Otros

¿Cómo aumentar el éxito en las técnicas de reproducción asistida?

Cuyo objetivo es solucionar problemas de infertilidad y lograr la gestación

Reproducción asistida.
photo_camera Reproducción asistida.

Las técnicas de reproducción asistida (TRA) engloban el conjunto de tratamientos cuyo objetivo es solucionar problemas de infertilidad y lograr la gestación. Existen diferentes métodos para llevar a cabo este proceso y no hay uno en concreto que sea válido para todos los tipos de infertilidad, pero el éxito de la gran mayoría radica en la estimulación ovárica.

Cualquier procedimiento de reproducción asistida requiere de una serie de pasos y métodos que comienzan por verificar la fertilidad de ambos progenitores y un seguimiento de la ovulación, para a posteriori evaluar la viabilidad y escoger el momento oportuno para ponerlo en práctica. De ser inviable hay que recurrir a bancos de esperma o a la ovodonación.

¿Qué es la estimulación ovárica?

Este proceso consiste en simular el ciclo menstrual femenino a gran escala. Por regla general durante la fase folicular los ovarios de una mujer fértil crean cada uno y en meses alternos un único óvulo fértil por ciclo menstrual. Con la estimulación se consigue que lo hagan ambos ovarios a la vez y así incrementar en más de uno el número de óvulos fecundables

Esto se consigue con el uso de diferentes medicamentos aplicables en función de cada mujer y de sus ciclos menstruales. No son tratamientos del tipo “ciencia exacta” por tanto, la duración y el éxito del proceso depende de la respuesta de cada persona a ellos. 

En función del tipo de TRA que se vaya a emplear para conseguir el embarazo será necesario una mayor o menor estimulación ovárica. Por ejemplo, en el caso de la inseminación artificial se tratará de conseguir uno o dos óvulos fértiles, en cambio, en el caso de una fecundación in vitro siempre se intentarán conseguir más. 

Para conseguir esto se usan diferentes tipos de hormonas y en cantidades variables siguiendo siempre unos protocolos estandarizados más o menos largos, aunque en algunos casos, debido a la edad o a determinados problemas de salud, tienen que ser modificados hasta llegar a ser completamente personalizados.

De estas hormonas depende el que los ovarios trabajen con mayor o menor intensidad y se consigan el número de óvulos necesarios para pasar al proceso de fecundación.

En ocasiones los ovarios no responden al tratamiento hormonal y no es posible la extracción de óvulos en condiciones óptimas y, por tanto, hay que comenzar de nuevo el proceso de estimulación.

La actitud positiva de la madre es muy importante a la hora de utilizar esta técnica, ya que, aunque a veces falle y en ocasiones pueda resultar algo molesta debido a las alteraciones hormonales y a las pruebas que debe realizarse es la mejor forma de conseguir lo que anhela.

 

Esta rama de la medicina relacionada de manera íntima con la vida y resulta muy atractiva para los profesionales de la salud. Pero hay que tener siempre presente que es un ámbito complejo, muy estricto en cuanto a conocimientos y que avanza a la velocidad de la luz con lo cual es muy valioso tener una formación sólida, continua y puntera para poder ejercerla.

Películas, series y documentales de estreno en Netflix España en Junio de 2022

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?