motor

Citroën C5 Aircross. Más que una renovación

Diseño, confort y versatilidad

Citroën / Copyright William CROZES.
photo_camera Citroën / Copyright William CROZES.
El Citroën C5 Aircross se pone al día por todo lo alto con un frontal de nuevo diseño y un interior rediseñado en el que destaca la nueva pantalla multimedia de 10 pulgadas. La gama C5 Aircross también contempla una reestructuración en las motorizaciones así como mejoras en el equipamiento. Está disponible desde 25.890 euros.

El todocamino compacto Citroën C5 Aircross se lanzó al mercado a finales de 2018, y desde esa fecha se han vendido en el mercado español 26.000 unidades, siendo muy significativo que a finales de 2021 acaparara el 38% de las ventas la versión híbrida enchufable. Si hubiera que destacar los tres puntos más importantes sobre los que se asienta este SUV, bien pudieran ser su original diseño, un supremo confort de marcha y un habitáculo amplio a la par que versátil. Ahora, tras algo más de 3 años de vida comercial, el Citroën C5 Aircross se somete a la preceptiva puesta al día. Pero a diferencia de lo que suele ocurrir en la mayoría de los casos, en los que esta renovación de ecuador de vida se ciñe a pequeños retoques tanto a nivel de carrocería como de interior, el C5 Aircross experimenta cambios de mayor calado como bien patente queda plasmado en el nuevo frontal que luce.

Porque el protagonista de esta actualización del Citroën C5 Aircross es sin lugar a dudas el frontal. Un frontal totalmente nuevo en el que tienen cabida las aristas y las formas planas, en contraposición a las formas redondeadas de su antecesor. Ambos son muy originales, pero quizá el nuevo resulte más elegante por la más convencional distribución de los distintos elementos que lo componen. Todos los componentes del frontal son nuevos, los faros, las luces diurnas, la parrilla y el paragolpes. Presiden la parrilla los dos chevrones de la marca de los que parten unas tiras que tienen continuidad en las luces diurnas, cuyo formato recuerda el de una Y tumbada. Curiosamente estas tiras no son luminosas, sin embargo al llevar insertados una serie de puntos cromados propician cierto efecto luminoso.

En la parte trasera los cambios se reducen a unas ópticas con relieves en la carcasa y distinto diseño interior. Para la carrocería hay disponibles 6 colores, incluyendo el novedoso Azul Eclipse, a los que se suman los paquetes de color que proponen cambiar el color de los marcos de las entrada de aire frontales así como de los Airbump de las puertas delanteras.

Nueva pantalla multimedia

Con una longitud de 4,5 m, el Citroën C5 Aircross se encuadra dentro del segmento de los todocamino compactos o C-SUV.  A este respecto su competencia no es precisamente escasa, está compuesta por una legión de rivales entre los que destacan modelos como el Seat Ateca, el Skoda Karoq, el Kia Sportage, el Hyundai Tucson, el Peugeot 3008, el Ford Kuga, el Opel Grandland o el Renault Kadjar.

Al igual que con el diseño exterior otro tanto ocurre con el interior. Pese a tratarse de una actualización también introduce novedades de peso, pues hay sustanciosos y perceptibles cambios en el salpicadero y consola central. Lo primero que llama poderosamente la atención es la nueva pantalla multimedia de mayor tamaño (10 pulgadas) que ahora ya no va incrustada en el salpicadero sino que sobresale, yendo ligeramente sobreelevada. Por lo que respecta al cuadro de instrumentos sigue siendo digital, a base de una pantalla TFT de 12,3 pulgadas de fácil lectura. Otra de las modificaciones que fácilmente se percibe en la consola central de los modelos dotados con transmisión automática es la sustitución de la palanca de cambios por un pequeño mando selector y unos botones.

3-

El C5 Aircross incorpora de serie los asientos llamados Advanced Comfort, ahora con 15 mm más de relleno, de los que ya su simple apariencia lo dice todo. Son como cómodos butacones que invitan a realizar largos viajes con total confort tanto por estructura como por mullido. Su amplio habitáculo hereda  la típica modularidad de los monovolúmenes. A este respecto la fila trasera de asientos cuenta con tres asientos independientes del mismo tamaño que pueden deslizarse longitudinalmente 15 cm, además de poder reclinar sus respaldos. Se acabó la discriminación para el pasajero que ocupe la plaza central, que ahora viajará con total confort al disponer de un asiento idéntico al de las plazas laterales, beneficiándose por añadidura de un túnel central poco intrusivo. Con un volumen total de 580 l (con los asientos desplazados hasta su tope trasero), el maletero se erige en todo un referente dentro de su categoría. En caso de deslizarlos totalmente hacia delante, el volumen se estira hasta los 720 l.

Gama reestructurada    

La nueva gama Citroën C5 Aircross se articula en torno a cuatro niveles de equipamiento: Feel, Feel Pack, C Series y Shine Pack. Desde el nivel de acceso, el Feel, el equipamiento de serie incluye elementos como, los faros y las luces diurnas de led, los pilotos traseros de led, el climatizador bizona, el cuadro de instrumentos con pantalla de 12,3 pulgadas, tres asientos traseros independientes,  el freno de estacionamiento eléctrico o las llantas de aleación de 18 pulgadas.

En el apartado de las motorizaciones se oferta una de gasolina, otra diésel y una tercera híbrida enchufable. Los clientes que se decanten por la gasolina tienen a su disposición un motor tricilíndrico de la familia PureTech con 1,2 litros de cilindrada (130 CV), mientras los que se inclinen por la opción diésel disponen de un motor de 4 cilindros en línea con 1,5 litros de cilindrada (130 CV). Ambas llevan asociado un cambio manual de 6 velocidades y la tracción es a las ruedas delanteras,  aunque en opción pueden recibir el cambio automático de convertidor de 8 relaciones.

Corona la gama el modelo híbrido enchufable, el C5 Aircross Hybrid. Disponible desde 42.460 euros, tiene una autonomía eléctrica de 55 km que le permite alcanzar en modo eléctrico hasta 135 km/h.  Su sistema de propulsión consta de un motor de gasolina de 4 cilindros con 1,6 litros de cilindrada que desarrolla 180 CV, mientras el motor eléctrico suministra 109 CV. Entre ambos propulsores proporcionan una potencia combinada de 225 CV. La batería de iones de litio firma una capacidad de 13,2 kWh. Este modelo electrificado se vende solo con tracción a las ruedas delanteras y un cambio automático de 8 relaciones.                 

CITROËN AMI BUGGY CONCEPT

Aprovechando la presentación estática a la prensa del Citroën C5 Aircross la marca francesa también mostró un simpático coche concepto, el Citroën Ami Buggy Concept. Desarrollado sobre la base del vehículo eléctrico Citroën Ami, constituye una simpática propuesta completamente lúdica para llevar la movilidad eléctrica tanto por asfalto como por caminos. Es la faceta más aventurera del Ami. Las puertas desaparecen, pudiendo ser sustituidas por unas telas impermeables y transparentes al estilo del entrañable Citroën Mehari. Por otro lado, sus ruedas de tacos invitan a salir fuera de la carretera. En su diseño destacan los paragolpes, los protectores de los faros o las aletas laterales ensanchadas, que junto con las protecciones tubulares bajo las puertas proporcionan una imagen de robustez al conjunto. Su faceta aventurera se complementa con la adopción de una baca y de una rueda de repuesto en el techo, donde asimismo se ubica una barra de iluminación led.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable