque de puntos de recarga, estos son muy escasos y esta limitando el desarrollo de vehículo eléctrico.

Cómo y dónde recargar tu vehículo eléctrico

Sólo hay una manera de recargar un coche eléctrico: enchufándolo a una red eléctrica. La recarga eléctrica puede hacerse en el garaje de casa con una toma convencional o con otra de más potencia o en una plaza de aparcamiento en garajes comunitarios. 

Según el tipo de conector podemos diferenciar tres tipos de recarga:

MODO 2. Con enchufe doméstico y caja de control en el cable. Sólo permite la carga normal de hasta 3,7Kw 16A.

MODO 3. Punto de carga dedicado, con control y protecciones en el mismo punto de carga, Permite tanto la carga normal como la semi-rrápida.

MODO 4. Carga rápida, en corriente continúa hasta 125A y con conectores específicos.

Dependiendo de la velocidad de carga podemos diferenciar entre tres tipos: carga normal (hasta 16A 3,7kw), semirápida (hasta 32A 7,4kw) y rápida (a partir de 32A), dependiendo del voltaje y amperaje del punto de carga. Lo ideal es hacerlo por la noche, cuando la demanda energética es más baja y las tarifas más económicas.

CARGA NORMAL
Habitualmente en Modo 2. Enchufe tradicional y con una caja de control. También puede hacerse en un Modo 3 (punto de carga dedicado).

CARGA SEMI-RRAPIDA
Siempre en Modo 3 (punto de carga dedicado).

CARGA RÁPIDA
O MODO 4, es un punto de carga en corriente continúa que permite la carga de la batería en 20-30 minutos.

La recarga eléctrica puede hacerse en el garaje de casa con una toma convencional o con otra de más potencia. Según el lugar y el destino del punto de carga podemos diferenciar dos tipos de carga:

El tipo de carga en un punto destinado a un vehículo en concreto se le llama Carga Vinculada (por ejemplo la casa o el trabajo) y generalmente son cargas normales o semi rápidas, ya que contamos con el tiempo suficiente para recargar la batería.

Si estás en carretera o por ciudad y tienes oportunidad de cargar el vehículo deberás acudir a uno de los puntos públicos de recarga que hay distribuidos a lo largo de la geografía española. Este tipo de carga se denomina Carga de Oportunidad (por ejemplo en un centro comercial o una electrolinera) y pueden ser de los tres modos.  El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) nos provee de un mapa con la infraestructura disponible.

El futuro seguramente esté en la recarga por inducción, para lo que no se necesitan cables. El coche se estaciona en un punto específico y comienza a cargarse por inducción electromagnética de forma automática. Para el conductor es mucho más cómodo y seguro, puesto que no necesita salir del coche, y así también se reduce el riesgo por robo o vandalismo. Y un paso más hacia el futuro sería la recarga en marcha, aún en fase teórica, que consistiría en crear calles concretas en las que los coches eléctricos pudieran recibir energía en movimiento mientras circulan.

Video de cómo funciona este nuevo servicio

 

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?