motor

Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid Q4. Por la senda de la electrificación

Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid Q4
photo_camera Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid Q4

Con el lanzamiento del Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid Q4 se completa por arriba la gama de este prestigioso SUV compacto. Se trata de un modelo híbrido enchufable (280 CV) capaz de recorrer en modo eléctrico algo más de 60 km, y el único de la gama que dispone de tracción integral Q4. Está disponible desde 51.000 euros.

La gama Alfa Romeo Tonale se cierra con broche de oro con la comercialización del Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid Q4, el modelo tope de gama así como la versión más deportiva gracias a su potencia  de 280 CV y a su sistema de tracción integral Q4. Es un vehículo híbrido enchufable capaz de recorrer en modo eléctrico más de 60 km, con una autonomía total de algo más de 600 km. Como viene siendo habitual, para el lanzamiento se ofrece una Edición Especial con abundante equipamiento que cuesta 51.000 euros, aunque posteriormente la oferta contemple los acabados Ti y Veloce (56.000 euros)

Esta Edición Especial incluye molduras titanio en la carrocería, distintivo en aletas delanteras, el emblema “Tonale” en negro, pedales metálicos, llantas de aleación de 20 pulgadas y pinzas de freno Brembo rojas. En el interior destacan, el climatizador bizona, los asientos delanteros ventilados y calefactados, el sistema de sonido Harman Kardon con 14 altavoces, portón trasero eléctrico, etc. En el área de las ayudas a la conducción incluye sistemas que propician la conducción autónoma nivel 2.

Dentro de la estrategia de la marca italiana, el Tonale Plug-In Hybrid (PHEV) constituye un gran paso delante de cara a alcanzar la ambiciosa meta de tener una gama cero emisiones y totalmente electrificada en 2027. Como muestra palpable y diferenciadora, el legendario emblema de la marca ha evolucionado en este especial modelo con el objeto de evidenciar su condición de vehículo electrificado. Así, en la luna trasera izquierda aparece serigrafiada la tradicional serpiente (Biscione) del escudo de Alfa Romeo, pero ahora sustituye su cabeza por un enchufe para emular el conjunto un cable de conexión que destaca sobre el cristal tintado.

Híbrido enchufable

El sistema propulsor híbrido enchufable del Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid Q4 está compuesto por un motor de gasolina MultiAir turboalimentado de 4 cilindros en línea y 1,3 litros de cilindrada (180 CV). Lleva acoplada una caja de cambios automática de 6 relaciones que proporciona tracción al eje delantero. Este propulsor de combustión trabaja en combinación con un electromotor ubicado en la parte trasera (122 CV) encargado de accionar el tren trasero, desarrollando entre ambos una potencia total de 280 CV. Así pues, cuenta con tracción integral Q4, siendo el único miembro de la familia Tonale que la incorpora. La respuesta del sistema de tracción total e-AWD es instantánea, el motor eléctrico trasero envía todo su potencial inmediatamente al eje posterior a la menor solicitación sobre al acelerador.

La batería de iones de litio de 306 V, con una capacidad de 15,5 kWh, proporciona más de 80 km de autonomía eléctrica en ciclo urbano, mientras en ciclo combinado se queda en algo más de 60 km. Tiene una garantía de 8 años o 150.000 kilómetros. A la hora de la carga,  invierte menos de 2,5 horas en una recarga completa con el cargador de 7,4 kW que incorpora el vehículo. En lo que respecta al consumo de combustible, arroja una cifra de 1,14 l/100 km en ciclo combinado WLTP. Los 280 CV del sistema de propulsión brindan unas convincentes prestaciones que se cifran en 6,2 s en pasar de 0 a 100 km/h, en tanto la velocidad máxima asciende a 206 km/h. Velocidad máxima que en modo eléctrico se queda en unos convincentes 135 km/h.

Para gestionar tanto la tracción Q4 como los controles electrónicos así como la respuesta del motor y transmisión automática, además de modificar la sensibilidad de los mandos, se pone a disposición del conductor un selector de modos de conducción. En modo Dynamic se obtiene el máximo rendimiento del sistema de propulsión. Cuenta con una calibración específica para el acelerador, para la gestión de la transmisión y del control dinámico de estabilidad, en combinación con una respuesta más directa de la dirección. El programa Natural es el más equilibrado, puesto que gestiona automáticamente el funcionamiento del motor de combustión y del motor eléctrico, permitiendo ahorrar energía y combustible sin renunciar a las prestaciones.

Por último, el programa Advance Efficiency propicia la máxima eficiencia energética en el modo eléctrico. Está orientado a los desplazamientos al centro de las ciudades, ya que permite respetar plenamente las limitaciones de tráfico en zonas de bajas emisiones. Con este programa al levantar el pie del acelerador el coche circula a vela (por inercia). Asimismo la nueva función eCoasting Descent Control se activa en los descensos para mantener una velocidad constante de 50 km/h. Por lo que respecta a la función e-Save, que  se activa mediante una tecla situada tras la palanca de cambio, permite recargar o mantener el nivel de carga de la batería estando en funcionamiento el motor de gasolina.

Interior muy cuidado

Una vez dentro del habitáculo se puede comprobar la amplitud del Alfa Romeo Tonale Plug-In Hybrid. Las plazas traseras ofrecen espacio más que suficiente para que puedan viajar con total comodidad dos pasajeros, aunque permitan acoger  a tres sin problemas teniendo en cuenta que el ocupante de la plaza central no viajará con el mismo confort que los de las plazas laterales. Salta a la vista la calidad y el tacto de los materiales, pero sobre todo se pone de manifiesto la fuerza del diseño.

Aunque  el cuadro de instrumentos con la doble visera haga un guiño a los “alfistas”, acaparan mayoritariamente la atención dos grandes pantallas. En lugar de la convencional instrumentación oficia de cuadro de instrumentos una pantalla de 12,3 pulgadas configurable, pudiendo escogerse entre tres presentaciones: Evolved, Relax y Heritage. La segunda pantalla corresponde al sistema multimedia, es táctil de 10,25 pulgadas y se ubica en la parte central del salpicadero, a la altura del cuadro para proporcionar una buena visibilidad. El sistema de climatización se maneja mediante su propio panel de control. Como viene siendo habitual en los Alfa actuales, el botón de arranque y parada del motor se localiza en el volante.

Dinámicamente transmite un tacto de conducción único, muy gratificante, con esa deportividad innata que caracteriza a los modelos de la firma italiana. A la hora de poner a punto el chasis se ha recurrido a tecnologías encaminadas a lograr el mayor placer de conducción con ese tacto de deportividad que nunca puede faltar en un Alfa. La precisión que transmite la dirección, que además es muy directa, recuerda en cierto modo a su hermano mayor, el  Stelvio, en tanto los frenos están firmados por Brembo. Para las suspensiones se ha optado por un esquema McPherson en los dos ejes, e incluyen amortiguadores de dureza regulable. El conductor puede seleccionar entre dos niveles de dureza por medio del botón ubicado en el selector de modos de conducción DNA, obteniéndose un tarado sport con el programa Dynamic, mientras el tarado comfort se reserva para el resto de modos.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable