Política

Dimisión de Esperanza Aguirre: su marido, madre, hijos y hermanos le pidieron hace un año que abandonara. La salud era uno de sus argumentos

La dimisión de Esperanza Aguirre fue una auténtica sorpresa para la práctica totalidad de su Gobierno, así como para los principales dirigentes del PP. Tanto en la Comunidad de Madrid, como en Génova, muy pocos sabían que abandonaba la primera línea política. Se enteraron por la prensa. Se trata de una decisión muy meditada e impulsada por su familia.

Le llevaban insistiendo tiempo. “Tienes que dejarlo”. Los familiares directos de Esperanza Aguirre han jugado un papel decisivo en la dimisión de la presidenta de Madrid. Según fuentes de su más absoluta confianza a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, su madre, su marido, sus hijos y sus siete hermanos han acabado por convencer a Aguirre que es el momento oportuno para decir adiós a la política.

Le repetían una y otra vez que “ya tiene una edad”, afirman las mismas fuentes. Y le recomendaban que debería bajar la intensidad de su agenda: los asuntos de la Comunidad, el PP regional y, además, nunca ha eludido opinar y participar en la política nacional, explican en su entorno.

La familia de Aguirre también le llevaba tiempo recordando que su salud requiere cada vez una mayor atención. La presidenta goza, en este momento, de un buen estado de salud. Únicamente debe tomar la medicación prescrita y someterse a revisiones periódicas: la próxima será el día 25. Pero le recomendaban una y otra vez que prestara más tiempo a cuidarse. Al final ha cedido.

Para Aguirre, la atención a su familia es “lo más importante”. Sus más estrechos colaboradores reconocen que, a partir de ahora, su prioridad serán sus nietos. Ya cuando nació a su nieta, reconoce una persona de su equipo, la presidenta se centró en pasar el mayor tiempo posible con ella. Añade que este verano ha sido “muy light” en la Comunidad en comparación a otros, ya que ha dedicado más horas a estar con los suyos.

Decisión meditada

La dimisión no es fruto de una decisión improvisada. Llevaba años sopesando y dándole vueltas a la idea. La primera vez que habló con su equipo de la posibilidad de dejar la política fue hace algo más de un año, antes de presentarse como candidata a las últimas autonómicas. Entonces decidió continuar.

Nada más ser reelegida recibió una suculenta oferta: incorporarse a Vocento en calidad de presidentaleer noticia-. Ella respondió que no le disgustaba esa idea. También reconoció que no tenía más recorrido en política y que, en ocasiones, se “aburría soberanamente”.

La mayoría de su equipo de Gobierno y de dirigentes del PP se enteraron por la prensa de su dimisión. En la Comunidad de Madrid solo lo sabían tres personas: el vicepresidente, su histórico jefe de gabinete Regino García-Badell, y su directora de comunicación Isabel Gallego.

Lucía Figar, por ejemplo, se enteró en el momento en el que Esperanza Aguirre lo anunció públicamente.

Su sucesión

El trámite que se seguirá a partir de ahora para nombrar a Ignacio González presidente de la Comunidad en funciones es el siguiente: Aguirre se lo comunicará al presidente de la Asamblea, que hará lo propio con el rey y el Gobierno. Su cese se publicará entonces en el boletín oficial autonómico y en el BOE. Está previsto que González presida el consejo de Gobierno del próximo jueves en la sede de la Comunidad.

El actual vicepresidente está considerado en la dirección del PP nacional como un disidente de Mariano Rajoy. En el Congreso de Valencia ya expresó su oposición al actual líder del partido, pero no hubo candidatura de Esperanza Aguirre. En cualquier caso, queda la duda de saber si Aguirre ha pactado con Rajoy el nombre de su sucesor al frente del partido el Madrid en la reunión que ambos mantuvieron en Moncloa.

Continuará al frente del PP de Madrid

La dimisión de Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad de Madrid no supondrá, al menos a corto plazo, su salida de la dirección del PP a nivel regional.

Fuentes bien situadas en el Partido Popular de Madrid explican que la ya ex dirigente autonómica “sólo le ha comunicado a Rajoy su salida del Ejecutivo y de la Asamblea, por lo que continuará ejerciendo su labor como presidenta del partido en Madrid hasta que ella decida”.

Desde el PP madrileño recuerdan que “su cargo al frente del partido no conlleva una agenda tan apretada como la que tenía como presidenta de la Comunidad, por lo que seguirá ejerciendo esa responsabilidad, manteniendo su despacho en la sede de la calle Génova y realizando, incluso, alguna que otra rueda de prensa”.

La estructura del partido se mantendrá vigente

Los dirigentes del PP de Madrid consultados ECD añaden, además, que la decisión de Esperanza Aguirre no alterará de ningún modo el actual organigrama del partido.

En este sentido, aseguran que el presidente en funciones de la Comunidad, Ignacio González, “mantendrá su cargo como Secretario General del partido, ya que es compatible con su nueva responsabilidad”.

Además, “no está prevista la celebración de un congreso regional extraordinario para cambiar la ejecutiva, ya que el último se llevó a cabo el pasado mes de marzo y el actual equipo tan sólo lleva seis meses trabajando”.

Aluvión de llamadas de afiliados y simpatizantes

Desde la sede del PP en la calle Génova aseguran a este diario que el anuncio de dimisión de Esperanza Aguirre provocó que durante toda la tarde de ayer se produjera “un gran número de llamadas de afiliados y simpatizantes queriendo saber por qué la presidenta había tomado esa decisión y sobre el futuro del partido”.

Además, el propio equipo de la ex dirigente autonómica “ha recibido llamadas y mensajes de agradecimiento por parte de compañeros de partido y de alcaldes de la Comunidad, que han reconocido el trabajo de Aguirre durante estos años”.

La lava sigue emergiendo del volcán un mes después

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes